jueves. 17.10.2019 |
El tiempo
jueves. 17.10.2019
El tiempo

El Hospital Montecelo atiende al menos a un paciente con ictus al día

Pais, Ortigueira y Suárez, este viernes, en el Provincial
Pais, Ortigueira y Suárez, este viernes, en el Provincial
Un total de 69 pontevedreses perdieron la vida en 2015 por esta causa. El 40% de los afectados sufre secuelas graves

El equipo médico del Complexo Hospitalario universitario de Pontevedra (CHOP) se enfrenta cada día a un mínimo de un paciente que ha sufrido un accidente cerebrovascular, también conocido como ictus, cuyo Día Mundial se celebra este sábado. Su elevada incidencia hace que sea una dolencia bastante conocida entre la sociedad pontevedresa; el problema es que todavía se sigue reaccionando mal y tarde ante este tipo de incidentes. Lo describe muy bien la neuróloga del CHOP Paula Suárez: "Cuando una persona siente dolor en el pecho se desplaza rápidamente al hospital por temor a estar sufriendo un ataque en el corazón. En cambio, cuando presenta síntomas de un ictus no existe esa capacidad de reacción y muchos llegan tarde".

Para enmendar esta situación, el Sergas ha impulsado un plan de asistencia sanitaria especializado en el ictus que, entre otras cosas, informa sobre los síntomas más frecuentes y los pasos a seguir. "En estos casos el tiempo no es solo oro, sino cerebro y vida", señaló este viernes el Director de Procesos Asistenciais da Estrutura de Xestión Integrada de Pontevedra e O Salnés, José Antonio Ortigueira Espinosa.

El protocolo, que ya ha sido implantado en el CHOP, pretende garantizar que todos los afectados tengan la posibilidad de acceder al mejor tratamiento posible con independencia de su lugar de residencia. Para ello, en los "hospitales básicos", como el de O Salnés, se ha habilitado un sistema de teleconferencia para que el equipo médico pueda contactar con uno de los tres centros de atención del ictus que hay en Galicia (en Vigo, Santiago de Compostela y A Coruña). En los hospitales intermedios, como es el caso del de Pontevedra, interviene un equipo especializado en ictus que ya está autorizado para realizar la fibrinolisis, el tratamiento intravenoso al que se suele recurrir en estos casos. Únicamente si se considera que el enfermo es candidato a recibir una terapia compleja, se traslada a Vigo donde hay un centro de atención al ictus.

AFECTADOS. La gravedad y el número de afectados justifican sobradamente el operativo. Solo en el CHOP se atendieron en los últimos tres años 1.385 casos de ictus. En 2015 fueron contabilizados 483, de los que 77 fueron ictus hemorrágicos (provocados por un derrame o hemorragia cerebral) y 338 ictus isquémicos (derivados de un taponamiento que impide que la sangre llegue al cerebro). Otros 68 fueron accidentes transitorios isquémicos, en los que la sangre dejó de fluir durante un breve período de tiempo.

El porcentaje de mortalidad descendió en los últimos tres años algo más de tres puntos. Aun así, 69 pontevedreses murieron el año pasado por esta causa (el 14,3%) y el índice de afectados que sufren secuelas graves sigue siendo muy elevado, "del 40%". Dicho porcentaje incluye trastornos importantes en el habla, la movilidad o el conocimiento, con todo lo que ello implica a nivel laboral, personal y familiar. No solo tiene un coste sanitario "muy alto", "el coste social también es elevado", señaló el jefe de la Unidad de Coidados Intensivos, Antonio Pais. Otro dato que pone de relieve la trascendencia de la enfermedad es que el 47% de los ingresos en Neuroloxía son por ictus, "la primera causa de mortalidad en las mujeres, la segunda en hombres y la dolencia que provoca más discapacidad en adultos".

El Hospital Montecelo atiende al menos a un paciente con ictus al día
Comentarios