El líder de la macroestafa de coches creó en 2009 una trama para robar maquinaria en Pontevedra

La banda sustraía las máquinas en las obras públicas y estaba formada por otras ocho personas, entre las que se encontraba un vecino de Sanxenxo que también fue detenido el pasado miércoles
Las dos excavadoras interceptadas en el puerto de Cádiz en 2009 que tenían como destino Portugal.
photo_camera Las dos excavadoras interceptadas en el puerto de Cádiz en 2009 que tenían como destino Portugal.

El súbdito marroquí A.A., detenido el pasado miércoles en Bélgica por liderar una macroestafa internacional de coches de lujo, es todo un experto en el robo y posterior reventa en el mercado negro de todo tipo de vehículos. Antes de derivar su ‘negocio’ hacia la gama alta de las marcas más cotizadas había puesto sus ojos en las excavadoras y los camiones, y formó una banda especializada en sustraer esta maquinaria en las obras públicas.

Ambos entramados tenían algunos elementos en común, como el destino de los vehículos (Norte de África) y el medio en que eran transportados (vía marítima, dentro de contenedores).

La investigación había comenzado en febrero de 2009, cuando la Guardia Civil detectó dos bandas organizadas dedicadas al robo de vehículos y maquinaria de obra pesada que se compenetraban entre sí, con una perfecta coordinación entre sus miembros.

Su ‘modus operandi’ estaba bien definido: parte de los delincuentes tenían la misión de localizar, robar y ocultar la maquinaria, generalmente en el monte, para que después, al cabo de unos días, otros compinches se encargasen de falsificar sus elementos identificativos (como el número de bastidor) y transportarla de noche hasta un puerto español o portugués, donde era embarcada con destino a Marruecos, aunque en ocasiones también acababa en países del Este de Europa, previo paso por Francia.

Ambas redes delictivas tenían en común el destino de los vehículos (Norte de África) y el transporte (en contenedores, por mar)

Los agentes consiguieron interceptar dos excavadoras cuando iban a ser embarcadas en Cádiz hacia el país magrebí. Al día siguiente localizaron en la AP-9, a la altura de O Porriño, un camión con matrícula italiana conducido por el vecino de Sanxenxo G.C.V., que entonces tenía 36 años, que también ha sido detenido en la operación llevada a cabo esta semana por la Guardia Civil y la Europol. El sospechoso transportaba una retroexcavadora robada el día anterior en Vilalonga.

Al mismo tiempo, fueron arrestadas en O Porriño los considerados cabecillas de la trama: los súbditos marroquíes A.H., de 37 años, y A.A., de 38, quien siete años después volvería a dirigir otra red internacional de robo de vehículos, en esta ocasión, coches de lujo.

Con la documentación obtenida en las viviendas de los sospechosos, la Guardia Civil pudo localizar y detener en Salamanca a dos miembros de la banda, que realizaban un transporte de una máquina robada desde Portugal.

Días después, fueron arrestados en A Lama y en Ponteareas dos integrantes más del grupo, relacionados con una empresa de transporte de mercancías por carretera, que se encargaban de introducir en el país luso las excavadoras robadas en España.

El resto de la banda fue detenido en A Coruña (dos integrantes) y en Portugal, donde estaban afincdos tres empresarios. La operación permitió esclarecer 15 robos en la provincia de Pontevedra.

Comentarios