viernes. 21.01.2022 |
El tiempo
viernes. 21.01.2022
El tiempo

El mercado laboral de Pontevedra registra una leve mejoría en el primer semestre del año

Dos operarios durante la ejecución de unos trabajos de mejora en el centro
Dos operarios durante la ejecución de unos trabajos de mejora en el centro
El paro bajó un 6% respecto al año pasado y las contrataciones aumentaron en un 16,7%, aunque cada vez hay más empleos temporales. La mitad de los parados son de larga duración

Aunque la Encuesta de Población Activa (EPA) acaba de situar a Pontevedra como la gran ciudad gallega con mayor tasa de paro (del 26,1%), las cifras oficiales que maneja el Instituto Galego de Estadística (IGE) arrojan un panorama bastante más alentador que bien puede ser interpretado como una leve recuperación del mercado laboral.

Así se desprende de los datos del primer semestre del año que, comparados a los de 2014, dejan al descubierto un repunte de contrataciones y una significante bajada en el número de número de parados registrados en el municipio capitalino. Este último colectivo registró un descenso del 6%, pasando de los 51.554 desempleados contabilizados entre enero y junio de 2014 a los 48.411 cuantificados durante el mismo período de este año 2015.

El descenso fue general en todos los sectores económicos, aunque destacaron dos: la construcción, donde el paro cayó un 15%, y la agricultura y pesca, donde la bajada fue del 13,3%. El sector servicios, pilar básico de la economía local, también registró una caída del desempleo, pero mucho menos relevante y correspondiente al -4%. Quizás por este motivo se sigue manteniendo la regla de que seis de cada diez desocupados pertenecen a esta área económica, a la que están adheridos negocios tan trascendentes en la ciudad, como los del comercio y la hostelería.

AUTÓNOMOS. La mejora del índice del desempleo va acompañado de una subida del 1,7% en el número de afiliaciones al régimen de la Seguridad Social. En este caso el último dato publicado se refiere al primer trimestre del año (concretamente al mes de marzo), pero sirve para reforzar la lectura más optimista de las estadísticas.

De todas las categorías, la que registró un mayor incremento fue la de autónomos, que pasó de reunir 4.986 altas a las 5.156. El régimen general también vio aumentado el número de cotizantes, pero no así el régimen del mar y del hogar, que sufrieron un total de doce bajas.

Respecto al número de contrataciones, el municipio presenció en el primer semestre de 2015 la firma de un 16,7% más de contratos (12.075 en total frente a los 10.349 de 2014). Por sectores, la agricultura y pesca volvió a liderar el ranking de áreas económicas creadoras de empleo (con un 27% de las contrataciones), seguida de la industria (23%), los servicios (16%) y la construcción (13,4%)

La única pega (no por ello menos importante) es que esta generación de empleo va pareja del crecimiento de la temporalidad, hasta tal punto que nueve de cada diez trabajos que están siendo suscritos en el municipio son por un tiempo limitado.

Basta examinar los datos de junio de 2015 para comprobar que de los 2.765 contratos suscritos, el 89,4% fueron con carácter temporal y solo el 7,8% lo hicieron con carácter indefinido. Un año antes, en junio de 2014, la contratación temporal estaba cuatro puntos por debajo (85,6%) y la indefinida dos puntos por encima (9,16%).

Además, la contratación temporal parcial, la categoría más parecida a los ‘mini jobs’ de las que hay en el mercado laboral nacional, abarca el 36% de los trabajos de nueva creación con todo lo que ello supone a nivel de inestabilidad y retribuciones (con las que se hace difícil llegar a final de mes). Hace un año había más trabajos con estas condiciones, pero bastantes menos contrataciones temporales a jornada completa, por lo que en este caso la comparación arroja un saldo negativo.

LARGA DURACIÓN. Donde apenas se atisban cambios es en el tiempo de duración de las demandas de empleo. Tanto en el primer semestre de 2014 como en el de 2015, el 47% de los desocupados aparecieron en los listados como parados de larga duración, superando el año de espera por una nueva ocupación.

Del mismo modo, se mantuvo casi intacto el número de personas sin empleo anterior, esto es, de demandantes que todavía no han tenido la oportunidad de estrenarse en el mercado laboral. Según el recuento de junio de este año, se encuentran en esta situación 680 pontevedreses.

El mercado laboral de Pontevedra registra una leve mejoría en el...
Comentarios