domingo. 13.06.2021 |
El tiempo
domingo. 13.06.2021
El tiempo

Una reforma que nació en el colegio

Los alumnos, el curso pasado, durante la realización de las propuestas para su entorno más próximo
Los alumnos, el curso pasado, durante la realización de las propuestas para su entorno más próximo
Los alumnos de 5º de Primaria del CEIP Barcelos repasan cómo diseñaron la peatonalización de la plaza ► Entre sus peticiones para el espacio está más vegetación, una buena limpieza, una pista de trompos y que funcione el kiosko

Sorprendidos, halagados y agradecidos. Este es el resumen de los sentimientos de los alumnos de 5º de Primaria del CEIP Barcelos después de conocer que el Concello de Pontevedra pondrá en marcha la peatonalización de una parte de la plaza de Barcelos. Lo describen como "un sueño cumplido, hecho realidad", sobre todo teniendo en cuenta que ellos han sido los promotores de una idea que "no pensamos que se fuese a hacer", dice Jose, "pero nos escucharon".

Después de que el concejal de Obras Urbanas, Luís Bará, presentase el proyecto que el Concello tiene previsto para la plaza y que entre los documentos que portaba estuviese el plano que habían elaborado los alumnos, la ilusión de los chavales fue máxima. La falta de un patio para jugar en el recreo fue la causa por la que decidieron realizar una propuesta de peatonalización de la parte de la plaza de Barcelos más cercana al centro educativo. "Nuestro patio es muy pequeño y así tendremos más espacio para jugar", comenta Shahrear. Lo hicieron con una actividad de la empresa pontevedresa de gestión cultural Taller Abierto, cuyas tres responsables trabajaron mano a mano con los docentes del centro y animaron a los chavales a proponer múltiples ideas para mejorar la plaza.

Candela: "Ás horas de entrada e saída hai moita xente e os coches son moi perigosos, por iso propuxemos facela peonil"

LAS NECESIDADES. María Alejandra es una de las alumnas que mejor resume la situación que están viviendo. "Cuando vinieron África y Marta (de Taller Abierto) nos dijeron que querían saber lo que nos gustaría hacer si el parque fuese nuestro. Lo hicimos, pero no le dimos importancia, porque pensamos que se iba a quedar en una maqueta". Pero finalmente no será así. Estos chavales podrán contar a sus nietos, llenos de orgullo, que ellos fueron quienes promovieron la peatonalización de la plaza de Barcelos y que, además, sus ideas se tuvieron muy en cuenta. Tanto es así que Pedro comenta que "lo que van a hacer es unir la acera de salida del cole con la zona de la plaza. Y no van a pasar coches".

"Cuando llueve es un lío", dice Alejandro, mientras Anxo recuerda que "estamos muy apretados" y Lara apunta que "somos 400 niños y en el recreo estamos apelotonados". No tienen un patio grande en el que poder echar un partido o, simplemente, correr al libre albedrío. Y es que lo que más echan en falta los alumnos de este colegio es un campo de fútbol y una cancha de baloncesto. Puestos a pedir, también consideran que "una pista para correr" les vendría genial, como tampoco les sobraría "un patio cubierto", apunta Adrián. Pero se conforman con un par de porterías frente al colegio.

Pablo: "O aparcadoiro para bicis e patinetes foi idea miña. Así é máis doado para aparcar se vimos en bici ao cole"

Leo propone crear en la plaza de Barcelos una pista de trompos y a Alejandro y a otros compañeros también les gustaría que volviese a funcionar el kiosko. Miriam pide una zona de relajación para los mayores y Leila una cama elástica en la zona de hierba. Otras peticiones generales fueron la necesidad de dar una limpieza a fondo al parque y también a la fuente, plantar más flores, renovar los columpios de la plaza y hacer zonas de juegos diferenciadas por edades. Daniela considera que sería interesante poner en marcha una huerta en la que los alumnos del cole de Barcelos pudiesen sembrar, cuidar y recolectar y también que se debería promover que los animales se acercasen más a la plaza, pero con un espacio propio.

A todas estas propuestas se unieron otras muchas más descabelladas, como pistas de karts, toboganes, parques acuáticos... Pero de una tormenta de ideas infantil siempre salen cuestiones muy interesantes que los políticos deben tener en cuenta y valorar para poner en marcha. En Pontevedra ha sucedido. Bará felicitó a los niños por su gran idea. Y ellos al concejal por llevarla a cabo.

Una reforma que nació en el colegio
Comentarios
ç