miércoles. 21.08.2019 |
El tiempo
miércoles. 21.08.2019
El tiempo

El tamaño de algunas mesas provoca quejas en las oposiciones

Una de las mesas en el IES Sánchez Cantón
Una de las mesas en el IES Sánchez Cantón
3.105 opositores iniciaron en Pontevedra los exámenes para las plazas ofertadas por la Consellería de Educación. Varios aspirantes criticaron que los pupitres del Sánchez Cantón y A Xunqueira I eran muy pequeños

Alrededor de 14.450 aspirantes comenzaron ayer en Galicia los exámenes convocados este año por la Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria para cubrir 1.043 plazas de los cuerpos de profesores y maestros de la comunidad autónoma. Las pruebas comenzaron por la mañana en las siete grandes ciudades y, en el caso de Pontevedra, los opositores se repartieron por varios edificios.

En total, la capital del Lérez acogió a 3.105 aspirantes a docentes, de los que 2.054 estaban matriculados para realizar los exámenes con el fin de convertirse en profesores de Educación Secundaria. De ese grupo, 761 acudieron al IES Luís Seoane y al IES Sánchez Cantón para hacer las pruebas para futuros docentes de Lengua Castellana y Literatura; 719 fueron al IES A Xunqueira II y al IES Frei Martín Sarmiento para las pruebas de profesor de Matemáticas; 121 se examinaron en el IES Torrente Ballester para optar a las plazas de profesor de Asesoría e Procesos de Imaxe Persoal; 280 lo hicieron en el CIFP Carlos Oroza para las plazas de Hostalaría e Turismo y 173 en el CIFP A Xunqueira para profesor de Equipos electrónicos.

En el caso de los aspirantes a maestros de Educación Infantil, las pruebas se desarrollaron en la Facultade de Ciencias Sociais e da Comunicación, donde se dieron cita 362 opositores. Asimismo, en el IES Valle Inclán se examinaron 93 candidatos para las plazas de Educación Física y otros 117 para convertirse en docente de Inglés; en el CEP Campolongo tuvieron lugar las pruebas para los aspirantes a docentes de Música, con 121 incritos, y en la EPA Río Lérez se concentraron 98 opositores para las plazas de profesor de Educación Especial: Pedagoxía Terapéutica.

En lo que respecta a Primaria, estaban inscritos 260 opositores que pusieron a prueba sus conocimientos en el IES A Xunqueira I. Los primeros ejercicios comenzaron a las once de la mañana, los aspirantes tuvieron que presentarse en los lugares indicados por cada tribunal a las nueve para el proceso de identificación.

Algunos aspirantes que se examinaron en el IES Sánchez Cantón y en A Xunqueira I se quejaron por el tamaño de las mesas, pues, según indicaron, en realidad eran sillas con pala "con un tamaño muy pequeño y que resultaba muy incómodo para escribir y provocaba dolor de espalda, lo que causó que no tuviésemos las mismas condiciones que los que dispusieron de una mesa amplia", explicó una de las opositoras, que no quiso dar su nombre. Los aspirantes criticaron la falta de espacio y el excesivo calor de las aulas que les dejó en inferioridad de condiciones.

INFANTIL. Al margen de esas críticas, la jornada transcurrió de forma tranquila. María fue una de las personas que se presentaron a los exámenes para tratar de conseguir una de las plazas de maestro de Infantil en Ciencias Sociais y, según explicó tras concluir el primer ejercicio, "para muchos de nosotros esto es como una prueba de resistencia". Tal y como aclaró, "el examen inicial consistió en dar respuesta a cinco preguntas" y, por la tarde, tuvo lugar la segunda parte: el desarrollo de un tema. "De los 25 posibles, sacas dos al azar y de esos eliges uno y lo expones", aclaró.

Los que superen esta primera mitad tendrán que enfrentarse al siguiente reto que, según explicó Lorena, otra de las candidatas, consiste en "elaborar un programa completo de un curso escolar formado por 15 unidades didácticas y, de esas 15, defender una ante el tribunal".

Aunque muchos llegarán a esa segunda parte, otros se quedarán en el camino. Sofía explicaba ayer que, probablemente, ese sea su caso: "Terminé la carrera el año pasado y es la primera vez que me presento y, la verdad, no me salió muy bien, pero al menos me ha servido para familiarizarme con estos procesos. Aunque no consiga una plaza ahora, mi sueño es ser profesora y sé que antes o después lo voy a conseguir".

El tamaño de algunas mesas provoca quejas en las oposiciones
Comentarios