Las sofocantes temperaturas ponen Pontevedra en alerta

El aviso naranja afecta también a la de Ourense ► Es amarillo en el interior de A Coruña y la montaña de Lugo ► La Boa Vila alcanzó este domingo los 36 grados

La playa fluvial de Pontevedra este domingo. BEATRIZ CÍSCAR
photo_camera La playa fluvial de Pontevedra este domingo. BEATRIZ CÍSCAR

Las elevadas temperaturas con las que buena parte de Galicia está despidiendo el mes de julio —y con las que también recibirá agosto— han llevado a la Xunta a activar este domingo la alerta naranja por calor en las provincias de Pontevedra y Ourense. También ha establecido un aviso amarillo en el interior de A Coruña y en la montaña de Lugo.

En el caso de Pontevedra la alerta se mantendrá durante dos días, con la previsión de que el episodio remita el martes. En Ourense la alerta estará en vigor tres días, hasta el miércoles. 

Este domingo los termómetros han vuelto a superar la barrera de los 40 grados en algunos puntos de Ourense, con Leiro y sus 41,6 a la cabeza. En la provincia de Pontevedra Salvaterra se ha quedado cerca con 39,2, en un día que ya se anunciaba tórrido y que ha elevado el mercurio hasta los 36,1 grados en la capital provincial (en la estación meteorológica de Campolongo). También se han superado los 36 en Sanxenxo, O Grove, Cotobade, Ribadumia, Caldas o Meis, donde se han alcanzado los 37,8. 

De cara a este lunes, las previsiones de Meteogalicia apuntan a que Galicia comenzará agosto con influencia anticiclónica, con la que Pontevedra alcanzará los 35 grados, Vigo los 34 y Ourense los 39.

Estas son las zonas en nivel 1

Mientras que la alerta naranja afecta a todo el territorio de Pontevedra y Ourense, la amarilla se aplica a parte de A Coruña y de Lugo.

En A Coruña, los municipios afectados son Ames, Aranga, Arzúa A Baña,Boimorto, Boqueixón, Brión, A Capela, Coirós, Curtis, Frades, Irixoa,Melide, Mesía, Monfero, Negreira, Ordes, Oroso, O Pino, As Pontes deGarcía Rodríguez, Santa Comba, Santiago de Compostela, Santiso,Sobrado, As Somozas, Teo, Toques, Tordoia, Touro, Trazo, Val do Dubra,Vedra y Vilasantar. 

En Lugo permanecerán tres días en alerta —que se espera que remita el miércoles— Baleira, Baralla, Becerreá, Cervantes, Folgoso do Courel, A Fonsagrada, O Incio, Navia de Suarna, Negueira de Muñiz, As Nogais, Pedrafita do Cebreiro, Ribeira de Piquín, Samos y Triacastela. 

Previsiones y recomendaciones

Según explica MeteoGalicia, la presencia continuada de una masa de aire cálido sobre la Península, con origen en el norte del continente africano, junto al bloqueo que ejercen las altas presiones estacionarias que se extienden desde las Azores hasta el noroeste de Galicia, provocan un calentamiento del aire. Una situación que trae temperaturas muy elevadas, especialmente en la mitad sur de la comunidad.

El martes comenzará a debilitarse la barrera anticiclónica, por lo que no se descarta la progresiva entrada de aire algo más húmedo que favorecerá la formación de nieblas en el litoral de Pontevedra, así como un leve descenso de las temperaturas en todas las áreas. 

Ante esta situación, Sanidade recomienda beber más líquidos de lo habitual, evitar ingerir bebidas calientes, alcohólicas, café, té y otras muy azucaradas, usar ropa de tejidos naturales, ligera y holgada y con colores claros, sombreros, gafas de sol y cremas protectoras del sol. 

En el exterior de los edificios se deben evitar, en la medida de lo posible, las actividades en las horas más calurosas y reducir la actividad física. Cuando se estacione el coche no se deben dejar en el interior ni a niños ni a personas mayores, tampoco a animales de compañía.