El emblemático Carabela prepara su reapertura

Una nueva gerencia tomará las riendas del negocio, que se inauguró en 1946 y que cerró en pandemia, antes de entrar en quiebra ▶ Los obreros apuran el desmontaje del interior del antiguo establecimiento hostelero de la Praza da Estrela, que custodió el valioso mural de Conde Corbal
Exterior del antiguo café-bar Carabela. RAFA FARIÑA
photo_camera Exterior del antiguo café-bar Carabela. RAFA FARIÑA

La vida se abre paso en el Carabela. El emblemático café-bar pontevedrés, situado en el número uno de la Praza da Estrela, prepara su reapertura. Y lo hace con una nueva gerencia, que tomará las riendas del negocio que puso en marcha la familia Alvariño hace casi ocho décadas.

Los obreros apuran el desmontaje del interior del antiguo establecimiento, que cerró sus puertas durante la pandemia del coronavirus, antes de que entrara en quiebra. La propiedad solicitó concurso voluntario de acreedores debido a las deudas contraídas y el Juzgado de lo Mercantil número dos de Pontevedra dictó la suspensión de pagos en abril del año pasado, cuando el local lo gestionaba una dirección ajena a la familia Alvariño. La resolución se publicó en el Boletín Oficial del Estado al mes siguiente, en mayo de 2021.

Los trabajos realizados hasta ahora dentro del Carabela, visibles desde el exterior, han incluido la retirada de su característico mobiliario, como las mesas y la sillería. Tampoco se observa el valioso mural hecho por el pintor pontevedrés Xosé Conde Corbal. Aquella obra, que llegó a exponerse brevemente en el Museo de Pontevedra, llegó a la histórica cafetería en 1965. La pieza, de indudable valor histórico, podían observarse distintas localizaciones cercanas al café-bar, como la Praza da Ferrería.

Obras en cafeteria Carabela Se que hay movimientos administrativos Y hoy me dijeron que estaban sacando cosas Si pillasemos foto del dia genial
Interior del Carabela, visible desde una de sus ventanas. RAFA FARIÑA

Responsables del Concello confirmaron ayer a Diario de Pontevedra que, de momento, no se ha iniciado el expediente urbanístico para la reforma del viejo Carabela. Lo que sí ha habido es petición de información y movimientos por parte de un restaurador de fuera de la ciudad, según las mismas fuentes.

La reapertura del Carabela, que se inauguró en 1946, coincide con la puesta en marcha de otros negocios hosteleros en el casco histórico, como es el caso de la antigua Ferretería Varela, en Curros Enríquez, que se convertirá en una churrasquería gracias al cocinero Pepe Vieira.


DESDE JUAN CARLOS I A LUIS BUÑUEL
El Carabela ha sido siempre punto de encuentro de vecinos y de personalidades de distintos ámbitos. Por este histórico café-bar pasaron el ahora rey emérito Juan Carlos I o el director de cine Luis Buñuel. También eran asiduos nombres como el del historiador Xosé Fortes, el arquitecto César Portela, el magistrado Luciano Varela, el abogado Modesto Barcia y el periodista Rafael López Torre, habituales de la denominada Tertulia del Carabela.

Los míticos bocatas de calamares. El Carabela fundamentó su fama, entre otras cosas, por sus míticos bocadillos de calamares. También por el uniforme con el que atendían sus camareros: de color blanco y con galones rojos.

Comentarios