Emotiva partida del segundo contingente de la Brilat hacia África

Los familiares de los soldados acudieron al aeropuerto para despedir a sus allegados
Un soldado recibe el abrazo de un ser querido antes de la partida. FUERZA TERRESTRE
photo_camera Un soldado recibe el abrazo de un ser querido antes de la partida. FUERZA TERRESTRE

Con un ojo puesto en la decisión final que adopte la Unión Europea en relación con la continuidad o no de la misión, el segundo contingente de soldados de la Brilat partió este domingo hacia Mali. Los militares dependientes de la base militar General Morillo de Pontevedra fueron despedidos entre abrazos y lágrimas por sus familiares y allegados, conscientes de que comienzan un periplo de unos seis meses en el que permanecerán en el continente africano.

Además, acuden a Koulikoro con la incertidumbre de desconocer todos los detalles de su labor allí, dada la reciente decisión anunciada por Josep Borrell, alto representante de la UE en asuntos exteriores, de poner fin al despliegue en Mali ante la salida del país del G5-Sahel y la presencia de paramilitares rusos en la región.

En cualquier caso, los soldados han iniciado sus funciones de asegurar las instalaciones en las que se sigue dotando de formación a las fuerzas armadas de Mali. En paralelo, ya se han iniciado colaboraciones con autoridades de Burkina Faso, país que podría ser el nuevo destino de la European Union Training Mission (EUTM) si así lo decide el alto mando.

Al mismo tiempo, en Pontevedra, la Brilat ultima los preparativos para los actos del aniversario, que incluyen una exposición este fin de semana y una parada militar el 7 de junio.