jueves. 19.09.2019 |
El tiempo
jueves. 19.09.2019
El tiempo

Empieza el matriarcado en el campus

Identificadas con lazos rojos, el grupo presta ayuda a cualquier mujer en apuros. DP
Identificadas con lazos rojos, el grupo presta ayuda a cualquier mujer en apuros. DP

Un grupo de estudiantes de Ciencias Sociais en Pontevedra crea un modelo de ayuda para las mujeres que se sientan acosadas que ha logrado hacerse viral y ser apoyado de forma masiva

RECUERDO UNA campaña publicitaria de Renfe que decía algo así como "cada vez que subes a un tren comienza una historia". La verdad es que suscribo todas y cada una de esas palabras, o como cuando subes a un autobús, como yo a diario, siempre hay alguien hablando, sintiendo, descansando… Es decir, siendo actor de una historia tan importante como la de su vida en ese mismo instante.

Pero, además, la que escribe, que es curiosa como pocas y habla por siete, coincidió en uno de esos múltiples viajes, que también hago en tren, con unas alumnas de la facultad de Ciencias Sociais e da Comunicación de Pontevedra, de las que aprendí un montón. Íbamos en un asiento de cuatro, lo que permite departir y conocer más a la gente.

Pasó el tiempo y una de ellas, Cristina, me mandó un mensaje al Messenger para que les hiciese conocedores a todos ustedes de lo que ellas idearon para llevar a cabo en su centro de estudio. Les cuento.

El pasado 11 de abril, cuando todos los partidos políticos andaban con sus maquinarias a tope para dar el pistoletazo de salida en la campaña electoral más reñida de la historia de la democracia de España, terminó la otra campaña de la Facultad de Ciencias Sociais e da Comunicación de Pontevedra. Fueron unos comicios ficticios celebrados de la mano del profesor Xosé Rúas Araujo; en las que, un año más, cuatro partidos compitieron durante diez intensos días para conseguir el voto de los integrantes de la facultad en una campaña electoral que terminó con las votaciones ficticias el pasado 12 de abril.

Uno de esos partidos, del que forman parte estas estudiantes extraordinarias que conocí en el tren, crearon La Casa del Cartel, un partido feminista que lucha por lograr una facultad libre de sexismos, machismos y desigualdades.

Reivindican el importante papel de la mujer tanto en el mundo laboral como en el ámbito del estudio. Para ello, buscaron darle visibilidad al personal docente y al resto de trabajadoras del centro, personal de limpieza, biblioteca y cafetería; y a su vez desarrollaron una iniciativa social ideada para la fiesta de San Aquiles y las posteriores. Su objetivo: asistir a todas aquellas chicas que se sientan acosadas durante la celebración que tuvo lugar en el Campus de Pontevedra.

El grupo de estudiantes que diseñó el proyecto asistieron a la fiesta con una pulsera roja, de forma que cualquier mujer en una situación incómoda pudiera solicitar ayuda. La propuesta tuvo tanto éxito que muchos estudiantes contactaron con el grupo a través de redes sociales para unirse a la causa pidiendo también una pulsera roja. La viral acción se repitió en la fiesta universitaria de San Leandro.

Mis aguerridas compañeras de viaje me contaban a través de Cristina que fue la conocida serie La Casa de Papel, la que inspiró a este partido para llevar a cabo su estética y sus acciones, tomando como referencia el eslogan Empieza el matriarcado, que representa el empoderamiento de la mujer. Mi agradecimiento a la candidata Viviana López y a la portavoz Belén Cancela. Y gracias también por vuestra implicación social, y a todos los que os han ayudado y lo siguen haciendo; y en especial a ti Cristina, por contarlo.

Empieza el matriarcado en el campus
Comentarios