La empresa Feito reconoce el despido improcedente de uno de sus trabajadores

La firma de inserción laboral evita el juicio tras llegar a un acuerdo con el demandante, al que indemnizará con 1.000 euros
Huertas urbanas. DP
photo_camera Huertas urbanas. DP

La empresa de inserción laboral Feito Pontevedra, vinculada a la ONG Rexurdir, reconoció la improcedencia en el despido de uno de los trabajadores que había contratado de forma temporal. Según hizo público este martes la CNT, el demandante, afiliado al sindicato, estaba realizando su labor bajo un contrato temporal que no se ajustaba a la normativa vigente. Este puesto, que consideran que cubría necesidades estructurales y permanentes de la empresa demandada, debía haber sido otorgado a través de un contrato fijo.

La CNT denuncia, a su vez, que el puesto nace de un contrato público que las administraciones pertinentes no se preocuparon por comprobar si se estaba negociando de forma fraudulenta. Instan, por tanto, a que las administraciones en posición de otorgar contratos públicos, o subvenciones, revisen la situación legal de los trabajadores de las empresas contratadas antes de llegar a un acuerdo con ellas.

El posible litigio entre el demandado, que realizaba labores de asesoramiento para las huertas urbanas y trabajos de desbroce para el Concello de Pontevedra, y la firma Feito, la empresa contratante, se saldó con un acuerdo extrajudicial entre ambas partes en el acto de conciliación. De esta manera, Feito Pontevedra indemnizó al agraviado con 1.000 euros.

La CNT recordó, a raíz de este conflicto, que la actual legislación prohíbe de forma explícita la ocupación de puestos de trabajo permanentes a través de contratos temporales. Lamenta, además, la desprotección de los trabajadores frente a este tipo de situaciones y advierte de que el fraude laboral implica multas de hasta 10.000 euros.