domingo. 18.04.2021 |
El tiempo
domingo. 18.04.2021
El tiempo

En Marea plantea en el Senado la paralización de las obras de la A-52

De izda. a dcha.: Vanessa Angustia, Luís Rei y Bibiana Piñeiro
De izda. a dcha.: Vanessa Angustia, Luís Rei y Bibiana Piñeiro
La formación morada presenta una moción en la que insta a liberar el peaje de la AP-9 y a devolver A Fracha a su estado original

En Marea considera que la autovía A-57, que unirá Curro (Barro) con O Confurco (Ponteareas), la "mal chamada circunvalación de Pontevedra", es "tan inútil e non menos cara que a Cidade da Cultura do Gaiás". En base a esta argumentación y a los perjuicios que, a su entender, ocasionará su construcción en la sierra de A Fracha ("agresión a un ben patrimonial, ambiental e cultural"), la formación morada registró una moción en el Senado, para su debate en la Comisión de Fomento, para solicitar la paralización "inmediata e definitiva" de las obras de esta infraestructura viaria.

La senadora Vanessa Angustia, que compareció ayer en rueda de prensa acompañada del concejal de Marea Pontevedra, Luís Rei, y Bibiana Piñeiro, portavoz del colectivo Salvemos A Fracha, explicó que en esta iniciativa parlamentaria también propondrán la reposición del monte de A Fracha a su estado original y la liberalización del peaje de la autopista AP-9, vial que "debería ser a verdadeira circunvalación de Pontevedra", apostilló Angustia.

Además, la senadora advirtió de que "ao terse licitado os tramos A Ermida-Vilaboa e Curro-Bora, existe un tramo intermedio Bora-A Ermida que quedaría nunha situación de indefensión ao impedir de facto presentar alegacións".

Las obras de la A-57, que tendrán una longitud de 60 kilómetros y requerirá una inversión de 600 millones de euros, comenzaron por el tramo de seis kilómetros situado entre A Ermida-Marcón. Luís Rei pone en cuestión la utilidad de este vial porque "dista sete quilómetros da cidade e, fóra dos extremos, carece de conexións intermedias de entrada ou saída".

"Cos cartos de só dous quilómetros podería dárselle un pulo definitivo, ou case, ao saneamento da ría de Pontevedra", apostilló el portavoz municipal de Marea Pontevedra. Añadió que "os cartos dos 60 quilómetros poderían empregarse en rescatar a Autoestrada do Atlántico, unha ‘mina de ouro’ para algúns".

Por su parte, Bibiana Piñeiro precisó que para usar la A-57 como circunvalación los vecinos deberán recorrer siete quilómetros por la carretera de Vigo (N-550) para usar el acceso de Vilaboa. "Ademais dun gasto de diñeiro inaceptable nun contexto de recortes de todo tipo de servizos básicos e un impacto ambiental destrutivo, é unha infraestrutura inútil e redundante. Porque Pontevedra xa ten unha circunvalación: a autoestrada AP-9", apostilló.

En Marea plantea en el Senado la paralización de las obras de la A-52
Comentarios
ç