Ence plantea "crecer" en Pontevedra y fabricar "envases celulósicos" alternativos a los plásticos

El Consejo de Administración aprobó un plan estratégico 2024-2028 que incluye "importantes inversiones" en Lourizán y la planta de fibra recuperada en As Pontes
El presidente de Ence, Ignacio de Colmenares DAVID FREIRE
photo_camera El presidente de Ence, Ignacio de Colmenares. DAVID FREIRE

Ence aprobó este viernes su plan estratégico 2024-2028 sin concretar públicamente las inversiones previstas para la planta de Pontevedra. La empresa informó al término del Consejo de Administración su "apuesta" por la "competitividad, el crecimiento y la diversificación de sus líneas de negocio" para este período en el que espera "avanzar" en la "mejora continua" de su eficiencia.

Este marco estratégico, del que todavía se desconocen los detalles, contempla, según la compañía, "importantes inversiones de futuro en la biofábrica de la empresa en Pontevedra, para avanzar en su competitividad, así como para mejorar y diversificar su mix de productos, garantizando que Ence Pontevedra se sitúe a la vanguardia, generando empleo y riqueza sostenibles en el entorno".

La empresa puso como ejemplo de su "compromiso con Galicia" la decisión de continuar desarrollando su proyecto de bioplanta para la producción de fibra recuperada y blanqueada en As Pontes. Un proyecto que, al no necesitar madera, no exigirá un aumento de la superficie de eucalipto en Galicia, y que incluirá una planta piloto para el reciclado de fibras textiles.

Asimismo, Ence aseguró que seguirá creciendo en Pontevedra y Navia "en la diversificación de los productos celulósicos, a través de Ence Advanced –línea de productos con alto margen– y de un "novedoso proyecto" para producir envases de celulosa moldeada, sustitutivos de los envases plásticos.

En paralelo, la firma seguirá descarbonizando sus operaciones de Celulosa. La compañía aseveró que "continuará desarrollando una plataforma ibérica de comercialización de biomasa, para abastecer a sus plantas, tanto eléctricas (Magnon Green Energy) como térmicas (Magnon Servicios Energéticos), y a terceros. Esto permitirá, además, que el Grupo esté preparado para atender, en el futuro, a la industria de los biocombustibles.

Al mismo tiempo, mantendrá su apuesta por las líneas de negocio de biometano (Ence Biogas), calor industrial renovable (Magnon Servicios Energéticos) y energía fotovoltaica. Todo ello, manteniendo su política de disciplina financiera y también de dividendo. La empresa concluye que, de esta forma "confirma las líneas de desarrollo del ilusionante proyecto que tiene por delante para los próximos años; un futuro en el que Galicia desempeña un papel clave, fruto del firme compromiso de Ence con la comunidad gallega".