lunes. 16.09.2019 |
El tiempo
lunes. 16.09.2019
El tiempo

Ence recibe distintos reconocimientos internacionales por su calidad ambiental

Instalaciones de Ence en Lourizán. RAFA FARIÑA
Instalaciones de Ence en Lourizán. RAFA FARIÑA

La calidad ambiental de Ence en Pontevedra está avalada por destacados reconocimientos internacionales, que dan fe de su excelencia en lo que se refiere a la protección y el cuidado del entorno y el medioambiente, según informa la compañía en un comunicado.

Desde 2014, esta planta cuenta con la etiqueta ecológica Nordic Swan, ecoetiqueta oficial de los países nórdicos, otorgada por cumplir con los más exigentes criterios de respeto ambiental, afirma la empresa. Asimismo, en 2015 la Comisión Europea concedió la Distinción Oro a la fábrica de Ence en reconocimiento a su mejora ambiental en los últimos 15 años.

En el ámbito nacional, Aenor concedió recientemente a la biofábrica su certificado Residuo Cero, con el que esta entidad distingue a aquellas organizaciones que llevan a cabo una gestión más eficiente de sus residuos y que son capaces de valorizarlos. Además, Ence Pontevedra está presente en el registro Emas y cuenta con un Sistema de Gestión para la Prevención de Riesgos Laborales, certificado según la Ohsas 18001.

Por otro lado, merece la pena recordar que este centro de operaciones es uno de las dos únicos en Europa que blanquea con agua oxigenada (no utiliza cloro), lo que lo convierte en un conocido ejemplo industrial a seguir en Europa. "Y es que Ence ha hecho de su biofábrica gallega una de las primeras del mundo en desempeño ambiental en su sector", señalan desde la compañía que apunta que sus resultados de gestión ambiental mejoran hasta un 77% los indicadores Bref, que definen las mejores prácticas en la Unión Europea para la producción de pasta.

Todo un hito para una empresa que genera 5.100 empleos sostenibles en Galicia: cerca de 2.100 en el ámbito forestal y otros 2.700 en el área industrial y en otras actividades derivadas del aprovechamiento, transporte y transformación de la madera.

El proceso de producción de celulosa es, en sí un ejemplo de economía circular: a partir de una materia prima renovable como la madera se produce celulosa que se utiliza para fabricar productos reciclables y que pueden sustituir a otros no renovables como el plástico. Además, en el proceso se genera energía a partir de biomasa, contribuyendo a reducir la intensidad energética y la huella de carbono, concluye la compañía.

Ence recibe distintos reconocimientos internacionales por su...
Comentarios