Ence vuelve a la senda de los beneficios con una ganancia de 3,5 millones en el último trimestre

La compañía cierra el año con pérdidas netas atribuibles de 24,7 millones, lastrada por los bajos precios de la celulosa entre enero y octubre
                      Vista de la planta de Ence en Lourizán.
photo_camera Vista de la planta de Ence en Lourizán. DP

Ence cerró el último trimestre de 2023 con unas ganancias de 3,5 millones de euros, retomando así la senda de los beneficios después de tres trimestres lastrada por los bajos precios de la celulosa.

Por ello, según informó la compañía, el ejercicio se cerró con unas pérdidas netas atribuibles de 24,7 millones de euros, frente a las ganancias de 247,2 millones de euros en 2022. 

Los tres primeros trimestres del año estuvieron marcados por los bajos precios de la celulosa, que tocaron fondo en el mes de agosto. De todas maneras, en la parte final del año se ha registrado una recuperación en los precios de más de un 40%. Asimismo, los principales productores han anunciado subidas adicionales. 

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) del grupo papelero y energético se situó a cierre de 2023 en los 88,8 millones de euros, con una caída del 64,1% con respecto a los 247,6 millones de euros de hace un año.

Un aumento del 15% de la producción de celulosa en el último trimestre

Desde el punto de vista operativo, destacó un aumento del 15% en la producción de celulosa en el cuarto trimestre respecto al anterior, hasta superar las 266.000 toneladas. 

Asimismo, 2023 se caracterizó por la importante reducción de costes alcanzada por Ence, de 180 euros en el coste por tonelada de celulosa, llevando el cash cost hasta los 455 euros por tonelada. 
En el negocio de Celulosa, el grupo continúa potenciando la venta de sus celulosas especiales y ha puesto en marcha el proyecto para diversificar su producción hacia celulosa fluff, para productos higiénicos absorbentes, cuyo arranque está previsto para 2026. 

Por otra parte, la compañía presidida Ignacio Colmenares continúa avanzando en la ingeniería y tramitación del proyecto de As Pontes, una bioplanta para la producción de fibra reciclada y blanqueada a base de papel y cartón recuperados, sin incrementar el consumo de madera y aprovechando el terreno industrial en el que se situaba la central térmica de As Pontes.

Avanzando en la diversificación en renovables

En el negocio de Renovables, Ence ha seguido avanzando en la diversificación de sus actividades hacia la venta de energía térmica renovable y de biometano principalmente, aprovechando su posición de liderazgo en gestión de biomasa en el mercado nacional. 

En este sentido, Magnon Servicios Energéticos firmó su primer contrato de servicios el año pasado y está trabajando con potenciales clientes industriales para sustituir su energía térmica de origen fósil por energía térmica renovable. 

Por su parte, Ence Biogas prevé la puesta en marcha de una veintena de proyectos en los próximos cinco años. Además, esta filial ya cuenta con una cartera de seis plantas de biometano en fase de ingeniería y tramitación administrativa, cuya entrada en funcionamiento está prevista para 2026.