Vázquez Consuegra, Portela, Benedetta Tagliabue o Belén Moneo pugnan por reformar el Pazo de Lourizán

Entre los aspirantes a la rehabilitación figuran Alfonso Penela, Fernando Espinosa de los Monteros o Enrique Bardají. Los pontevedreses Mauro Lomba y Rodríguez-Pintos, un estudio portugués y otras ocho firmas gallegas han presentado diseños
El Pazo de Lourizán será rehabilitado por completo en su interior. RAFA FARIÑA
photo_camera El Pazo de Lourizán será rehabilitado por completo en su interior. RAFA FARIÑA

Tres premios nacionales de Arquitectura, el pontevedrés universal César Portela, Belén Moneo y Guillermo Vázquez Consuegra; junto con el estudio fundado por el fallecido Enric Miralles y la italiana Benedetta Tagliabue, compiten por la reforma integral del Pazo de Lourizán y la finca anexa de 46,5 hectáreas. Junto a ellos, entre la lista de los 34 estudios que ya han presentado sus diseños, se encuentran otras diez firmas de la arquitectura gallega, entre las que no faltan el premiado vigués Alfonso Penela o los pontevedreses Mauro Lomba y Rodríguez-Pintos, además de tres oficinas de A Coruña (estudio TRES, Iglesias y Veiga, o la UTE DRMM y Naiara Montero Viar) y otras tres con sede en Santiago de Compostela (Elizabeth Abalo, Ezcurra y Ouzande y Patrimonio Noso).

César Portela participa en el proyecto liderado por su hija, Magdalena Portela. Juntos ya colaboraron en proyectos como el Observatorio astrológico de Cotobade, el Museo das Peregrinacións de Santiago, la fábrica de Sargadelos o la Domus de A Coruña.

El estudio Miralles-Tagliabue, fundado por Enric Miralles y Benedetta Tagliabue,  diseñó entre otras obras el Centro Cívico de Arte Jinwan de Zhuhai, el edificio de los servicios centrales del campus de Vigo o la actual sede de Gas Natural. Carmen Pinós, antigua colaboradora también con Enric Miralles, figura igualmente entre la lista de arquitectos que han presentado proyectos para el Pazo de Lourizán desde su actual estudio en Cataluña.

Aspirantes del concurso para rehabilitar el Pazo de Lourizán

Vázquez Consuegra compite con su propio estudio, con el que ya operó en proyectos como la Facultad de Ciencias de la Salud de Santiago, los nuevos edificios de Investigaciones Marinas en Vigo, la reurbanización de la plaza del ayuntamiento de Valencia o la reforma del frente de la ría y el parque de la Ribera del Nervión en Barakaldo. También es autor del Museo Nacional de Historia de Rumanía, el Archivo Nacional de Cracovia, el Museo Bauhaus de Berlín o el edificio de Bundestag en Alemania.

Los portugueses Branco del Río Arquitectos, de Coimbra, autores del Serralves Pavillion Competition o del Teatro Bretón de los Herreros en Logroño, ponen la nota internacional en el concurso de Lourizán, que abre un plazo hasta el mes de febrero para la detección y corrección de errores. En marzo las propuestas serán evaluadas para elegir a los ocho finalistas, que dispondrán todavía de otro mes para presentar sus proyectos definitivos. Está previsto que a mediados de 2024 se conozca al ganador, que cobrará 48.000 euros de premio y dirigirá unas obras presupuestadas en total por encima de los 18 millones de euros.

Este miércoles, el conselleiro de Medio Rural, José González, confirmó que la intención es iniciar estos trabajos a comienzos de 2025 para que estén finalizados a lo largo de 2026.

Para entonces, el Pazo de Lourizán debería contar con un hotel de 4 estrellas con 20 habitaciones y tres suites, además de integrar un restaurante con servicio de cáterin en el interior del inmueble. La planta baja del pazo reservará un área para exposiciones y muestras permanentes, con entrada por la escalinata principal. Y el proyecto final incluirá un espacio multiusos para eventos, salas co-working para empresas del sector forestal y un proyecto de rutas guiadas por los jardines, que serán recuperados en su integridad, para su disfrute público.

Entre los 34 aspirantes del concurso hay hasta once estudios de arquitectura con sede en Madrid, entre ellos firmas como Hago, de Antonio Álvarez-Cienfuegos y Emilio Delgado Martos, autores entre otros proyectos del Museo de Arqueología de Santander o el Museo Arqueológico de Ourense; Enrique Bardají Asociados, reciente coordinador de las transformación urbana en la ribera del Calderón; la oficina de Lapuerta Campos, autores del Museo Ars Natura de Cuenca o del Basque Culinary Center de San Sebastián; los estudios de Fernando Espinosa de los Monteros, Frade-Burgos & Garrido, Sanchez García, Álvarez Sala, Frade-Burgos & Garrido, Gonzalo Moure Lorenzo, Cruz y Ortiz; o las UTE formadas por Navarro-Baldeweg y Fermín Vázquez-Eric Parry.

Desde Cataluña, compiten Cierto Estudio, Garcés de la Seta Bonet, Batlle i Roig Arquitectura, y la UTE OAB-Biga.

El concurso cuenta con dos participantes de Andalucía: Juan Domingo Santos (Granada) y la UTE sevillana formada por MGM Morales de Giles-Irisarri-Piñera-OLA-C García Fontán. La lista de concursantes se cierra con el estudio navarro Vaillo-Irigaray.

Comentarios