La entrada de coches de los feriantes a la Alameda se reducirá "ao máximo posible"

Blanco dice que se hará una "festa" en la primera jornada de venta ambulante, prevista para este mes, aunque sin fecha concreta ► El PSOE mantiene el pulso con el BNG sobre el traslado del mercadillo de Rafael Areses al recinto verde

Blanco y Puentes supervisando este martes las marcas con espray hechas en la Alameda. CONCELLO
photo_camera Blanco y Puentes supervisando este martes las marcas con espray hechas en la Alameda. CONCELLO

La entrada de furgonetas de la feria a la Alameda de Pontevedra será restringida. Así lo aseguró este martes la concejala de Promoción Económica, Yoya Blanco, al ser preguntada por la prensa por el traslado del mercadillo de Rafael Areses al recinto que ocupa este parque. "Imos diminuír ao máximo posible o número de coches na Alameda para que entren os menos posibles. Vai haber moitos menos que un día das Festas da Peregrina ou da Feira Franca", dijo.

La edil socialista mantiene así el pulso con el BNG sobre el futuro del mercadillo. Los nacionalistas sostienen que no es el momento para que la actividad ambulante se mude al centro y aluden a los informes técnicos que cuestionan esta ubicación. Entre ellos, el de la Policía Local, que advierte de que el estacionamiento en este espacio está prohibido y alertan del impacto que podría tener esta actividad en el tráfico de la zona.

El PSOE, que dirige la cartera de Promoción Económica e Mercados, reivindica sus competencias para tratar de esquivar el veto de su socio de Gobierno, que también hace valer las suyas en asuntos como la movilidad.

Blanco confirmó este martes que su intención es que la feria se traslade a la Alameda este mismo mes, aunque sin definir la fecha exacta. El primer simulacro en la Alameda, celebrado la semana pasada, no sirvió para delimitar el espacio que ocuparían los 53 puestos con concesión.

Técnicos municipales realizaron este martes una nueva medición sobre el terreno, marcando con espray las zonas asignadas a cada comerciante. "Non vai haber un novo simulacro. Chegaron á zona os servizos de Xardíns e Mercados para facer as medicións", dijo Blanco antes de supervisar estos trabajos junto con el edil de Medio Natural, Iván Puentes.

La jornada remató con la misma conclusión a la que se había llegado en la última visita a la Alameda: que la feria tendrá tres pasillos, con puestos y vehículos, y que "en principio non hai problema de espazo" para los vendedores.

La edil socialista prevé actividades complementarias para la primera jornada de feria en la Alameda. "Esperemos que sexa un día de festa, o primeiro día de festa", subrayó.

La nueva visita técnica y política a la Alameda coincide con el anuncio de ampliación del plazo de alegaciones de la futura ordenanza de venta ambulante. El texto fue aprobado por el Pleno municipal el pasado mes de febrero, si bien desde la Concellería de Promoción Económica no descartan reclamaciones para mejorar el mismo, tal y como señalaron en su día en la sesión plenaria.

Comentarios