martes. 21.09.2021 |
El tiempo
martes. 21.09.2021
El tiempo

"Es básico no usar las consolas como un premio o un castigo"

Ángela de Vega. GONZALO GARCÍA
Ángela de Vega. GONZALO GARCÍA
El 29 de agosto se celebra el Día Mundial del Gamer o Día Mundial del Videojuego ▶ Se trata de un día para incidir en la importancia del control de las adicciones en los jóvenes, trastorno que va en aumento debido a la pandemia

LA PANDEMIA está dejando importantes secuelas físicas, económicas, sociales y psicológicas. Estas últimas son noticia cada día debido al aumento de problemas de salud mental derivados de la situación actual. Ángela de Vega, psicóloga en la Clínica Elas, repasa el problema de la adicción a los videojuegos y a las tecnologías en un periodo influenciado por la Covid. "La sensación general es de aumento en el número de casos, obedeciendo a la dificultad en la intervención en otro tipo de actividades u formas de relacionarse unido a la mayor cantidad de tiempo en casa", afirma la especialista.

¿Por qué los jóvenes se centran tanto en los videojuegos?

El uso de los videojuegos y el tiempo en internet ha ido incrementando y normalizándose en los últimos años, existiendo generaciones como la alpha que son nativos digitales al 100%, que superan en ocasiones la pericia de sus padres con las nuevas tecnologías. Educarse en su uso y controlar el acceso a los contenidos es una responsabilidad de unos padres que muchas veces se ven faltos de una educación adecuada en este sentido, por lo que sería fundamental implementar programas de prevención que los incluya como agentes educativos e informados. Fomentar programas alternativos de ocio en los jóvenes y educarles en una actitud crítica sería también una de las responsabilidades que como sociedad tenemos pendiente.

"Educarse en su uso y controlar el acceso es una responsabilidad de unos padres que se ven faltos de una educación adecuada en este sentido"

¿Cómo podemos saber si un niño o niña está sufriendo una adicción?

Lo primero es observar la conducta del niño, cuanto tiempo del día dedica a jugar o a hacer uso de la pantalla. Si la mayor parte del tiempo de ocio se dedica a los videojuegos o su atención está centrada en el móvil podemos empezar a valorar que quizá exista un problema. Observar estos cambios en la vida del pequeño puede ser de utilidad para ayudar a los padres a plantearse buscar ayuda.

¿Qué puede significar para ellos esta adicción?

La excesiva exposición a las pantallas suele acompañarse de consecuencias graves como problemas de atención, dificultades en el rendimiento académico, sobrepeso, debido al carácter sedentario de este tipo de actividades, interferencia con la conciliación del sueño, desordenando los horarios en los que el niño trata de descansar, ya que prefiere dedicarlos a jugar o hacer uso del móvil, además de sensación de nerviosismo y sentimientos de tristeza.

¿Qué dificultades comunicativas y sociales pueden generarse?

En cuanto a las habilidades sociales suele observarse una afectación negativa ya que al dedicar la mayor parte del tiempo a jugar se produce un aislamiento social que hace que se pierda contacto con amigos y familia, dificultando un normal desarrollo de vínculos sociales y empeorando la capacidad social de los jóvenes. Por otro lado es común observar el desarrollo de esta adicción en niños y niñas con una vida social pobre o dificultades a la hora de relacionarse, ya que en los videojuegos encuentran su refugio y una forma de ocio solitaria. Además de empobrecer la experiencia social, la adicción suele venir acompañada de obsesión e irritabilidad, inclusive de estallidos de ira cuando la persona retrasa o se le impide jugar, por lo que las relaciones con sus iguales o su familia se ven afectadas. En cuanto al rendimiento académico, se va a ver afectado directamente ya que la capacidad atencional estará disminuida y la cantidad de esfuerzo dedicado al estudio en el día a día se reduce drásticamente a favor del tiempo de juego, e incluso, la motivación e interés en el estudio se ve desplazada por la obsesión de acceder a su nueva actividad preferida, ensombreciendo los esfuerzos docentes por mantener el interés de los alumnos.

¿Qué debe de hacer un padre o una madre para evitarlo?

Para empezar, fomentar un clima de comunicación y confianza en casa, trabajar en la expresión de emociones y resolución de conflictos para que el pequeño pueda comprender sus emociones y no sienta la necesidad de refugiarse en el uso excesivo de estas redes. Dar alternativas de ocio saludables, animando a la participación en actividades de ocio alejadas del uso de pantallas y participar con ellos de las mismas. Además y de manera más específica, es interesante enseñar a utilizar los dispositivos o los videojuegos de forma responsable, sentándose con ellos a analizar de forma crítica el contenido y dándoles herramientas para entender lo que es un uso saludable y lo que deja de serlo. Asimismo, mantener límites en los tiempos de uso es también interesante, sobretodo en edades tempranas. Es fundamental no utilizar los dispositivos como un premio o castigo, sino como una actividad educativa o reforzante más, no dándoles de inicio un potencial de atractivo que no deberían tener.

¿Cuál es el procedimiento una vez saben que su hijo es adicto?

Si se sospecha de una posible adicción es recomendable pedir ayuda a un profesional de la salud mental capacitado para hacer una valoración y confirmar o no que esta dificultad está presente. Es complicado dar este paso porque los jóvenes suelen negar el problema e incluso ponerse a la defensiva.

¿Cómo les ayudan ustedes?

El manejo del caso dependerá de la evaluación del mismo, es importante entender el origen y desarrollo del problema en el paciente, ya que las motivaciones pueden llegar a ser muy diferentes en uno u otro caso. Son problemáticas secundarias normalmente a problemas de autocontrol emocional, falta de autoestima o un pobre manejo de habilidades sociales, por lo que entender al niño, su familia y su mundo relacional es imprescindible para el cambio y es la base sobre la que se sostiene el abordaje terapéutico que siempre se hará en mayor o menor medida con un trabajo conjunto con la familia y el entorno escolar.

Día Mundial del Videojuego

La del videojuego es una industria millonaria, no solo en ingresos, sino también en seguidores, ya que según previsiones de Global Web Index, a nivel mundial la cantidad de jugadores se disparará más allá de los 3.000 millones hacia 2024, y en cuanto a los ingresos anuales, estos superan ya los 200 mil millones de dólares.

La industria en España
Con casi 16 millones de gamers en el país, lo que supone casi la mitad de los españoles entre los seis y sesenta y cuatro años, los videojuegos se han consolidado como un bien de consumo generalizado. España se encuentra en el top diez mundial por tamaño de mercado además de haber facturado el año pasado un total de 1.747 millones de euros, un 18% más que el ejercicio anterior.

En cuanto a puestos de trabajo, en España hay aproximadamente 650 empresas o estudios, la mayoría Pymes, que generan más de quince mil puestos de trabajo directos y más de treinta mil indirectos, según datos de la Asociación Española del Videojuegos (Aevi).

Otro aspecto a tener en cuenta es que esta industria entra en la agenda España Digital 2025, que promueve la transformación digital de España como una prioridad del más alto nivel.

"Es básico no usar las consolas como un premio o un castigo"
Comentarios
ç