Miércoles. 21.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 21.11.2018
El tiempo

¿Es posible un gobierno cuatripartito?

Reacción de las bancadas del PP tras anunciar Lores la cuestión de confianza en el Pleno municipal
Reacción de las bancadas del PP tras anunciar Lores la cuestión de confianza en el Pleno municipal
Lores puso este lunes contra las cuerdas a la oposición, que tendrá que presentar una moción de censura contra él si quiere imponer su hoja de ruta presupuestaria

A pesar del órdago lanzado por el alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, parece inverosímil que se pueda formar un gobierno cuatripartito en Pontevedra, sobre todo si se tienen en cuenta las diferencias ideológicas entre las formaciones que componen la oposición. Así lo ven formaciones como Marea y PP. De hecho, el portavoz ‘popular’ reconoció este lunes -al término del Pleno- que no contempla una moción de censura contra Lores. "El alcalde tiene que gobernar. Y si no se ve capaz, lo que tiene que hacer es renunciar y buscar un compañero o compañera que lo sustituya", dijo Jacobo Moreira, que mantuvo que "tiene que gobernar el BNG porque los vecinos de Pontevedra han dicho que tiene que gobernar el partido más votado".

El líder del Partido Popular, que es el grupo con más concejales de la oposición, mantuvo una dura batalla dialéctica con el alcalde después de que este retirara el debate de los presupuestos del orden del día. La tensión fue tal que el secretario del Pleno tuvo que intervenir, a petición del propio Lores, hasta en dos ocasiones. En la primera para aclarar que "non procede o debate -de los presupuestos- unha vez que xa está retirado do Pleno" y, en la segunda, para recordar que las conclusiones de la convocatoria de la cuestión de confianza no pueden resolverse en medio de una sesión como la de este lunes y sin conocer los argumentos que usará el regidor nacionalista para defenderla.

Lores: "O que non vai facer este alcalde é gobernar cun orzamento perpetrado e destrozado pola oposición"

La tensión política en el Pleno hizo perder los nervios a algunos miembros de la Corporación, que cayeron en el insulto. El grupo de Gobierno, el BNG, acusó al portavoz del PP, Jacobo Moreira, de llamarle "payaso" al alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores. Por su parte, el grupo de los ‘populares’ aseguró que la bancada nacionalista les dedicó otro agravio: el de "babosos". "Non é certo. Chamóuselles desvergoñados", aclaró el BNG.

CUESTIÓN DE CONFIANZA. Miguel Anxo Fernández Lores se someterá a una cuestión de confianza, la primera desde su llegada a la Alcaldía de Pontevedra, en 1999, para tratar de aprobar sus presupuestos y sortear así el bloqueo de la oposición a las cuentas. 

El golpe de autoridad dado por el alcalde al retirar del orden del día el debate de los presupuestos sentó como un jarro de agua fría a la oposición, especialmente al PP, que llegó a afirmar que la maniobra era "ilegal". "Estudiaré medidas legales contra este atropello. ¡Es una vergüenza!", exclamó el concejal del PP Rafael Domínguez.

El regidor nacionalista reconoció que "non foi posible chegar a acordo" en la negociación e incidió en las "flagrantes ilegalidades" de los presupuestos enmendados por la oposición. Para reforzar su argumento se agarró al último informe de la Intervención Xeral, que concluye que las aportaciones realizadas por PP, PSOE, Marea y Ciudadanos siguen descuadrando las cuentas y generan inseguridad jurídica, descartando así el anunciado voto particular con el que pretendía rechazar las modificaciones introducidas por la oposición a las cuentas aprobadas por la comisión de Facenda del miércoles pasado. "O que non se ía votar é un ditame ilegal", subrayó.

Las "irregularidades" administrativas halladas en el presupuesto no fueron ajenas en la bancada contraria. Tanto es así, que el Partido Popular presentó este lunes -poco antes del inicio del Pleno- un escrito en el que reconocía la posible nulidad de las cuentas modificadas por la oposición en la citada comisión informativa. Para evitar esta situación, y después de alertar sobre otras irregularidades del procedimiento, la formación de derechas solicitaba impugar la convocatoria plenaria "por poder suponer causa de nulidad o anulabilidad de los acuerdos que se puedan adoptar si se admite la celebración del Pleno y se somete a votación el dictamen de la comisión de Facenda sobre el presupuesto".

Lores: "Voten en contra do orzamento e presenten unha moción de censura, que teñen 13 concelleiros e nós 12"

Para dar cobertura legal a la cuestión de confianza, Lores invocó el artículo 197 bis de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, la denominada Loreg, y anunció un Pleno extraordinario para el viernes. En esta sesión solo se debatirán las cuentas de los nacionalistas, una decisión cuestionada por todos sus rivales políticos, que consideran que su presupuesto también debe ser objeto de debate plenario.

En todo caso, será el secretario del Pleno el que determine cuál será el procedimiento a seguir. Lo hará a través de un nuevo informe que dará respuesta a la cuestión de confianza a la que Lores vincula desde el lunes la aprobación de sus cuentas, que ascienden a 72,9 millones de euros y que reservan 13,2 millones de euros al capítulo de inversiones para proyectos y obras.

En caso de que la oposición rechace el viernes la hoja de ruta del Ejecutivo nacionalista, un escenario que -salvo sorpresa de última hora- se da por hecho, comenzarán a contar los plazos de la cuestión de confianza. Tras el no a las cuentas del Bloque, PP, PSOE, Marea y Ciudadanos dispondrán de un mes para presentar una moción de censura contra Lores y buscar un candidato alternativo para la Alcaldía. De no lograrlo, los presupuestos se aprobarán de forma automática. Eso sí, solo de forma inicial, ya que el documento tendría que ser sometido al trámite de exposición pública y, en consecuencia, a posibles alegaciones.

PRÓRROGA. "O que non vai facer este alcalde é gobernar cun orzamento perpetrado e destrozado pola oposición", recalcó Lores. "Voten en contra do orzamento e presenten unha moción de censura, que teñen 13 concelleiros e nós 12. Mentres eu sexa alcalde, non se aprobarán uns orzamentos en contra do modelo de cidade e do noso programa electoral. É unha perversión", destacó.

El nuevo escenario político en Pontevedra obligará, por otra parte, a prorrogar de forma automática los actuales presupuestos hasta que estos sean aprobados -o no- durante la cuestión de confianza, que no se resolverá hasta finales de enero.

Lores y los líderes de la oposición vuelven a verse este martes las caras en una Xunta de Voceiros, en la que se dará validez al nuevo Pleno de presupuestos del viernes.

¿Es posible un gobierno cuatripartito?
Comentarios