"Es recomendable comenzar las revisiones a los 50 años"

El urólogo Juan Dacal advierte de que el cáncer de próstata puede no generar síntomas "hasta fases muy avanzadas"
Juan Dacal. DP
photo_camera Juan Dacal. DP

Según los datos publicados por el Observatorio del Cáncer, en 2023 se detectaron en la provincia 6.283 casos nuevos de cáncer, de los que 742 (el 12%) fueron de próstata, el tumor más frecuente entre los hombres y la quinta causa de muerte por cáncer en el mundo.

En el Área Sanitaria de Pontevedra y O Salnés se detectan una media de 300 casos nuevos al año y, aunque más del 90% se curan cuando están localizados o en fase inicial, el urólogo Juan Andrés González Dacal, especialista en la Unidad de Uro Oncología del Área Sanitaria, incide en la importancia de vigilar el estado de la próstata.

¿Cuáles son los principales factores de riesgo para padecer un cáncer de próstata?
La edad es el principal factor relacionado con los tumores de próstata, ya que la próstata es una glándula que con el tiempo va sufriendo cambios, por eso es tan frecuente la detección del cáncer de próstata en edades avanzadas. No obstante, existen otras condiciones que aumentan el riesgo como la herencia familiar y ciertas alteraciones genéticas, la etnia y la obesidad. El cáncer de próstata que se hereda en una familia, denominado cáncer de próstata familiar, ocurre aproximadamente el 20% de las veces.

¿Por qué es importante que un hombre revise su próstata y cómo debe hacerlo?
Lo primero que debe de saber un hombre es que el cáncer de próstata puede ser indolente, es decir, no provocar ningún síntoma hasta fases muy avanzadas, y que los síntomas iniciales no se diferencian de la hiperplasia benigna de próstata, por lo que es importante realizar un diagnóstico precoz. Es recomendable comenzar las revisiones prostáticas a los 50 años y adelantar el inicio de las revisiones a los 45 años si existen antecedentes familiares de cáncer de próstata. Esas revisiones deben de incluir una historia clínica dirigida, exploración física con tacto rectal y una analítica con determinación de PSA (antígeno prostático) que es el marcador tumoral de la próstata.

¿Qué avances destacaría en el tratamiento del cáncer de próstata?
Estamos asistiendo a grandes avances en distintos ámbitos. En cuanto al diagnóstico, el desarrollo de pruebas de imagen avanzada, como la resonancia, el o el PSMA, permiten una mayor precisión diagnóstico y ayudarnos en la individualización de los tratamientos. En lo relacionado al tratamiento, la cirugía robótica con Da Vinci, ha permitido mejorar los resultados funcionales minimizando los riesgos de incontinencia urinaria o de disfunción eréctil con excelentes resultados oncológicos. Además, el estudio genético comienza a ser una herramienta fundamental no solo para el estudio familiar si no también para la identificación de genes implicados en el cáncer de próstata que pueden tener un tratamiento específico.

Comentarios