Miércoles. 19.09.2018 |
El tiempo
Miércoles. 19.09.2018
El tiempo

Escasa oferta de vivienda para los estudiantes durante el curso

Marcos García. DP
Marcos García. DP

Los universitarios que alquilan un piso entre septiembre y junio se gastan unos 200 euros al mes en vivienda, entre el alquiler y las facturas

Si alquilar un piso para una familia es difícil, en el caso de un alquiler para estudiantes la situación se complica todavía más. Aunque los estudiantes no han notado tanto el crecimiento de los precios, no son muchos los propietarios dispuestos a poner sus viviendas a disposición de universitarios. "Se trata de pisos más viejos y en peor estado, aunque se realizan arreglos cada año", cuentan en Fincas Carro. Lo corrobora Marcos García, estudiante de Ciencias da Actividade Física e do Deporte, que este verano visitó más de una decena de pisos hasta decidirse por uno.

Finalmente, este curso vivirá cerca de la Plaza de Toros, en una vivienda que compartirá con otros tres estudiantes y por la que pagará entre 130 y 150 euros al mes. "En total, sumando las facturas, me saldrá en unos 200 euros", explica. Él y sus compañeros de piso empezaron a buscar vivienda a mediados del verano, aunque señala que "para encontrar algo bueno lo mejor es ponerse en junio, porque al pasar selectividad todo el mundo empieza a reservar y ya se ocupan los mejores", cuenta. En su caso, llamó a numerosas inmobiliarias y muchas de ellas no contaban con pisos para estudiantes entre su oferta.

Las principales críticas del estudiante acerca de los pisos en Pontevedra son las malas condiciones en las que se encuentran. Así, aunque el precio no sea demasiado alto, la calidad de las viviendas es baja, ya que muchas de ellas tienen muchos años. "Si quieres compartir piso con una sola persona es muy difícil encontrar algo barato, tienes que irte a pisos de 3 o 4 habitaciones para que te salga bien de precio", cuenta. De este modo, en el próximo curso, en su piso de tres habitaciones vivirán cuatro personas. "Compartir habitación es una forma de que el piso salga más barato", explica.

El estudiante alerta también del aumento de estafas por Internet a la hora de alquilar. Así, según explica, "hay anuncios en los que los supuestos propietarios muestran fotografías de viviendas en muy buen estado y luego, cuando quieres ir a visitarlas, te dicen que están fuera de la ciudad", cuenta desconfiado

Escasa oferta de vivienda para los estudiantes durante el curso
Comentarios