Sábado. 22.09.2018 |
El tiempo
Sábado. 22.09.2018
El tiempo

Las escuelas infantiles inician el curso con déficit de plazas públicas

Los pequeños del centro A Galiña Azul de la Xunta. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Los pequeños del centro A Galiña Azul de la Xunta. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

El alcalde de Pontevedra pidió ayer más centros de titularidad pública a la Xunta pero ésta cree que los que hay son suficientes

El curso escolar comenzó este miércoles para 424 niños y niñas de la ciudad matriculados en las escuelas infantiles de la Xunta de Galicia, tanto las adscritas a la Xerencia do Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar como las que dependen directamente de la Axencia Galega de Servizos Sociais. Aunque la Consellería de Política Social no facilitó el miércoles los datos del número de familias que se quedaron sin plaza, lo cierto es que tras la publicación de las listas provisionales de admitidos a principios de año se quedaban fuera de los centros públicos 134 familias que habían solicitado plaza. De ellos, algunos podrían haber conseguido acceder a alguno de los centro si se produjo alguna renuncia por parte de una familia admitida.

Dar cobertura a las personas que quieren conciliar mediante una red de escuelas infantiles públicas o que estas coexistan con las privadas mediante la adjudicación de ayudas para pagar la matrícula y mensualidades. Esa es la cuestión que enfrenta dos formas de ver la forma en la que las instituciones ayudan a la conciliación. Así, en la inauguración del curso escolar en estos centros en la jornada del miércoles se produjeron declaraciones encontradas por parte de diferentes políticos.

Por un lado, el alcalde de Pontevedra, que acudió a la Escola Infantil de A Parda acompañado de la edil de Educación pidió a la Xunta más esfuerzos para ampliar los centros y las plazas públicas en la ciudad. "Indiscutiblemente a demanda é superior á oferta porque, afortunadamente, Pontevedra sempre foi un concello con crecemento vexetativo positivo ata este ano, aínda que esperamos que nos próximos anos continúe crecendo", explicó Miguel Anxo Fernández Lores.

Lores, en la escuela infantil de A Parda. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

Por otra parte, el delegado de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, que acudió al inicio del curso en la escola infantil de A Parda, indicó que "a idea é non crear máis garderías porque, entre as prazas da Xunta, as municipais e as privadas conseguimos cubrir as necesidades. Ademais, houbo anos nos que sobraron prazas". De este modo, el modelo que defiende la Xunta combina las plazas públicas con las privadas, en las que las familias reciben una ayuda económica por parte de la Administración autonómica para hacer frente al pago de las mensualidades de estas últimas. Se trata del Bono Concilia, que oscila entre los 45 y los 250 euros mensuales en función de los ingresos de la familia. La aceptación de esta ayuda hace que las familias demandantes de plaza en los centros públicos sean automáticamente eliminadas de la lista de espera para acceder a ellos. También en las escuelas infantiles públicas las familias pagan una cantidad al mes que varía en función de la renta.

GASTOS. El precio de las escuelas infantiles privadas oscila entre los 180 y los 230 euros en función de las horas que el menor permanezca en el centro. Además, el servicio de comedor y merienda eleva el coste mensual unos 150 euros más.

Así, los niños y niñas que necesiten pasar más tiempo en las escuelas infantiles pueden llegar a suponer un gasto de cerca de 400 euros para sus padres, mientras el Bono Social cubre solo hasta 250. A esto hay que sumar que las familias con niños y niñas más pequeños -que se incorporarán a la escuela a mediados de curso ya que sus madres todavía están de permiso de maternidad- tienen que pagar un mínimo durante los meses que no vayan al centro en concepto de reserva de plaza.

Educación. Centros temáticos
El cine y el mundo del mar serán los protagonistas a lo largo de este curso en los centros de la Xunta y A Parda, respectivamente.

Xunta
El centro está destinado a hijos de funcionarios de la delegación de la Xunta en Pontevedra en primera instancia, pero también recibe a hijos de profesores. Tiene 36 plazas y este curso sus alumnos descubrirán el séptimo arte a través de trabajos sobre este tema.

A Parda
La escuela infantil de A Parda es la más grande de Galicia con 115 plazas. Este año sus alumnos trabajarán la temática marinera, de modo que han decorado el centro con redes cedidas por los rederos de Landín, del puerto de Marín. Una de las principales peticiones del centro al Concello (que se encarga de las instalaciones del mismo) es la colocación de un toldo en el patio que proporcione sombra.

Las escuelas infantiles inician el curso con déficit de plazas...
Comentarios