jueves. 02.04.2020 |
El tiempo
jueves. 02.04.2020
El tiempo

AUTÓNOMOS CONTRA LAS CUERDAS

A la espera de una ayuda que beneficiaría a 400 exautónomos en la provincia

La crisis y otros factores económicos han abocado a muchos autónomos a echar el cierre a sus negocios. RAFA FARIÑA
La crisis y otros factores económicos han abocado a muchos autónomos a echar el cierre a sus negocios. RAFA FARIÑA
►REFORMA. UPTA ha solicitado al Gobierno que apruebe un subsidio para los trabajadores por cuenta propia mayores de 52 años que hayan tenido que cerrar sus negocios ▶Actualmente no tienen derecho a él, a diferencia de los demás desempleados cuando agotan el paro

"He estado más de tres décadas cotizando y contribuyendo con mis impuestos y, ahora que tengo 57 años y me he quedado sin ingresos, el Estado me ha dejado desamparado, sin ningún tipo de ayuda para vivir".

Esta situación relatada por un vecino de Poio es la misma a la que se enfrentan cada día miles de autónomos mayores de 52 años que se han visto obligados a cerrar sus negocios. Y es que, una vez agotado el subsidio por cese de actividad (el paro de los trabajadores por cuenta propia) en el caso de aquellos que puedan percibirlo, los autónomos no tienen derecho a cobrar ninguna ayuda, ni siquiera los 426 euros mensuales que sí reciben los demás parados de larga duración con cargas familiares que terminaron las demás prestaciones por desempleo.

La prestación solicitada es de 426 euros mensuales, que equivale al 80% del IPREM, como para los extrabajadores por cuenta propia

Se trata de una de tantas desigualdades que siguen existiendo entre los asalariados y los que trabajan para sí mismos, muchos de los cuales se encuentran de frente con esta realidad justo en el peor momento: cuando tienen que echar el cerrojo a sus empresas porque ya no pueden mantenerlas y suman una edad en la que abrirse un nuevo camino en el mercado laboral resulta difícil.

En Galicia, al igual que en el resto de España, hay miles de personas en esta situación, lo que ha llevado a UPTA (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos)- AGTAMAR a mover ficha y plantear una reforma de la normativa al Ministerio de Trabajo.

Recientemente, el presidente de la entidad, Eduardo Abad, trasladó la petición a la ministra Yolanda Díaz, señalando que, en caso de aprobarse, se podrían beneficiar alrededor de un millar de personas en la comunidad gallega y unas 25.000 en el conjunto del Estado. Todos ellos son autónomos ya sin actividad laboral, por lo tanto sin ingresos y, en muchos casos, están haciendo frente a deudas que acumularon antes de cerrar sus empresas y que además asumen cargas familiares. "En la provincia de Pontevedra se podrían acoger unos 400, pues este territorio concentra el 35% de los trabajadores por cuenta propia que hay en la Comunidad", relató.

Ya están previstas reuniones con el secretario de Estado de Trabajo y la directora de Trabajo Autónomo para abordar el problema

¿QUÉ RECLAMAN? En concreto, la petición planteada por UPTA a la ministra es la creación de un subsidio para autónomos mayores de 52 años que hayan tenido que cerrar su negocio habiendo cotizado al menos durante un año para el cese de actividad. Tal y como matizó su presidente, ahora todos los trabajadores por cuenta propia cumplen con este requisito, porque desde hace un año es obligatorio realizar dicha cotización, así que, "entre los que a partir de ahora tengan que echar el cerrojo, nadie se quedaría sin ayuda", aseguró.

Con respecto al resto de condiciones, lo que ha pedido UPTA es que se equiparen a las exigidas para los asalariados: estar inscritos como demandantes de empleo al menos el mes antes de pedir la prestación, realizar una búsqueda de empleo activa, etcétera.

"Cumpliendo con esas mismas prerrogativas, le insistimos al Gobierno para que los autónomos también seamos captadores de eses subsidio que equivale al 80% del IPREM", declaró Abad.

LOS QUE COTIZARON. ¿Y qué sucede con todos aquellos que no cotizaron para el cese de actividad porque hasta hace un año no era obligatorio hacerlo? Según el portavoz de UPTA, "hay más de tres millones de ciudadanos en esa situación, así que también para ellos tiene que abrirse una vía a fin de que no se queden aislados de ese salvavidas económico que les permita vivir con lo mínimo imprescindible hasta que su situación cambie". Tal y como añadió, "en muchas ocasiones son personas que pasan con mucho de los 52 años, están en su último tramo de vida laboral, que desgraciadamente han tenido que cerrar sus negocios y de ese modo interrumpen su carrera de cotización. El porcentaje para la jubilación se calcula sobre los últimos 20 años, así que esa laguna va a significar que sus jubilaciones serán pírricas".

¿QUÉ DICE EL GOBIERNO? Tras la reunión mantenida con la ministra de Trabajo, Eduardo Abad señaló que la reacción de esta fue "de preocupación, porque entiende que la situación no es justa", de ahí que confíe en que el Gobierno empiece a dar pasos para corregir el problema de todos estos autónomos ahora parados. De hecho, UPTA ya tiene preparadas reuniones con el secretario de Estado de Trabajo y la directora general de Trabajo Autónomo "para ver si somos capaces, a la mayor brevedad posible, de desarrollar el sistema al que nos estamos refiriendo", aseguró Abad. "Esto va a ir a toda velocidad. Es una situación grave y esa gravedad es la que va a mandar en los plazos".

Galicia perdió 2.000 autónomos el año pasado
Galicia cerró el año 2019 con 209.287 personas afiliadas al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y, de todas ellas, alrededor del 35% se concentra en la provincia de Pontevedra.

A pesar de que se trata de una cifra elevada, lo cierto es que durante este último ejercicio fueron muchos los que se han dado de baja como autónomos, concretamente, 2.000 personas, lo que supone un descenso del 0,9%, un dato que posiciona a Galicia como la comunidad de España que más autónomos perdió en 2019 junto con el País Vasco.

Así lo muestra un estudio realizado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

¿Y en toda España?
En el conjunto del Estado, sin embargo, la cifra aumentó en 14.425 personas hasta alcanzar los 3,26 millones pero, aún así, el crecimiento fue mucho menor al registrado en 2018, cuando el RETA había sumado 49.986 inscritos.

A la espera de una ayuda que beneficiaría a 400 exautónomos en la...
Comentarios