Espíritu Santo y yo

Enrique Balsera, conocido como 'el peregrino más famoso de España', visita Pontevedra y Marín en su camino hacia Roma. Junto a él viaja su amigo inseparable: un burro llamado Espíritu Santo Amén
Enrique Balsera, el peregrino más famoso de España, en Marín. A. PAZ
photo_camera Enrique Balsera, en Marín. A. PAZ

Sin móvil, sin dinero y sin un lugar fijo en el que dormir cada para noche, pero con un único objetivo: llegar a Roma. Así viaja por el territorio español Enrique Balsera, más conocido como el peregrino más famoso de España, acompañado por su burro Espíritu Santo Amén, un nombre que deja clara su motivación religiosa para su larga peregrinación por las distintas provincias del país. A principios de esta semana llegó a la de Pontevedra y tras recalar el martes en la Boa Vila, este miércoles por la tarde lo hizo en Marín.

Enrique Balsera, el peregrino más famoso de España, en Marín. A. PAZ

La historia de Enrique, cordobés de nacimiento, se remonta a varios años atrás, cuando gozaba de una buena vida llena de fortuna. "Acabé haciendo esto por haber conducido un Lamborghini". Un trágico accidente de coche le dejó parapléjico y se prometió que si algún día volvía a caminar emprendería su viaje hacia lugares santos para "agradecerle a Dios" su milagro. Así lo hizo hace seis años, cuando partió de Portugal para comenzar su periplo.

Su simpático acompañante es el encargado de atraer las miradas y las fotografías de los transeúntes, de los que Enrique dice que pocos se acercan a él. Por eso, cada vez que una persona decide entablar conversación con él apunta su nombre en una libreta. Ya carga con 40 cuadernos en su mochila, donde además anota los lugares que ha visitado y los días. El santuario de la Virgen Peregrina de Pontevedra, donde durmió durante la madrugada de este miércoles, y la de Santa María del Puerto de Marín, ya salen reflejadas en sus páginas.