martes. 27.07.2021 |
El tiempo
martes. 27.07.2021
El tiempo

Con "estrés y trabajo a destajo"; así han vivido los picos de la pandemia los 'maestros' de las PCR

Rodrigo Rodríguez, Inma Lodeiro, Isabel Fontán y Marisa Rivas, este lunes, en el acceso principal de Montecelo. DAVID FREIRE
Rodrigo Rodríguez, Inma Lodeiro, Isabel Fontán y Marisa Rivas, este lunes, en el acceso principal de Montecelo. DAVID FREIRE
Los técnicos superiores sanitarios del área de Pontevedra y O Salnés reivindican su papel y su contribución a la gestión del covid ►Han rastreado más de 243.000 muestras en busca del coronavirus y acercado otras pruebas diagnósticas a pacientes aislados
Son un "eslabón fundamental" en la asistencia sanitaria, pero cada año tienen que subir a la palestra para recordar que están trabajando entre bambalinas. Se trata de los técnicos superiores sanitarios, un perfil profesional que se divide en hasta once categorías y que corre a cargo de la mayoría de las pruebas que se realizan en la sanidad para determinar entre el 80% y el 90% de los diagnósticos y tratamientos.

En el Área Sanitaria de Pontevedra y O Salnés trabajan 179 técnicos, que este lunes impulsaron varias iniciativas para conmemorar el Día do Personal Técnico Superior Sanitario y para "dar visibilidad" a su papel en la sanidad. De este total, el 50% opera en el campo del diagnóstico clínico y biomédico, examinando con lupa todo tipo de muestras biológicas para explicar qué le ocurre al organismo.

La pandemia del covid ha puesto el foco en ellos aunque, según dice María Luisa Rivas Collado, una de las profesionales encargadas de coordinar a los técnicos sanitarios del área, el peaje que han pagado no ha sido barato. Todos los profesionales del servicio de Microbiología del Chup han "trabajado a destajo" en el laboratorio y muchos han sufrido "mucho estrés" y "cuadros de ansiedad" durante las fases más agudas de la pandemia. El récord llegó a las 1.225 PCR diarias, debido a jornadas en las que se actuó "a un ritmo frenético".

LAS 24 HORAS. Con motivo de la efeméride, Rivas recogió testimonios de profesionales del laboratorio, que le han recordado lo duros que fueron los inicios. "Tenían que etiquetar las muestras una a una y llevar un orden correlativo para poder localizarlas. Los volantes llegaban desordenados y solo disponíamos de técnicas manuales, por lo que analizar 35 muestras era un mundo. Era caótico, porque nadie se esperaba esa situación", señaló ayer a este periódico.

El amontonamiento de las cajas con muestras en el laboratorio generaba angustia en la plantilla, consciente de que los pacientes "estaban esperando por nuestros resultados". La demanda de esta prueba diagnóstica obligó incluso a introducir un turno nocturno y a ampliar plantilla, pasando de los 18 que trabajan con carácter fijo a picos de 37 técnicos especializados en el diagnóstico clínico.

Hoy llevan a sus espaldas 243.603 pruebas de este tipo, aunque el contexto es muy diferente al de marzo de 2020. El servicio ha crecido en recursos y las nuevas tecnologías han allanado el camino, haciendo posible la realización de 500 PCR diarias por turno.

"IMPRESCINDIBLES". Rivas incide en que los técnicos superiores sanitarios "han tenido un papel imprescindible durante la pandemia" y no solo en el servicio de Microbiología, donde han sido el personal encargado de realizar las PCR, sino también "en el resto de laboratorios donde se han realizado las pruebas de seguimiento y control de la enfermedad".

Además, califica de "trascencente" el papel que han jugado los técnicos en imagen de diagnóstico, que han acercado los equipos portátiles de rayos X a pacientes aislados, críticos o ingresados en Urgencias para comprobar el estado del enfermo, así como la evolución y efectividad de los tratamientos. "Dicen que no se consideran especiales, que han hecho su trabajo lo mejor que han podido, pero su labor ha sido vital. Han acabado agotados, pero satisfechos de su labor y todos destacan el compañerismo que ha reinado entre todas las categorías, algo que les ha ayudado a seguir avanzando en los momentos más críticos que parecían no tener fin", destaca la coordinadora.

TRABAJO INVISIBLE. Rodrigo Rodríguez, Inma Lodeiro e Isabel Fontán Gregorio son los otros tres coordinadores de los técnicos sanitarios que actúan en el área sanitaria y en su opinión la falta de visibilización que acusa el gremio se debe a que "en la mayor parte de los casos no estamos en contacto directo con el paciente". Por el contrario, destacan que a nivel de dirección y gerencia del Área Sanitaria "sentimos un importante apoyo", hasta el punto de ser de las primeras áreas gallegas "en implantar una coordinación técnica".

Actualmente una de las grandes demandas de los técnicos superiores sanitarios es la equiparación de su titulación "con nuestros homólogos europeos". Así, podrían desempeñar sus funciones en el resto de países que integran la UE y subir de categoría profesional, lo que implica un aumento de salario. Como solución abogan por "ampliar las clases teóricos en los distintos centros donde se forman los técnicos y las prácticas en los centros sanitarios".

Desde 1984
La historia del Día do Técnico Superior Sanitario comenzó el 14 de junio de 1984 con la aprobación de las especialidades de Formación Profesional para Técnicos Especialistas en Laboratorio, Radiodiagnóstico, Anatomía Patológica, y Medicina Nuclear y Radioterapia. Posteriormente surgieron las restantes especialidades, aprobadas por real decreto en los 1995, 2007 y 2014.

En la actualidad están autorizadas once que, además de las citadas, son Audiología Protésica, Dietética, Documentación y Administración Sanitaria, Higiene Bucodental, Ortoprótesis y Productos de Apoyo, y Prótesis Dentales. La formación se imparte en distintos centros de la comunidad y el país.

Con "estrés y trabajo a destajo"; así han vivido los picos de la...
Comentarios
ç