Un estudio de A Coruña diseñará los nuevos pisos sociales de Valdecorvos

La Xunta adjudica la redacción del proyecto por 515.000 euros a Díaz y Díaz Arquitectos
Vista de Valdecorvos, con los últimos pisos sociales que la Xunta entregó en 2016. DAVID FREIRE
photo_camera Vista de Valdecorvos, con los últimos pisos sociales que la Xunta entregó en 2016. DAVID FREIRE

Un estudio de A Coruña diseñará los nuevos pisos sociales de Valdecorvos. La Xunta está a punto de cerrar el proceso para adjudicar a Díaz y Díaz Arquitectos la redacción del proyecto y la dirección de obra para la construcción de 76 viviendas de promoción pública en el citado barrio. La empresa coruñesa se impuso a otras 15 ofertas y dispondrá de un plazo de 47 meses para ejecutar el contrato.

El servicio de Díaz y Díaz costará 515.151,51 euros (IVA incluido), un 20,3% menos de los 646.692,79 euros presupuestados en la fase de licitación de un proyecto que ampliará el parque residencial en la zona.

La promoción que ahora impulsa la Xunta es la primera de este tipo desde que en 2016 entregara las llaves de los 132 pisos sociales de las calles Prado Novo y Rúa das Fragas. El Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) calcula que será necesaria una inversión de 10,4 millones de euros para levantar las 76 nuevas viviendas.

Valdecorvos, que es el barrio más joven del casco urbano, tiene pendiente el desarrollo de otros proyectos inmobiliarios. Xestur tiene previsto la venta de las últimas parcelas que le quedan en la zona con una edificabilidad máxima para 104 pisos. Y empresas y cooperativas impulsan otras promociones para ampliar el suelo residencial.

Según el último informe del IGVS, publicado este lunes, en el municipio de Pontevedra hay un total de 1.032 demandantes de vivienda pública.

El mercado de la vivienda sigue creciendo en la capital provincial. El Concello recibió el año pasado solicitudes para construir 343 pisos a pesar del récord marcado por la inflación, que provocó una importante subida de los precios. Son 144 más que en 2021.

Valdecorvos, Tafisa, A Parda, O Burgo y A Eiriña son las principales zonas de crecimiento de la ciudad. Los bancos y las inmobiliarias asociadas a ellos están detrás de la mayor parte de los proyectos inmobiliarios.

En paralelo, los servicios urbanísticos recibieron peticiones para derribar 15 edificios desde el año 2021. La mayor de ellos se encuentran en el casco urbano y el objetivo es levantar nuevos inmuebles con fines residenciales. Ocurrirá así en Virxe do Camiño, Rúa do Rouco, Cobián Roffignac, Arquitecto de la Sota, Travesía da Eiriña.

La solicitud de desmantelamiento más polémica es la del edificio de Gutiérrez Mellado, que ha cerrado uno de los accesos a las Galerías Oliva.

Comentarios