Eventos, deporte y cultura, las claves para desestacionalizar el turismo en las Rías Baixas

Pontevedra basa su capacidad de atracción en el modelo de ciudad amable, y el Concello de Sanxenxo se centra en mejorar sus recursos naturales y servicios. Poio, Bueu y Marín amplían sus programaciones, mientras que el Camino Portugués supone un gran aliciente

Visitantes en el Paseo de Silgar (Sanxenxo) el pasado mes de abril. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Visitantes en el Paseo de Silgar (Sanxenxo) el pasado mes de abril. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

La carrera por la desestacionalización del turismo se ha convertido, en los últimos años, en un objetivo prioritario para los ayuntamientos de la provincia cuya economía gira en torno al flujo de visitantes, de los que se espera que vayan cediendo protagonismo del exclusivo turismo de sol y playa que copaba antiguamente las Rías Baixas, a iniciativas de tipo deportivo, cultural o que giran en torno a los recursos naturales.

No es casualidad que el goteo de peregrinos que recorren las variantes del Camino de Santiago que pasan por la provincia haya aumentado en rincones de las parroquias a donde antes no llegaba este impulso, o que en el último año la ciudad de Pontevedra haya acogido más de una decena de grandes pruebas deportivas que transcurren en el epicentro de la ciudad, ni que en Sanxenxo un 70% de los hoteles ya no cierre sus puertas en temporada baja. Porque, mientras que para algunos ayuntamientos, hablar de desestacionalización ya es un tema ampliamente superado, otros redoblan sus esfuerzos inversores y organizativos para remar al compás de las necesidades del sector en las Rías Baixas.

En Pontevedra, si algo tienen claro desde el Concello, es que "non existen receitas máxicas para desestacionalizar", por lo que, para alcanzar este objetivo, el modelo de ciudad juega un papel fundamental. "Nós baseamos a nosa estratexia na captación de eventos en tempada baixa", explicó la edil de Promoción Económica, Anabel Gulías, quien destacó el efecto de los "congresos con valor engadido", como el DSG Fórum que se celebró en la ciudad el mes pasado, y que elevó la ocupación hotelera de Pontevedra al 100%, "esgotando toda a oferta", o el Congreso Flúor, que se acaba de presentar.

El deporte es otro de los pilares para la desestacionalización en el Concello pontevedrés, por el que lleva apostando ya varios años, como será el caso del Campeonato Europeo de Ciclocross, que "prevemos que teña unha afluencia masiva", mientras que, de cara al mes de enero, la celebración de los Premios Feroz en la ciudad será la joya de la corona de la desestacionalización, ya que "sobrepasa con creces calquera outra estratexia".

En este sentido, para Pontevedra, los "congresos, deportes e eventos son mellor estratexia que a captación en feiras, que non son unha alternativa para nós" si bien, destacó Gulías, "todo isto non tería sido posible sen unha estratexia de transformación urbana previa" por lo que, para el Concello, la desestacionalización es un objetivo canalizado durante décadas de trabajo. "O congreso de papelería vén porque temos equipamentos culturais de primeira coma o recinto e o auditorio, e as distancias son moi amables, polo que tamén ofrecemos unha experiencia de estancia. O triatlón quere vir a Pontevedra porque se pode competir no centro da cidade, e para a negociación dos Feroz puxemos enriba da mesa que Pontevedra ten características que a fan diferente a outras cidades. Esa é a nosa vantaxe competitiva", aseguró, destacando también la importancia del Camino Portugués, que "cada vez é máis popular".

Foto de peregrinos en la Ruta del Padre Sarmiento. DS
Foto de peregrinos en la Ruta del Padre Sarmiento. DS

En este sentido, el Camino Portugués se consolidó el pasado 2023 como la segunda ruta más transitada del Camino de Santiago, con 141.285 peregrinos en total (un 31,72% de todas las rutas), entre los que eligieron la vía portuguesa y la de Costa. Por nacionalidades, cabe destacar que la mayor parte de los peregrinos que pasaron por Pontevedra a través de esta ruta son extranjeros (60,07%), con especial incidencia en Portugal (12,43%), Alemania (9,55%), Italia (6,42%) y Estados Unidos (6,36%). Los españoles sumaron un 39,93% del total (49.468).

Mejorar la marca

En el caso de Sanxenxo, el objetivo no está tanto en la desestacionalización, asignatura que consideran ya superada al tratarse del ayuntamiento turístico por excelencia de las Rías Baixas, por lo que el enfoque consiste, ahora, en mejorar la marca. En este sentido, para el Gobierno local, las cifras del nuevo sistema de conteo 'big data' y los datos del INE arrojan un total de 245.000 de viajeros y turistas que pernoctaron en el municipio durante la temporada baja de 2023, frente a los 503.000 que lo hicieron en la temporada alta (considerada en el municipio como los meses de junio, julio, agosto y septiembre).

Para el Concello, la estrategia de crecimiento se basa en la mejora de las infraestructuras y servicios que repercuten en el vecindario pero también en la atracción de visitantes de diferente tipo, a través de la potenciación de los recursos naturales, como el acondicionamiento de diferentes rutas que ya ostentan la calificación de Sendero Azul, la mejora paisajística de la línea costera de la ría de Arousa, el centro de A Telleira, el Pazo de Quintáns, o el futuro mercado.

La clave para el Gobierno local, en este sentido, no es tanto la promoción, sino que pasa por centrarse en la mejora de los servicios, un impulso que ya ha tenido sus efectos este año en la contratación de personal auxiliar (Policía Local, Emerxencias o socorristas, entre otros), en un período de tiempo más amplio con respecto a la temporada alta. Esto, junto al objetivo de convertir a la época navideña en la tercera temporada turística del municipio, permite la atracción de inversión privada en lo que respecta a eventos, deporte y congresos, puesto que "todo o que fai este Goberno está encamiñado a mellorar a calidade de vida dos veciños e iso tamén repercute no incremento turístico en tempada baixa", explicó el alcalde, Telmo Martín.

Paseo marítimo en O Grove durante esta primavera. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Paseo marítimo en O Grove durante esta primavera. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

Casi un millón de visitantes en temporada baja

Las zonas turísticas de las Rías Baixas sumaron, según los cálculos a partir de los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), un total de 991.255 visitantes durante los meses del pasado año 2023 considerados a nivel general como temporada baja (enero, febrero, marzo, abril, mayo, septiembre, octubre, noviembre y diciembre), de los que 686.975 fueron de origen nacional y otros 304.280, de origen extranjero.

Este dato supone un incremento en 284.874 visitantes con respecto al año anterior (2022), en el que acudieron a las Rías Baixas 497.185 viajeros españoles y 209.196 extranjeros.

Dentro de este período, los meses de septiembre y octubre fueron los que coparon más flujo turístico en la zona en ambos períodos de estudio, a causa del efecto arrastre del verano, si bien el mes de mayo despuntó al alza, con 80.617 visitantes de origen nacional y 79.069 extranjeros en 2023.

Las cifras de visitantes fuera de temporada continuaron creciendo en los tres primeros meses de 2024 con respecto al año anterior. Mientras que en 2023 los meses de enero, febrero y marzo sumaron 146.941 visitantes de origen nacional, en 2024 la cifra subió hasta los 157.636. En el caso del turismo extranjero, en el primer trimestre de 2023 se contabilizaron 37.889 turistas, frente a los 46.196 contabilizados en 2024. El mes de marzo fue el que registró mayor afluencia en ambos casos.

Gastronomía y rutas

Los 13.000 visitantes contabilizados en el segundo fin de semana de mayo, en el que en Poio coincidieron la celebración del Día de Colón en su nuevo formato, junto a varios eventos deportivos de ámbito nacional son, para la edil de Turismo, Rocío Cochón, el mejor medidor para continuar la línea que permita "o movemento dos visitantes por todas as parroquias, xa que somos un concello moi amplo". En este sentido, la apuesta poiense para desestacionalizar gira en torno a la creación de atractivos festivos fuera de temporada, como también es el caso del nuevo certamen Tapea Poio que tendrá lugar en octubre, la Ruta da Ameixa (septiembre), o la potenciación de las rutas peregrinas que pasan por las dos variantes del municipio. "Precisamos distribuir en todo o ano a afluencia de visitantes a Combarro con políticas dirixidas a desestacionalizar a base de sinerxias de diferentes concellerías. É algo que estamos a poñer en práctica activamente e que xa comezamos a notar en beneficio dos nosos emprendedores e establecementos. Tentamos que a xente se mova a través dos nosos recursos naturais e culturais", aseguró.

En la misma línea, en O Morrazo, la estrategia se centra en potenciar actividades gastronómicas que compartan atractivo entre la población local y los visitantes. "Proba disto son as recentes Xornadas de Exaltación do Polbo a finais de abril e comezos de maio, unha época tradicionalmente máis frouxa, para atraer visitantes e poñer en valor o polbo de Bueu", explicó la concejala de Promoción Económica y Turismo, Silvia Carballo. Las Xornadas Gastronómicas en Feminino del 8-M, mercados ecológicos y artesanales, deporte y cultura, y la potenciación de espacios como el Aula da Natureza de Cabo Udra, el Centro de Interpretación de Agrelo o el Estaleiro de Purro, con actividades desde mayo hasta octubre, completan línea marcada por el Concello en busca de "un turismo sostible, que non só busca sol e praia. Aí queremos ser referentes", aseguró Carballo.

LX Festa do Marisco de O Grove. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
LX Festa do Marisco de O Grove. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

En Marín la programación de eventos a lo largo del año es la metodología a seguir para atraer visitantes y dar a conocer el municipio fuera del ámbito del verano. En este sentido, las rutas de senderismo, con especial incidencia en la nueva ruta que se potenciará en el Lago de Castiñeiras, contribuyen a la potenciación del turismo en esta dirección, tal y como explicaron desde el Gobierno local.

Atraer turismo extranjero y mejorar las conexiones son las asignaturas pendientes

Las estrategias para deslocalizar el turismo de los meses álgidos del verano van surtiendo sus efectos en el sector hotelero, que en las últimas décadas ha cambiado radicalmente su panorama. En este sentido, los hoteles de Sanxenxo pasaron de abrir tan solo en los dos meses de julio y agosto en la década de los 2000, a mantener abiertos todo el año, en la actualidad, hasta un 70% de los establecimientos hoteleros y pensiones del total de 160 negocios asociados al Consorcio de Empresarios Turísticos de Sanxenxo (CETS).

De este modo, en el enclave con la mayor oferta hotelera de la ría de Pontevedra, el tirón de "lo sostenible", que atrae especialmente al público más joven fuera de temporada, es un aliciente importante para mantener las buenas cifras de ocupación que siempre depende del tiempo. "Todo lo asociado al deporte y al senderismo es un motivo para que nos visiten los más jóvenes durante estos meses, fuera del turismo de sol y playa que, aún así, sigue centrando la mayor facturación del sector. Aunque hay muchos otros productos, sigue siendo importante continuar invirtiendo en los servicios de nuestras playas y en sus productos derivados, así como en las Banderas Azules, porque su calidad es lo que nos diferencia", señaló el presidente de CETS, Alfonso Martínez para quien, la desestacionalización no es una cuestión fácil, ya que, manifestó "cualquier destino de costa es estacional".

En este sentido, los períodos vacacionales marcan los desplazamientos a nivel nacional, por lo que dentro del Clúster de Turismo, uno de los objetivos es la atracción de los visitantes extranjeros. En esta línea, para Martínez, "que venga este tipo de turista es la clave para desestacionalizar, pero esto debe ir de la mano de contar con buenas conexiones en los aeropuertos. Ahora mismo nos da la vida Oporto", señala. En particular, en Sanxenxo el sector pide también eventos "propios" a costa de la inversión pública que giren en torno a la cultura, la gastronomía y el deporte. "Hemos avanzado mucho, pero todavía hay mucho por hacer. Las pequeñas acciones y eventos nos están ayudando, aunque nos queda mucha capacidad de crecimiento, incluso a nivel de Galicia", valoró.

A nivel provincial, la Federación Empresarial de Turismo y Hostelería de Pontevedra (Feprotur) ha notado las sinergias de las ferias como Conxemar o Navalia, que radian sus efectos desde la ría de Vigo hasta la de Pontevedra, así como el tirón de las grandes ocupaciones generadas por el período navideño. Sin embargo, tal y como explicó su presidente, César Ballesteros, en la misma línea que todo el sector a nivel general, "echamos de menos mejores infraestructuras a nivel de transportes" para hacer viable una mayor afluencia de turismo extranjero.

En este sentido, el foco está puesto en "conseguir acciones en los primeros meses del año" para afianzar el "turismo alternativo". "En las Rías Baixas va aumentando, pero romper la estacionalidad es imposible si las vacaciones continúan concentrándose en el verano", señaló.

Comentarios