lunes. 25.01.2021 |
El tiempo
lunes. 25.01.2021
El tiempo

Expertos y víctimas del franquismo aplauden la exhumación

Amalia Bóveda Álvarez, hija de Alexandre Bóveda. DP
Amalia Bóveda Álvarez, hija de Alexandre Bóveda. DP
La única hija viva de Alexandre Bóveda reclama la anulación de los juicios que condenaron a muerte a mártires como su padre

La exhumación de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos fue celebrada este jueves en Pontevedra por parte de expertos en memoria histórica y víctimas del franquismo. Para Amalia Bóveda Álvarez, la única hija viva del intelectual galeguista Alexandre Bóveda, fusilado por los afines al régimen en 1936, la jornada fue de contención. "É un día simbólico, pero tardío. Celébroo con alegría contida", explicó este jueves a este periódico, al que reconoció una sensación: "Quédame un arrepío dentro". 

Bóveda, que nunca conoció a su progenitor, asesinado cinco meses antes de su nacimiento, espera que este "xesto necesario" se acompañe de otras medidas para restablecer la dignidad de las víctimas. Entre ellas, la anulación de los juicios sumarísimos que condenaron a muerte a mártires como su padre. "Eu nacín sen pai e pasei moitos anos sen o colo da miña nai (Amalia Álvarez). Eu e os meus irmáns. Os cinco", recordó. "A min si que me profanaron. Leváronme de aquí con oito anos e regresei con 20", dijo sobre su marcha a Madrid. 

Para el historiador Xosé Fortes, el traslado de los restos del caudillo "é unha vitoria da democracia e o fin dunha anomalía". "Tardou moito porque o peso político e social do franquismo segue aí. Hai xente que leva anos agardando isto", recordó el miembro fundador de la Unión Militar Democrática, una organización clandestina creada al final de la dictadura para combatirla. Fortes exigió también la condena del franquismo por parte de los llamados partidos constitucionalistas. "O PP e o partido veleta, Ciudadanos, abstivéronse de condenar a ditadura", recordó. 

El historiador y experto en memoria histórica Pepe Álvarez aseguró que "cómpre anular os xuízos sumarísimos como o de Bóveda porque hai moitos máis Bóveda que pasaron desapercibidos e dos que aínda non se fala". 

Para la periodista e impulsora de A Memoria das Mulleres, Montse Fajardo, la exhumación "foi un paso positivo para a democracia, pero foi un paso pequeno". "Aínda hai moitos mortos nas gabias", sentenció. 

Expertos y víctimas del franquismo aplauden la exhumación
Comentarios