Explotación sexual en pisos de citas en las cuatro esquinas de la provincia

Los cuatro detenidos fueron desenmascarados a partir de la denuncia de una de las víctimas
Un coche de la Policía Nacional. ARCHIVO
photo_camera Un coche de la Policía Nacional. ARCHIVO

El trabajo constante y coordinado por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado contra los delitos de trata y prostitución ilegal en la provincia de Pontevedra da excelentes resultados que, sin embargo, no suelen tener consecuencias penales muy gravosas para las personas detenidas. El último ejemplo trascendió hace apenas dos semanas, cuando una operación conjunta desarrollada por la Policía Nacional y la Guardia Civil sirvió para localizar pisos en los que se estaba produciendo explotación sexual en Cangas, Sanxenxo, Marín, Porriño, Vigo y Pontevedra. Los cuatro detenidos fueron desenmascarados a partir de la denuncia de una de las víctimas, todas ellas declaradas testigos protegidos.

Varios meses de investigación sirvieron para atribuir a los sospechosos los presuntos delitos de prostitución coactiva, pertenencia a organización criminal, delitos contra los derechos de los trabajadores y también tráfico de drogas, pues incitaban a las mujeres al consumo de sustancias estupefacientes.

Todas las víctimas que fueron liberadas eran de nacionalidad extranjera (menos del uno por ciento de los casos detectados a nivel nacional tienen a españolas como víctimas). Las mujeres se hallaban en condiciones "abusivas", según detallaron los investigadores, obligadas a ejercer la prostitución las 24 horas al día "sin apenas descanso, y a realizar prácticas insalubres".

De los registros practicados, además, los agentes determinaron que la red desmantelada llevaba años efectuando estas prácticas y obteniendo ingentes beneficios ilícitos.

Comentarios