miércoles. 21.10.2020 |
El tiempo
miércoles. 21.10.2020
El tiempo

Las exportaciones se desplomaron un 35% en el primer trimestre post-covid

Contenedores en el Puerto de Marín. ARCHIVO/JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Contenedores en el Puerto de Marín. ARCHIVO/JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Entre marzo y mayo la patronal pontevedresa facturó en el exterior 833 millones menos que en 2019 

La omnipresencia del coronavirus ha pasado factura al comercio exterior que ya practican en mayor o menor grado 3.556 empresas de la provincia pontevedresa.

Sus exportaciones cayeron un 35% entre marzo y mayo, el primer trimestre post-covid-19, pasando de los 2.335 millones facturados en este intervalo de 2019 a los 1.502 que refleja el último balance del Instituto Galego de Estatística (IGE). 833 millones menos que, a todas luces, serán difíciles de remontar en lo que resta de ejercicio.

Si se suman al cómputo los meses de enero y febrero, antes de que el Gobierno decretara el estado de alarma, los porcentajes mejoran, pero el saldo sigue siendo negativo. El tejido empresarial de Pontevedra comercializó fuera un 15% menos que el año pasado: 3.322 millones frente a los 3.937 de 2019.

De igual modo, el impacto de la pandemia también dejó tocadas las importaciones, que por segundo año consecutivo superan en valor a las exportaciones. Entre marzo y mayo este tipo de operaciones descendieron un 39% (quedando el total en los 1.586 millones). Y si se añaden los números del primer bimestre, se puede ver más de lo mismo: 3.459 millones en productos importados frente a los 4.513 de 2019 .

SECTORES. El golpe atestado por el virus al comercio exterior varía según el sector, pero en general los que han salido peor parados son los mismos que más están sufriendo la embestida en el país. Entre todos ellos, destaca la bajada de las ventas de automóviles y otros bienes del sector transporte, que acusaron una caída del 48%. La parada de la factoría de Citröen y el inmediato bloqueo de las auxiliares provocó que el sector pasase de facturar 1.166 millones de euros el año pasado (entre marzo y mayo) a 601.

La comercialización de maquinaria se desplomó un 46% (quedando el total en 89 millones), las ventas de materiales textiles descendieron un 50% (once millones), las de pasta de madera un 17% (48 millones) y las de la industria metalúrgica un 21% (107 millones).

La industria alimentaria es la única que aumentó su volumen de negocio tras la pandemia

El despacho de animales vivos, entre los que destaca el pescado, también sufrió un descenso del 27% que dejó la suma en 252 millones. Sin embargo, es la industria alimentaria la única que mejoró sus cifras tras el asalto del coronavirus. Los procesados de carne y pescado, junto a otros productos del área alimenticia que elaboran firmas pontevedresas aumentaron sus ventas en un 29% (hasta alcanzar los 114 millones), y la comercialización de productos del reino vegetal (como frutas y verduras) crecieron un 18% (llegando a los 45 millones).

POR DESTINOS. La afección de la pandemia en las exportaciones también oscila en función del pais destino. La Unión Europea, a donde van a parar la mayoría de los productos con sello de las Rías Baixas, adquirió en ese primer trimestre post-covid-19 productos valorados en 1.209 millones de euros, un 34% menos que un año antes, no hubo excepciones que se escaparon de esta tendencia a la baja. Las exportaciones a Francia bajaron un 34% (quedándose en los 318 millones), las de Portugal un 38% (276 millones), las de Alemania un 38% (85) y las de Reino Unido hasta un 53% (66), y eso que el Bréxit aún no se ha consumado.

Las ventas al continente americano, ya tocado por los aranceles de Trump, se desplomaron un 52% (111 millones), las de Asia un 28% (80 millones) y las de África un 34% (71).

Las ventas internacionales llegaron a caer más de 50% en EEUU y Reino Unido

A nivel Galicia, según recoge el último informe de comercio exterior del IGE, las exportaciones disminuyeron un 48,6% respecto al mismo mes de 2019 y si uno abarca todo el primer quinquemestre la tasa de variación fue de un -24,5%. En esos primeros cinco meses, las ventas que influyeron de forma más negativa en las exportaciones fueron las de prendas de vestir que no son de punto (-7,6 puntos), vehículos (-3,4 puntos) y prendas de vestir de punto (-3,1puntos), mientras que las que sortearon mejor el pulso del coronavirus fueron las ventas de conservas de carne o pescado, que crecieron un 0,6%.

Víctor Nogueira: "Hasta el primer trimestre de 2020 no recuperaremos los niveles pre-Covid"

Víctor nogueira

La empresa familiar, que representa algo más del 90% del sector privado gallego, está viviendo de cerca el impacto de la Covid-19 en las redes comerciales internacionales.

El presidente de la Asociación Gallega de la Empresa Familiar, Víctor Nogueira, advierte que este tipo de sociedades están ya "muy internacionalizadas" y que, por extensión, se han visto salpicadas por la caída del comercio exterior. "Claro que se nota. El descenso de la exportación es uno de los factores de la crisis económica que se nos ha venido encima. Hay muchos países que están cerrados, que han registrado una caída importante en sus producciones y actividad económica, y lógicamente esto hace que se resientan las exportaciones e importaciones", indica a preguntas de este periódico.

Precisamente, esto es uno de los factores que le hacen reiterar la demanda de medidas encaminadas hacia la recuperación, sobre todo "de tipo fiscal y regulatorio", para que la patronal pueda superar el bache. "Es urgentísimo empezar con las medidas de reactivación. España es un país muy dependiente de los servicios y el turismo. Uno de sus grandes problemas es que no ha habido una apuesta clara por la industrialización y eso hace que sea más débil ante situaciones de este tipo. Por eso será uno de los países que más sufra en cuanto a caída del PIB", augura el empresario.

Nogueira añade que la predicción de que los meses de julio y agosto ayudarían a paliar el parón motivado por la Covid-19 "no ha sido así por los rebrotes, la falta de confianza y la reducción de la movilidad", por ello cree que septiembre "será un mes determinante". 

Entretanto, sus pronósticos apunta hacia una remontada a largo plazo. Nogueira cree que "hasta el primer trimestre de 2022 no recuperaremos los niveles de actividad pre-Covid , pero siempre y cuando apoyemos a la industria y a la empresa. Si no, tardará más".

Las exportaciones se desplomaron un 35% en el primer trimestre...
Comentarios