Una 'fábrica' de narcolanchas de Vigo se traslada a Portugal para saltarse la ley

El Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (Edoa) realiza la cuarta operación de similares características en apenas unas semanas
Narcolancha en un astillero, aún en plena construcción. NARCODIARIO.COM
photo_camera Narcolancha en un astillero, aún en plena construcción. NARCODIARIO.COM

El juez de instrucción número 8 de Vigo ha acordado el ingreso en prisión de tres de los detenidos en el macrooperativo contra el narcotráfico y contra un supuesto entramado de construcción de narcolanchas (que se saldó con al menos una veintena de arrestos en varias provincias), mientras que los otros cinco que pasaron este miércoles a disposición judicial quedaron en libertad. 

Este jueves han sido puestos a disposición judicial otros siete arrestados y el juez ha enviado a prisión a cinco. Los dos restantes han sido puestos en libertad.

El Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (Edoa) de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Pontevedra culminó en las últimas horas una nueva operación contra la fabricación de narcolanchas para su uso en el Estrecho de Gibraltar, la cuarta en las últimas semanas, con un esquema similar a las anteriores. En este caso, los cabecillas operaban en un astillero clandestino en el área de Vigo. Sin embargo, con el paso del tiempo decidieron transportarlo a Portugal, conscientes de que el marco legal en España sitúa al margen de la ley la construcción de embarcaciones que superan unas determinadas características y dimensiones, algo que ocurre con estas lanchas pensadas para el narcotráfico. Quien las posee o las fabrica comete un delito de contrabando, algo que en Portugal no sucede.

Ocho de los 20 detenidos en esta nueva operación pasaron este miércoles a disposición del titular del Juzgado de Instrucción 8 de Vigo que dirige en esta ocasión las actuaciones (el de Cangas y el de Cambados se encargan de las otras investigaciones recientes). El resto lo hacen este jueves.

Una vez más, el trabajo de los efectivos de la Comandancia trascendió de la comarca y de la provincia de Pontevedra, pues se efectuaron registros en Vigo, Porriño y Verín (Galicia), pero también en puntos de Cataluña, Castilla la Mancha (Toledo) y Andalucía, además de en Portugal, donde se construían las lanchas.