Fallece el gerente de Gescomar, promotora de las 67 primeras viviendas protegidas en Valdecorvos

El empresario Pablo Díaz Rubio fue encontrado fallecido en su domicilio de Vigo ▶ La sociedad tiene en ejecución once chalés en Pontevedra

Pablo Díaz (izquierda) en la primera visita a las obras de Valdecorvos. ARCHIVO
photo_camera Pablo Díaz (izquierda), en la primera visita a las obras de Valdecorvos. ARCHIVO

El sector inmobiliario de la provincia de Pontevedra ha recibido con gran consternación el fallecimiento de Pablo Díaz Rubio, gerente de Gescomar, la promotora que construyó 56 pisos protegidos en Valdecorvos y que en estos momentos afronta la finalización de once chalés en la misma zona de la ciudad. 

El empresario fue encontrado muerto este lunes en su domicilio de Vigo, ciudad donde residía y donde también impulsó importantes proyectos de rehabilitación y construcción. Entre ellos, se encuentra un edificio de la calle Alfonso XIII, premiado en 2018 por la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Pontevedra (Aproin). 

En Pontevedra, Díaz impulsó en el año 2010 un edificio de 56 viviendas de protección oficial bajo la fórmula de cooperativa. La sociedad logró reunir en apenas siete meses el 84,7% de los socios que necesitaba para edificar en una parcela de Valdecorvos, aunque la aprobación del proyecto y la financiación bancaria pospusieron el inicio de las obras hasta 2013. 

Hoy el cooperativismo está al orden del día en la promoción residencial, pero entonces el empresario fue pionero en el municipio pontevedrés al plantear este sistema de gestión. Los coletazos de la burbuja inmobiliaria no lo pusieron nada fácil, pero finalmente la promoción pudo ser entregada en 2015, por un importe de 133.165 euros por vivienda, un precio sensiblemente menor al que marcaba entonces el mercado. 

La construcción coincidió en el tiempo con las 132 viviendas de promoción autonómica que levantó la Xunta en ese mismo polígono residencial, donde Díaz lanzó un segundo proyecto: Residencial Valdecorvos II

La propuesta inicial tuvo que ser reformulada, hasta que en 2020 se dio paso a las obras de la promoción definitiva: once chalés de protección autonómica que arrancaron en plazo, pero cuyas obras se ralentizaron por falta de financiación. 

Los afectados denunciaron hace unos meses que la previsión era obtener las llaves en 2022, pero que a partir del pago inicial la obra empezó a decelerar. Además, advirtieron de que comenzaron a recibir cartas de Hacienda y la Seguridad Social alertándoles de que Gescomar tenía varias deudas pendientes y que bloquearían cualquier pago futuro a la promotora.

Díaz aclaró entonces que la empresa había recibido liquidación de otras promociones ya rematadas y que esto le permitiría volcarse en la obra de Valdecorvos "para terminarla lo antes posible". El gestor atribuyó las deudas contraída con las administraciones a "un problema con una subcontrata" y, efectivamente, la obra se reactivó hace unas semanas. 

La previsión oficial es que la construcción concluya en mayo. Sin embargo, el fallecimiento del empresario ha suscitado preocupación entre los cooperativistas, que por el momento prefieren ser "cautos" con este asunto y esperar un tiempo prudencial antes de hacer ningún movimiento, por respeto al promotor y a su familia.

La noticia fue un shock para todos ellos, así como para el entorno del empresario, donde destacan que "era una persona con gran corazón, mucha bondad y muy generoso".