La falta de camas obliga a derivar casos urgentes a O Salnés y Quirón

El BNG denuncia que la situación de Urgencias de Montecelo es de "auténtica alarma", llegando a los 40 pacientes pendientes de ingreso
Dos ambulancias aparcadas en el exterior de Urgencias. DAVID FREIRE
photo_camera Dos ambulancias aparcadas en el exterior de Urgencias. DAVID FREIRE

La falta de camas en Montecelo obligó al servicio de Urgencias a derivar este fin de semana a varios pacientes que necesitaban cuidados hospitalarios al Hospital de O Salnés y al Hospital QuirónSalud Miguel Domínguez, con el que el Sergas mantiene convenio.

Fuentes extraoficiales puntualizaron que el domingo se superó la barrera de los 30 enfermos pendientes de ingreso y que este lunes por la mañana el servicio registró 38 pacientes en esta misma tesitura. La mayoría de estos casos aguardan en camillas su traslado a planta, aunque trabajadores sanitarios aseguran que más de un box se quedó sin camilla y que varios pacientes tuvieron que esperar entre "cinco y seis horas" a ser examinados por un facultativo.

La saturación del servicio obligó a derivar a varios enfermos a los centros hospitalarios de O Salnés y Quirónsalud y, según las fuentes consultadas, principalmente se debió a dos motivos: a la elevada incidencia de infecciones respiratorias (lo que motivó un elevado número de consultas urgentes) y a la ausencia de servicio médico en varios Puntos de atención Continuada (PAC) del área sanitaria, lo que también contribuyó a aumentar las visitas a los servicios de urgencias. 

Programación quirúrgica

El domingo se superaron en las Urgencias de Montecelo las 200 consultas, lo que llevó a ocupar también la sala polivalente que se utiliza en Urgencias y las dependencias de Cirugía Mayor Ambulatoria con pacientes urgentes. Por el momento, tanto las fuentes extraoficiales como las oficiales, aseguran que no se ha tenido que suspender ninguna cirugía y que el Área Sanitaria "va a mantener las operaciones y la programación quirúrgica". Sin embargo, cabe recordar que el plan de contingencia activado con motivo de la gripe contempla suspender operaciones programadas cuando más del 10% de los pacientes que entran en Urgencias están pendientes de ingreso, por lo que no se descarta que a corto plazo haya reajustes en este sentido. 

Fuentes consultadas inciden en que esta vez la saturación del servicio no se puede atribuir a "un problema de contrataciones ni de camas cerradas", ya que todas están operativas. El gran escollo, según dicen, es el problema de asistencia médica que existe en los PAC y las propias condiciones estructurales del servicio de Urgencias de Montecelo, "muy pequeño para la población que tenemos".

El gerente del Área Sanitaria, José Flores, señaló a este respecto que durante el fin de semana hubo un "incremento" de personas que acudieron a los servicios de emergencia de Pontevedra y O Salnés, y que el nivel de ocupación hospitalaria obligó a derivar a "algún paciente" los centros de O Salnés y Quirónsalud. Según añadió, ésta es la "forma de proceder" cuando la demanda tensiona el sistema, de modo que el paciente "termina ingresado onde se lle poden ofrecer as mellores garantías e os mellores coidados".

Un problema de recortes, según el BNG 

La diputada del BNG Montse Prado, denunció, en cambio, que las derivaciones que se han hecho desde Montecelo a otros hospitales son fruto de la situación del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés que, según dijo, se ha convertido "no auténtico quilómetro cero da desfeita sanitaria no noso país" a causa "de 13 anos de recortes do PP". 

La nacionalista incidió este lunes en que ningún centro de salud ni ningún PAC "funciona con normalidade" y que, como consecuencia, cientos de pacientes se ven obligados a "peregrinar" de un dispositivo a otro "a ver onde ese día hai persoal médico que as poidas atender". 

La diputada precisó que durante el pasado fin de semana la práctica totalidad de los PAC del área tuvieron descubiertos varios turnos de personal médico y que, aunque el BNG lleva tiempo advirtiendo de que la situación de Primaria produce una fuerte presión en las urgencias hospitalarias, este lunes la situación fue de "auténtica alarma".

Según dijo, el hospital Montecelo sufrió un "colapso" con "40 doentes pendentes de ingreso" y el 061 recibió indicaciones para derivar todos los casos urgentes de Sanxenxo, O Grove, Caldas, Cuntis, Moraña y Meaño al Hospital do Salnés, donde según precisó el TAC sigue "avariado". 

Por todo ello, el BNG instó al PP a hacer públicas las medidas que ha adoptado "para anticiparse a esta situación", además de solicitar que "deixen de maltratar ao personal e garantan á poboación a asistencia digna".

Comentarios