martes. 20.08.2019 |
El tiempo
martes. 20.08.2019
El tiempo

La falta de servicio obliga a universitarios a buscar alternativas para desplazarse

Bicicletas aparcadas delante de una de las facultades del campus de A Xunqueira, este jueves. DAVID FREIRE
Bicicletas aparcadas delante de una de las facultades del campus de A Xunqueira, este jueves. DAVID FREIRE

Los alumnos matriculados en las distintas facultades situadas en A Xunqueira se ven obligados a utilizar el coche, la bicicleta o a ir andando a clase debido a la ausencia del transporte colectivo

El campus universitario de A Xunqueira cuenta con más de 4.000 alumnos matriculados que acuden a clase de lunes a viernes. Se desplazan en coches particulares, en bicicleta o van andando. No utilizan el autobús por una sencilla razón: no hay ninguna línea con parada en el recinto universitario. Esta es una de las deficiencias a las que los dos candidatos a rector de la Universidade de Vigo (UVigo), Emilio Fernández y Pachi Reigosa, quieren dar solución con el objetivo de conectar el campus con la ciudad.

Los jóvenes universitarios que residen en localidades vecinas llegan a la ciudad por diferentes medios. Los más utilizados son el transporte colectivo, con parada en la Estación de Renfe en el caso del ferrocarril (que solo efectúa una parada diaria de ida y otra de vuelta en el apeadero del campus). Quienes utilizan el autobús no tienen otra opción que bajarse en las paradas que están alejadas del recinto universitario, desde las que tienen que echarse a andar para llegar hasta las facultades.

Los dos aspirantes a rector de la UVigo (Pachi Reigosa y Emilio Fernández) consideran necesario recuperar el servicio

El último intento de poner en funcionamiento una línea de transporte de viajeros al campus se produjo en 2009, cuando la empresa Monbús puso en marcha una línea circular entre la Estación de Autobuses y el campus de A Xunqueira. Los buses salían cada hora, a las medias, de la Estación de O Gorgullón, y a las horas en punto del recinto universitario, desde las 8.30 hasta las 21.00 horas. El precio del billete era de 1,25 euros.

En aquel momento la única publicidad que se hizo de esta línea de transporte habían sido unos pequeños papeles con el itinerario y los horarios, que había repartido la propia concesionaria. En ellos también se anunciaban tarjetas descuento de 30, 40 y 50 viajes, pero no se informaba de las paradas intermedias de subida o bajada a lo largo del circuito.

Los universitarios que llegan a la ciudad en tren no tienen comunicación en autobús desde la Estación de Renfe

Las líneas que funcionaron en 1999 y 2008 fracasaron por falta de publicidad sobre los horarios y las paradas

La escasa publicidad y la puesta en marcha de la línea, que incluso había cogido por sorpresa al Concello, fueron las causas por las que el servicio apenas registró viajeros.

La línea no era nueva, sino que se trataba de una concesión otorgada por la Xunta a Autobuses de Pontevedra en 1999 y que apenas había durado seis meses. Nueve años después la Administración municipal solicitó al Gobierno gallego la recuperación del servicio, incluso sugiriéndole tres recorridos alternativos.

Tras ese segundo intento frustrado por conectar el campus con el resto del casco urbano, los autobuses no volvieron a pasar, dejando desatendida a la comunidad universitaria.

La falta de servicio obliga a universitarios a buscar alternativas...
Comentarios