Sábado. 19.01.2019 |
El tiempo
Sábado. 19.01.2019
El tiempo

"Tengo que celebrar que he vuelto a nacer"

La intervención de los Bomberos. GONZALO GARCÍA
La intervención de los Bomberos. GONZALO GARCÍA

El Concello apuntaló de forma urgente dos estructuras del entorno de A Ferrería tras la caída de un balcón en San Román ▶ Mercedes González vio la muerte de cerca y sufrió contusiones en cabeza, piernas, brazos y cadera tras recibir el impacto de los cascotes

El acceso hacia la rúa San Román desde A Ferrería permanecerá cortado hasta nuevo aviso. El suceso registrado este martes en el céntrico lugar, con la caída de parte de un balcón que estuvo a punto de costarle la vida a una mujer, ha obligado al Concello a activar, como medida preventiva, el cierre total al tráfico rodado y peatonal "ante el temor de que se puedan producir nuevos derrumbes". Así lo acordó el servicio de Arquitectura, que decidió ordenar la retirada de la totalidad de la estructura que, en parte, cayó sobre la vía pública e hirió a una viandante.

Mercedes González Peláez, una de las propietarias de la tienda Paso de Cebra. DP"Iba caminando y me giré para mirar un escaparate. Debió de ser en ese momento cuando cayó la piedra grande. Tropecé con ella, me fui al suelo y ya se me vinieron encima trozos pequeños. Inmediatamente escuché a la gente gritando". Mercedes González Peláez –en la imagen anexa–, una de las propietarias de la tienda Paso de Cebra (que, curiosamente, trasladará en breve su ubicación actual de la calle Sarmiento para instalarse en los soportales de A Ferrería), explicó a este periódico horas después de lo ocurrido que "aún tengo arena en el pelo. Cuando llegaron los sanitarios les dije que me encontraba bien porque llevaba mucha ropa, lo que amortiguó en parte los golpes". La joven, que se hallaba algo desorientada producto de la secuencia antes relatada, sufre golpes y moratones por todas partes. "Cuando me saqué las medias vi que estaba llena de heridas", añadió.

Tras contactar con los propietarios del inmueble, familiares de los dueños de la librería El Pueblo, "que se portaron fenomenal", la víctima se dirigió al Hospital Quironsalud Domínguez, donde fue revisada de arriba a abajo por los facultativos. El parte médico reveló la presencia de policontusiones y hematomas en la cabeza, el hombro izquierdo, ambos muslos, la rodilla derecha y la cadera izquierda. Las pruebas radiológicas descartaron fracturas en cráneo, cadera y piernas, y los facultativos le recetaron medicación para al menos diez días para aliviar el dolor y mejorar la cicatrización de las heridas. "Tengo el cuerpo machacado. Tengo que celebrar que he vuelto a nacer", concluyó la mujer, afectada por lo ocurrido.

Estado en el que quedó el balcón del edificio. GONZALO GARCÍA - A Ferrería
Estado en el que quedó el balcón del edificio. GONZALO GARCÍA
 

En cuanto a las reparaciones que comenzaron en la tarde del martes y según el procedimiento de emergencia activado por el servicio de Arquitectura del Concello, la empresa Acevi se encargó de apear toda la estructura dañada. Los trabajos comenzaron apuntalando el balcón para evitar nuevos desprendimientos, garantizando la entrada y la salida del edificio de los residentes. Se da la circunstancia de que el piso que incluye el balcón que se vino abajo está ahora mismo deshabitado.

ARCO DE A FERRERÍA. El Concello, temeroso de que un episodio similar pueda reproducirse (la piedra que cayó pesaba más de 70 kilos, por lo que un impacto directo con Mercedes le habría costado la vida), decidió actuar inmediatamente en el primer arco de la Praza da Ferrería, muy cerca del lugar del suceso. Los técnicos que visitaron el lugar apreciaron un importante grieta que, ante las bajas temperaturas, podría causar daños al espacio público.

El potencial riesgo aconsejó el cierre al paso debajo del citado arco. El Concello espera que la rúa San Román reabra al tráfico a partir del viernes.

"Tengo que celebrar que he vuelto a nacer"
Comentarios