viernes. 14.08.2020 |
El tiempo
viernes. 14.08.2020
El tiempo

Un fin de semana en el mes de julio desde 100 euros en la costa de Pontevedra

Imagen de la playa de Silgar, en Sanxenxo, con las nuevas medidas de seguridad. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Imagen de la playa de Silgar, en Sanxenxo, con las nuevas medidas de seguridad. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
El verano se estrena a precios económicos en las costas de Pontevedra con ofertas turísticas, a primera línea de playa, por menos de 50 euros la noche
El verano de la covid, el más difícil para el sector turístico de la historia reciente, estrena el primer fin de semana de julio con precios rentables, incluso para los más adictos al lujo. Hoteles, apartamentos, o casas rurales lanzan sus mejores ofertas a través de las aplicaciones de reserva online, con el objetivo de atraer a los turistas más rezagados a las costas de las Rías Baixas. Y es que, en el verano de la nueva normalidad, la evolución de la pandemia, más que el precio de los hospedajes, se ha convertido en el primero de los condicionantes de la cifras de ocupación.

Haciendo un repaso por las variadas opciones turísticas disponibles en las localidades de las Rías Baixas se pueden encontrar, fácilmente, noches de hotel con precios que rondan entre los 40 y 50 euros. En Sanxenxo, destino turístico por excelencia, es posible alojarse en un hotel céntrico con dos estrellas, y a menos de un kilómetro de la playa, por 48 euros la noche. Tampoco son elevadas las cifras que los hoteles de cuatro estrellas, como el Augusta Eco Wellness Resort, piden por la reserva de una de sus estancias. Las más baratas rozan los 180 euros por noche y las más caras, con vistas al mar, acceso al spa, cama supletoria y desayuno incluido, los 255. Lo mismo ocurre en el Hotel Carlos I de Silgar, donde una habitación doble se valora en 200 euros y, por 30 más, se permite el acceso a sus instalaciones termales.

Las estancias más lujososas también descienden sus precios, haciendo posible alojarse en una suite, o en amplios apartamentos, por debajo de los 500 euros por noche.

Cambiando la Ría de Pontevedra por la de Arousa, es posible reservar un fin de semana completo en A Illa, por 88 euros (44 por noche). Es el Hotel Tamaco el que, con estos precios, hace accesible, a cualquier bolsillo, unas vacaciones al lado de la playa. Otras alternativas, para este fin de semana y muy próximas A Illa de Arousa, se pueden encontrar en Vilanova o Vilagarcía de Arousa. En la primera localidad, el hotel Dinajan, de dos estrellas, permite disfrutar de una estancia para dos personas y acceso a piscina por el módico precio de 65 euros. Mientras que, en la segunda, el hotel de lujo Pazo O Rial, brinda la oportunidad de gozar de este palacete del siglo XVII, a doce minutos a pie de la playa más cercana, por menos de 100.

Otro de los destinos preferidos por los turistas es la península de O Grove. Con dos estrellas y por 40 euros, el Hotel Argibay ofrece una oportunidad única de hospedarse frente al mar, en primera línea de playa, y a escasos metros del puente que une O Grove con A Illa da Toxa. Por otro lado, el Eurostars Isla de A Toxa tiene disponibles habitaciones sencillas desde 139 euros y dobles con vistas al mar y acceso ilimitado al circuito de spa por 200.

Más cerca de la Boa Vila, en Bueu, se pueden adquirir alojamientos, con acceso directo a los arenales, a precios que giran en torno a los 60 euros.

VIVIENDAS TURÍSTICAS. Parece que las ofertas y los precios modestos son la tónica, también, en el caso de las viviendas turísticos. Alquilar un apartamento cercano a la playa de A Lanzada cuesta, el primer fin de semana de julio, unos 72 euros. Mientras que, los más grandes, con capacidad para ocho huéspedes, rondan desde los 120 euros en la costa de Marín a los 55 en el centro de O Grove. Sin embargo, si lo que se busca es el lujo, los precios pueden ascender hasta los 800 euros en Sanxenxo.

Con respecto al turismo rural, existen verdaderos chollos, son los sueños de verano de los muchos y muchas que los desean. Por ejemplo, en el Valle de O Salnés, con piscina, gimnasio y conexión a internet gratuita, se puede disfrutar por 50 euros la noche de O Lar da Avoa. De igual manera, en Villagarcía, y por 420 euros, se alquilan casas rurales durante una semana.

Y es que puede que julio inicie el verano de la covid, pero, también, el de las grandes ofertas.

Un fin de semana en el mes de julio desde 100 euros en la costa de...
Comentarios