viernes. 10.04.2020 |
El tiempo
viernes. 10.04.2020
El tiempo

La Fiscalía investiga la posible existencia de delitos en el caso de Nexia

Afectados que acudieron este jueves a la constitución de la plataforma. DAVID FREIRE
Afectados que acudieron este jueves a la constitución de la plataforma. DAVID FREIRE

Los afectados constituyen una asociación, que presentará una denuncia por presunto alzamiento de bienes y administración desleal

La Fiscalía ha iniciado una investigación para esclarecer si existen hechos punibles en la administración y venta de Nexia, la constructora que se ha quedado sin plantel a la fuerza y que adeuda, según los afectados, 8,5 millones de euros a bancos, proveedores y subcontratas.

La unidad de asuntos económicos ha "empezado a recabar documentación" para examinar la situación de la empresa y en qué condiciones fue vendida por su anterior administrador, Pablo Valiñas Monteagudo, a una sociedad con sede en el sur de la provincia, denominada Realcom Maquinaria. Entre los posibles delitos que se van a investigar figuran dos: descapitalización empresarial e insolvencia punible (que se produce cuando encontrándose en una situación de insolvencia actual o inminente, se ocultan o se realizan actos que perjudican a los intereses de acreedores). Por el momento, ninguno de ellos ha sido ratificado por las autoridades judiciales, pero no es el único frente judicial abierto.

La investigación, que lleva varias semanas en marcha, trascendió el jueves, coincidiendo con la constitución oficial de la Asociación de Afectados por Nexia Infraestructuras (Asocane). Y, según avanzaron su presidenta, Isabel Couso, y su secretaria, Liliana Mouteira, hay otras dos acciones en marcha que han dado el salto a los tribunales. Una de ellas es la solicitud de un acreedor para intentar revertir el preconcurso presentado por la empresa (que impide la acción de un administrador concursal) y para declarar en su lugar un concurso necesario. La segunda es la propia querella que prevé presentar este mismo viernes la plataforma, con la que emplazará a las autoridades a investigar si los responsables de Nexia han cometido una "administración desleal, alzamiento de bienes o insolvencia punible". Dicha denuncia irá dirigida "tanto a los antiguos como a los actuales responsables, que deben responder".

La plataforma cuenta en la actualidad con 60 integrantes, pero se calcula que hay 334 empresas afectadas por las deudas de Nexia. En varios casos las facturas pendientes de abono superan los 100.000 euros y, entre los afectados, hay personas que "han perdido los nervios". Alguno "posiblemente tendrá que recurrir a crédito" para tapar los agujeros de la constructora. Y es que, según dijo, "para una empresa pequeña, una deuda de estas te tumba".

Los trabajadores empiezan a operar en nuevas empresas
Los 67 trabajadores que integraban la plantilla fueron dados de baja de forma forzosa por la Seguridad Social, a raíz de una inspección de que confirmó la falta de actividad. Los trabajadores quedaron liberados el pasado día 24, aunque, según denunciaron este jueves varias fuentes, las bajas son efectivas desde los días 3 y 13 (lo que deja en duda si los empleados estuvieron acudiendo varios días a la sede de la empresa sin cotizar por ello).

Algunos operarios han empezado a trabajar en otras empresas, mientras otros se acogen a las prestaciones del paro.

Rencor en la plantilla
Fuentes de la explantilla aseguran que "la mayoría" opina que la operación empresarial "fue un fraude", que sigue los pasos de Sercoysa, una firma dirigida por José Luis Valiñas (padre del exadministrador de Nexia) que se fue a la quiebra con una deuda de 16 millones.

"Nos dejaron tirados. ¿Donde está el dinero que cobraron por las obras en las que trabajamos todos? Dicen que fue una venta transparente, pero estamos muy enfadados, porque no da la cara. Solo contacta por WhatsApp con los que les interesa", indica un extrabajador


"VENTA FRAUDULENTA". La constitución de Asocane fue respaldada por la Asociación Gallega de la Construcción, Agalco, cuyo secretario, Antonio Herrero, cree que el traspaso de la firma fue una "venta fraudulenta", que ha terminado en manos de "una empresa pantalla", abocando a las pymes a pagar los platos rotos. "Por eso es importante conseguir un cambio en la Ley de Contratación del Sector Público, porque con la actual los que se quedan sin cobrar son los pequeños empresarios y, frente a esto, la Administración se lava las manos", advirtió durante el acto de constitución.

Asocane nace con la vocación de defender los intereses de los afectados y denunciar, pública y jurídicamente, las posibles actuaciones ilícitas vinculadas al caso, dado que estima que actualmente "no se está cumpliendo la Ley".

Nexia, que fue fundada en mayo de 2014, estaba especializada en la obra pública y tenía varias en ejecución en 2019, hasta que empezaron a surgir los problemas por impago. A finales de año ya no podía ejecutar obra por la falta de material, lo que llevó a varios concellos a rescindir los contratos. Entre ellos, los de Vilagarcía, Poio y Pontevedra, que se ha visto obligado a encargar obras de emergencia.

La Fiscalía investiga la posible existencia de delitos en el caso...
Comentarios