jueves. 27.01.2022 |
El tiempo
jueves. 27.01.2022
El tiempo

Fotocopian en Pontevedra una tarjeta para aparcar en plazas de discapacitados

La plaza donde estacionó la persona denunciada, en Benito Corbal
La plaza donde estacionó la persona denunciada, en Benito Corbal
La Policía Local denuncia a un vecino por delitos de falsedad documental y uso fraudulento e investiga si hay más permisos ficticios

Fotocopiaron la tarjeta de reserva de estacionamiento para personas con moviliad reducida que les confió un vilagarciano y las utilizaban para aparcar alegremente sin tener derecho a ello. La Policía Local de Pontevedra descubrió la trama, denunció a una persona por dos presuntos delitos de uso fraudulento de la tarjeta y de falsedad documental y ahora investiga si hay más documentos falsos de este tipo por la calle.

Los hechos fueron descubiertos el pasado 14 de abril. Sobre las 16.00 horas una patrulla observó un todoterreno estacionado en una plaza reservada para personas con mobilidad reducida en la calle Benito Corbal. A la Policía le llamaron la atención elementos de seguridad que no correspondían con la marca y el modelo. Con el fin de localizar a su propietario, los agentes contactaron con el titular de la tarjeta expuesta en el cuadro de mandos, quien resultó ser un vecino de Vilagarcía que manifestó desconocer la identidad del propietario o conductor del todoterreno, un Porsche Cayenne.

Ante estos hechos, interpusieron una denuncia administrativa y se procedió a la retirada del vehículo por parte de la grúa municipal por estacionamiento irregular en un espacio reservado para personas con movilidad reducida.

Posteriormente se presentaron en el depósito dos hombres. Uno de ellos, que se identificó como el conductor, exigió explicaciones visiblemente alterado, pero cuando se le requirió la tarjeta de la que dijo ser titular, dijo que tenía un amigo con ella y que era probable que se hubiera confundido. Su acompañante, propietario del Cayenne y del Golf con el que fueron al depósito, tenía otra tarjeta idéntica en el Volkswagen. Ambas eran fotocopias de la original.

Así, fueron intervenidas por la Policía, que instruyó un atestado por un presunto delito de falsedad documental.

Las pesquisas posteriores aclararon el origen de la maniobra. El vilagarciano titular de la tarjeta original se la había confiado a los responsables de un negocio de compraventa de vehículos de Pontevedra durante un mes, aproximadamente, a la espera de que llegara el automóvil que pretendía comprar. En ese tiempo, él la utilizaba puntualmente si acudía a la ciudad, ya que le cedían un vehículo de cortesía.

Según los datos de la Policía Local, que agradece la colaboración ciudadana para detectar casos de picaresca, las denuncias por estacionar en plazas reservadas para personas con movilidad reducida son el 1,7% de las multas totales (210 de 12.416 en 2015). La cifra se redujo desde las 399 de 2011.

Fotocopian en Pontevedra una tarjeta para aparcar en plazas de...
Comentarios