Un frente vecinal reclama el desbloqueo de la variante de Alba

Piden por carta a Lores que presione a la Xunta para que construya una infraestructura "vital para as parroquias do Norte do concello" ► Ocho asociaciones de vecinos de Lérez, Verducido, Mourente, Santa María de Xeve, Santo André de Xeve, Cerponzóns, Alba y Monte Porreiro están detrás de esta iniciativa, que aspira a sumar a nuevos colectivos

Lores leyendo este miércoles ante la prensa la carta de los vecinos pro variante de Alba. GONZALO GARCÍA
photo_camera Lores leyendo este miércoles ante la prensa la carta de los vecinos pro variante de Alba. GONZALO GARCÍA

Un frente vecinal reclama el desbloqueo de la variante de Alba. La plataforma, formada por ocho asociaciones de vecinos de Lérez, Verducido, Mourente, Santa María de Xeve, Santo André de Xeve, Alba y Monte Porreiro, ha enviado una carta al alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, para que presione a la Xunta y se construya esta infraestructura, que lleva solicitándose desde hace 20 años.

"Desde o noso punto de vista, a construción da variante ten vital importancia para as parroquias do Norte do Concello, xa que este vial conectaríaas directamente coa zona costeira de Poio e coa estrada de Vilagarcía, que dá acceso á autovía cara a costa e a conexión coa autoestrada, sen producir un gran impacto ambiental. Tamén melloraría o acceso dos usuarios do Centro de Saúde de Lérez e do Hospital Montecelo", exponen los firmantes, de las asociaciones de San Bieito de Lérez, Outeiro do Castro, O Carballo, Os Tres Pinos, O Crabadoiro, O Chedeiro, A Capela y O Mirador. 

La iniciativa, que aspira a sumar nuevos colectivos, se produce tras la solicitud de entrevista que Lores ha cursado ante la nueva conselleira de Infraestructuras, la pontevedresa María Martínez Allegue, para tratar de sacar esta obra del cajón. Y justo después de que el Consello da Xunta, celebrado el pasado 16 de abril, aprobase el proyecto para mejorar la seguridad vial en la carretera de Vilagarcía con la construcción de una rotonda. 

La glorieta se hará en la intersección con la PO-310, en O Freixo, justo en el mismo punto del que iba a salir la variante de Alba, que conectaría este núcleo situado en Campañó con el de A Cendona, ubicado en la parroquia de Lérez. La actuación es vista con buenos ojos por el Concello, que sostiene que ambos proyectos encajan a la perfección. 

"Agardo que sexa o punto de inflexión definitivo"

La existencia de esta plataforma vecinal fue anunciada este miércoles por Lores, que leyó ante la prensa el contenido de la carta que la semana pasada le hicieron llegar las ocho asociaciones. "Agardo que isto sexa o punto de inflexión definitivo para unha obra tan demandada polo Concello e polos veciños da área Norte do municipio", manifestó. 

El regidor defiende el diseño que sus técnicos elaboraron en 2021 para reducir la afectación de la variante de Alba entre Campañó y Lérez. Aquel proyecto ha sido remitido nuevamente al Gobierno gallego, concretamente a la nueva conselleira de Infraestruturas con el compromiso de que Pontevedra "dará todas as facilidades" para ejecutar la obra. 

La propuesta pontevedresa reducía de cuatro a dos los carriles previstos para la nueva carretera, lo que implicaría menos expropiaciones. El vial, de 800 metros de longitud, incluiría medidas de calmado de tráfico, entre ellas, cuatro rotondas (una de ellas prevista ya por la Xunta en la carretera de Vilagarcía), ocho pasos elevados y una senda peatonal y ciclista para permitir los desplazamientos a pie o en bicicleta entre O Freixo y A Cendona. 

El diseño se completaría con la implantación de los 30 kilómetros por hora y nuevo alumbrado en todo el trazado, que evitaría el derribo de viviendas. La mayor parte de los bienes expropiados serían fincas, siendo una de las zonas más complejas la afectación al ámbito del tren y de la autopista. 

El presupuesto también sería menor al previsto inicialmente. Pasaría de los 12,2 millones anunciados por la Xunta a 8,37 millones de euros. Esta última cifra podría aumentar debido a la necesaria actualización de costes por la subida del precio de los materiales desde 2021. 

El alcalde, que admitió el rechazo vecinal que la obra generó en su día en Campañó, de la que el PP pontevedrés hizo bandera, insiste en la necesidad de poner en marcha esta infraestructura para reducir tráficos en la carretera de Vilagarcía y mejorar las comunicaciones en el rural del municipio, tanto en coche como a pie o en bicicleta. "É unha obra necesaria. Conectaría dúas parroquias, andando, en menos dun quilómetro", dijo el líder nacionalista, que recordó que obras como la inminente reforma del nudo de Bombeiros hacen esta carretera "máis necesaria".

Comentarios