domingo. 11.04.2021 |
El tiempo
domingo. 11.04.2021
El tiempo

La frutería El Vergel tranquiliza a su clientela: "Respetamos todas las medidas de seguridad"

Los responsables de El Vergel notificaron las causas del cierre a través de las redes sociales. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Los responsables de El Vergel notificaron las causas del cierre a través de las redes sociales. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Los responsables del negocio cerraron el establecimiento tras dar positivo su hijo procedente de BArcelona ► El área sanitaria de Pontevedra-O Salnés registra nueve casos y cero ingresos

A la espera de conocer el resultado de las pruebas realizadas en las últimas horas, el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés continúa con nueve casos activos de Covid-19, de los que ninguno ha requerido de ingreso hospitalario. Los diagnósticos más recientes, identificados el pasado lunes, corresponden a una pareja de jóvenes procedentes de Barcelona, que llegaron a Pontevedra el pasado domingo. Uno de ellos, el chico, empezó a presentar síntomas el lunes por la mañana, por lo que ambos fueron sometidos a las pruebas del coronavirus, que concluyeron con un resultado positivo.

El diagnóstico motivó el cierre inmediato de la frutería El Vergel, sita en Uxío Novoneyra, la cual regentan los padres del joven. Estos últimos quisieron lanzar un mensaje de tranquilidad a la clientela, tanto a través de declaraciones facilitadas a este periódico como en un comunicado posterior publicado en las redes en respuesta a los "rumores" desatados por el caso.

Según subrayan, el contacto con la pareja apenas duró unas horas y desde el inicio de la pandemia el negocio ha seguido a pies juntillas las recomendaciones de las autoridades sanitarias. "Hemos respetado todas las medidas de seguridad. Siempre hemos atendido con mascarilla, tenemos colocado un cristal para separar la parte delantera de la trasera y pedimos desde un principio a los clientes que entraran de uno en uno para reducir los riesgos (...). Esto nos ha cogido por sorpresa, nuestra intención no era dañar a nadie", aseguran

Los responsables del negocio, ahora en aislamiento domiciliario, cerraron las puertas de forma voluntaria, tan pronto conocieron que su hijo había dado positivo. Sin embargo, han seguido atendiendo por teléfono e Internet a los clientes, algunos de ellos inquietos por si pudo haber o no posibilidades de contagio durante la mañana del lunes, cuando aún se desconocían el resultado de las pruebas. "Me gusta dar la cara y a todos les explico cómo sucedieron las cosas. En ningún momento imaginamos que nuestro hijo podía estar con la enfermedad. De hecho, si fuera así, no hubiera venido, porque convivimos con una persona mayor que es de riesgo (...). Viendo algunos comentarios nos sentimos poco apoyados. En la pandemia prestamos ayuda a muchos, dejando la mercancía detrás de las puertas y exponiéndonos a contagios y exponiéndonos a los contagios, y ahora parece todo el mundo se ha olvidado de todo. Estamos muy disgustados", indica una de las responsables del establecimiento.

El joven y su pareja se encuentran ahora mismo asintomáticos y su entorno más cercano, cinco personas, guardan cuarentena hasta que el Sergas les realice las pruebas, para las que deberán esperar cinco días (hasta que el virus se pueda detectar en sangre).

Otros cuatro de los nueve positivos notificados este martes son marineros (sin relación aparente entre sí) y otro es el médico de cabecera del centro de salud de Baltar, del que dio cuenta la semana pasada el Sergas.

Desde que fue diagnosticado el primer caso, el pasado 8 de octubre en el Hospital Montecelo, se han curado de esta enfermedad 902 pacientes del área sanitaria, en la que han fallecido por esta causa 16 pacientes, todos ellos con patologías previas.

La frutería El Vergel tranquiliza a su clientela: "Respetamos todas...
Comentarios
ç