viernes. 21.01.2022 |
El tiempo
viernes. 21.01.2022
El tiempo

"No fue un abandono, quería que el perro se quedase en un sitio donde le cuidasen"

La mujer que dejó a un perro atado en la protectora Os Palleiros, se defiende de las acusaciones y asegura que el animal no era suyo

"No fue un maltrato ni un abandono, yo quería que el perro se quedase en un sitio donde lo cuidasen y se hicieran cargo de él". Con estas palabras se defendía este jueves en el programa La Opinión, de Radio Pontevedra, la mujer que dejó atado a un perro en la protectora Os Palleiros el pasado día 2.

Según explicó esta vecina de Barro, el animal no era suyo y optó por dejarlo en el refugio ante la falta de soluciones por parte de las diferentes administraciones.

"Agoté todas las vías que tenía a mi disposición porque ese perro no era de mi propiedad, era un perro callejero que se me estaba colando en casa desde hace mucho tiempo. Venía porque las perras que yo tengo estaban en celo y este animal se me metía en casa. He invertido dinero para aumentar el muro para evitar que se me colara, pero el perro terminó sabiendo escalar las rejas", afirmó.

La mujer aseguró haber hablado con el Concello de Barro, con el Seprona y con la Policía Local de Caldas pero "era como un círculo, me mandaban de un lado a otro, pero yo estaba sufriendo estos continuos ingresos en mi propiedad por parte de este animal y llevaba mucho tiempo avisándolo".

En cuanto a cómo sucedieron los hechos, "yo esa noche tenía un viaje y tenía que estar en el aeropuerto a las 4 de la mañana. Estuve toda la noche espantando al animal para que no entrase, pero entró y lo logramos pillar y pensé que la única opción que tenía era la protectora. No podía esperar al día siguiente porque me tenía que marchar. Cogí una cuerda bastante gorda y lo atamos. Lo dejé atado en la verja, con comida y con agua".

"Yo pretendía que ellos se hicieran cargo del animal porque yo estaba abocada a una situación que no tenía salida", insistió.

En relación al desenlace final que tuvo el perro, ya que todo apunta a que fue atropellado minutos después de que le atasen a las puertas del refugio, la mujer aseguró que "me duele muchísimo lo que haya pasado con ese animal, ni intención no era que el animal fuese atropellado. Yo soy muy amante de los animales y me entristece el final que tuvo".

Por otro lado, la vecina de Barro reconoce que se puso en contacto con la protectora después de este suceso. "Llamé y hablé con Pilar, una de las trabajadoras y me dijo que se pondrían en contacto conmigo pero aún no me llamaron", afirmó este miércoles en la Cadena Ser.

Este periódico se ha puesto en contacto con la presidenta de Os Palleiros, Gloria Cubas, para confirmar esta información. "Ella llamó el lunes pero yo no tengo nada que hablar con ella, el asunto está en manos de las autoridades competentes", explica.

En cuanto a la historia que contó la mujer, Cubas pide "que no me venga con cuentos chinos". En este sentido, la presidenta de la protectora asegura que "a lo mejor es verdad que le entró en casa y que el perro no era suyo, pero esas no son las formas".

Por el momento, aún no se ha podido confirmar si el perro atropellado esa misma madrugada es el mismo que el que la mujer ató en la puerta del refugio. Los hechos están siendo investigados por la Policía Local de Pontevedra.

"No fue un abandono, quería que el perro se quedase en un sitio...
Comentarios