Sábado. 23.06.2018 |
El tiempo
Sábado. 23.06.2018
El tiempo

Los funcionarios de Xustiza se manifiestan en Pontevedra

La protesta partió de la Subdelegación de Gobierno y llegó a la sede de la Xunta en Campolongo ►Los juicios suspendidos por la huelga se están demorando hasta 2019

Los funcionarios mantienen su calendario de movilizaciones dentro de la huelga que mantiene en vilo a la Xustiza gallega.

En la mañana de este martes los sindicatos convocaron una manifestación que partió a las 12 horas desde la Subdelegación del Gobierno y prosiguió hasta la sede de la Xunta en Campolongo, donde se leyó un manifiesto (en el vídeo, el paso de la protesta por la Praza de San Xosé).

El paro alcanza ya los 35 días ininterrumpidos y el conflicto, lejos de suavizarse, amenaza con enrocarse aún más, a la vista de las diferencias que mantienen trabajadores y Administración.

A pesar de que se van cumpliendo los servicios mínimos acordados, la huelga ha afectado ya a más de 1.100 procesos judiciales solo en el ámbito de la capital de la provincia, lo que supone un verdadero trastorno para los afectados, que ven cómo las causas de las que dependen intereses laborales, económicos o penales se van demorando varios meses.

Los Juzgados de lo Social son los órganos que suelen tener la agenda más apretada y los señalamientos se fijan a largo plazo. Eso explica que las vistas que no se pueden celebrar por la huelga se estén reprogramando para principios del próximo año, es decir, una prórroga superior a los diez meses.

Los funcionarios de Xustiza protestan ante la sede de la Xunta en Campolongo. V. M.
Los funcionarios protestan este martes ante la sede de la Xunta en Campolongo. V. M.


Una situación similar a la que se vive en el ámbito penal, donde los señalamientos suspendidos se están fijando para finales de año, mientras que en el civil las nuevas vistas se trasladan a septiembre y octubre.

"Somos conscientes do prexuízo que están a ter os cidadáns, pero a única responsable de todo isto é a Xunta de Galicia, por negarse a negociar unhas condicións dignas", apunta Enrique Araújo, representante del sindicato STAJ.

Agrega que los funcionarios también se están viendo seriamente afectados por este conflicto, sobre todo desde el punto de vista económico, si bien reconoce que "nós facémolo de xeito voluntario, porque loitamos polos nosos dereitos, pero os cidadáns non poden escoller".

SIN RENDICIÓN POSIBLE. Sin embargo, pese a las presiones que dicen recibir desde la Administración autonómica, garantizan que seguirán en la brecha "ata que a Xunta faga unha oferta asumible". Y es que, según el sindicalista, la estrategia del departamento que dirige Alfonso Rueda es "xogar a desmotivarnos, a desgastarnos e a intentar cansarnos para que baixemos os brazos, pero non van conseguir. Agora xa non podemos rendernos, non podemos. Estamos a facer un esforzo económico brutal, pero non podemos ceder máis".

Enrique Araújo reconoce, no obstante, que algunos compañeros han tenido que abandonar la huelga, "pero non por falta de convicción, senón por obrigas económicas". Y es que los recortes en las nóminas comienzan a ser bastante significativos, "e hai moita xente que depende só dese soldo para chegar a final de mes e non se pode permitir o luxo de estar tanto tempo sen cobrar".

SEGUIMIENTO. En cualquier caso, los sindicatos se sienten especialmente orgullosos del respaldo que la protesta está teniendo entre sus compañeros. Según los datos que manejan los convocantes, la incidencia a día de hoy en Pontevedra ronda el 87%, una de las más elevadas de Galicia desde que el 7 de febrero comenzó la huelga.

En otros juzgados, como en los de Marín, el seguimiento continúa siendo del 100%, como el primer día.

Los funcionarios de Xustiza se manifiestan en Pontevedra