sábado. 27.11.2021 |
El tiempo
sábado. 27.11.2021
El tiempo

"Fundamos la UMD para poder seguir mirándonos al espejo sin vergüenza"

Xosé Fortes y Bernardo Sartier, durante la charla
Xosé Fortes y Bernardo Sartier, durante la charla
El historiador y militar Xosé Fortes protagonizó una nueva cita de Conversas na Uvi entrevistado por Bernardo Sartier

Fue el 29 de julio de 1975, cuando todavía no habían dado las seis de la mañana. La conversación entre el columnista Bernardo Sartier y Xosé Fortes comenzó con la fecha en la que detuvieron al pontevedrés por haber sido uno de los fundadores de la Unión Militar Democrática (UMD) en 1974.

"No podíamos hacer lo mismo que en Portugal, el gatillo en España era muy peligroso y habría muerto gente"

En la charla, enmarcada en el ciclo organizado por Diario de Pontevedra y la Universidad de Vigo Conversas na UVI, el historiador y militar habló de su detención y de los motivos que lo llevaron a dar un paso al frente para "mojar la pólvora del ejército franquista". La cita tuvo lugar este martes, 25 de abril, cuando se conmemoraba la Revolución de los Claveles impulsada por el ejército portugués para derrocar a la dictadura. "Nosotros no podíamos hacer lo mismo, el gatillo en España era muy peligroso y habría muerto mucha gente".

La estrategia era poner nerviosos a los a los altos mandos del ejército evidenciando que los oficiales no apoyarían un hipotético golpe de Estado. Era un momento clave en el que comenzaba a hablarse de democracia y Xosé Fortes, capitán de infantería por aquel entonces, con 40 años y cinco hijos, tenía que decidir si apoyar la dictadura o no. Escogió la segunda opción y fundó, junto a otros, la UMD. "No era ninguna temeridad. Tomamos aquella decisión para poder seguir mirándonos al espejo sin sentir vergüenza".

"Quisieron liquidarnos (a la cúpula de la UMD) y fingir que había sido un atentado o que nos fueron a detener y nos resistimos"

Sin embargo, Fortes reconoció que temió por su vida. De hecho, sabe que hubo reuniones entre altos mandos del ejército en las que se estudió la posibilidad de liquidar a quienes pretendían instaurar un sistema democrático en el ejército. "La intención era fingir que había sido un atentado de ETA o que nos fueron a detener y nos resistimos", explicó Fortes, que contó que Milans del Bosch decidió consultarlo con un jurista antes de llevar el plan a cabo, lo que le salvó la vida. "El jurista les dijo que eso era una cafrada y que al final todo acaba sabiéndose. Podría haber consultado a un jurista también antes del golpe del 23F", bromeó.

El paso por la cárcel fue duro. Con su mujer a cientos de kilómetros, Xosé Fortes incluso estuvo en huelga de hambre para que le dejaran hablar con ella por teléfono. La economía familiar se resintió y tuvo que vender una casa que había comprado en Santiago. "Fui al notario dos veces, una para darle derechos a mi mujer para que hiciese todos los trámites necesarios mientras yo estaba en la cárcel y otra para vender la casa", contó Fortes de los días anteriores a que tuviese lugar su arresto.

El historiador repasó también algunos encuentros con políticos como Mariano Rajoy o Carme Chacón en su conversación con Bernardo Sartier. También habló de José Bono, que lo defendió cuando lo detuvieron por conspiración para la rebelión. La prueba del delito: una circular del Colegio de Licenciados escrita en gallego. "Ese era para ellos el documento que probaba mi conexión con el ejército que se había sublevado en Portugal porque, según ellos, estaba escrito en portugués", rio.

"Fundamos la UMD para poder seguir mirándonos al espejo sin vergüenza"
Comentarios
ç