domingo. 29.03.2020 |
El tiempo
domingo. 29.03.2020
El tiempo

El futuro pasa por la venta a granel

Natalia atiende a una clienta en su negocio do paseo de Colón. GONZALO GARCÍA
Natalia atiende a una clienta en su negocio do paseo de Colón. GONZALO GARCÍA

Reducir el consumo de plásticos de un solo uso va ligado a la apuesta por productos más saludables, a veces ecológicos, que redundan en el bienestar de las personas y del propio planeta

Cuando el planeta Tierra lanza un SOS llega la hora de emprender acciones encaminadas a frenar la degradación del medio ambiente y una de ellas pasa por la drástica reducción de los plásticos de un solo uso. Es aquí donde destaca el regreso de un sistema que era lo más habitual no hace tantas décadas: la venta de productos a granel.

Se trata de un opción que cada vez tiene más adeptos en el sector de la alimentación, pero que poco a poco se va incorporando también a otro tipo de productos, como los de limpieza e higiene personal. Es el caso de Saponina, un negocio que dirige Natalia Piñón Penela desde el verano de 2017 en el paseo de Colón. "En Galicia este tipo de negocios estanse a dar a coñecer nestes ultimos meses", apunta, aunque sí hay tiendas o herbolarios que combinan diferentes opcións de mercado a granel.

"O principal obxectivo é reutilizar os envases –explica–. Compras a cantidade que queres e pagas o xusto". Natalia resume rápidamente la oferta de su negocio: "Son cousas que facemos na casa: limpamos os pratos, a roupa e a casa e aseámonos. Temos produtos en pó, líquido, versións en pastillas... Para limpeza de louza a man ou a máquina. Na de roupa tamén: líquido, po, xamón natural escamado, pastillas. E suavizantes e branqueantes", apunta.

Asimismo ofrece opciones hipoalergénicas para "combinar o coidado do medio ambiente co coidado propio. Son produtos biodegradables entre o 90% e o 100% e non levan certos compoñentes tóxicos, como fosfatos, sulfatos ou parabenos na hixiene persoal, non levan níquel, aluminio nin fatalatos".

Saponina ofrece un centenar de referencias, las que se suman otros productos como pasta dental sólida, en pack de cartón; cepillos dentales de madera de bambú, "que son compostables e biodegradables", igual que los bastoncillos con algodón orgánico, así como las esponjas de luffa (de origen vegetal). Su público, "xente que, á parte de querer evitar plásticos dun só uso, quere evitar compoñentes de orixe animal".

"Non son moi baratos, porque non son produtos correntes, pero compiten perfectamente con grandes marcas", explica Natalia Piñón

Entre sus referencias figuran también jabones naturales sólidos y artesanales de una empresa de Ribadavia. "Intento apostar por produto o máis quilómetro cero que se poida. Son xabóns para corpo e cabelo. O certo é que se está volvendo ao. Non é unha moda, senón unha crecente tendencia". Están elaborados con caléndula, macadamia, manteca de carité, romero, limón... "Cousas de cultivo ecolóxico e máis naturais" que los productos que pueden encontrarse en cualquier droguería. Y al corte.

En general, apunta Natalia, son productos de bajo impacto medioambiental. "A maioría non ter certificación ecolóxica para non subirlles o prezo, porque o sello ten un custe sobre o produto. Pero a gran maioría si cumpre a condición".

Otra de las ventajas de este sistema es que el consumidor no está obligado a comprar una cantidad mínima exigida, por lo que es una forma cómoda para probar. "Por exemplo, collo 20 gramos para unha lavadora e vexo se me gusta, se non, se cambio de aroma...".

FUNCIONAMIENTO. La idea es que el propio cliente traiga su envase, aunque en Saponina los venden en caso necesario. "Para nós é fundamental para reducir o plástico. Xa se facía antes, cando se ía comprar ás tendas, cada un co seu tipo de envase, bolsas de papel, a cesta para os ovos... O plástico veu duns anos para acá".

Quien quiera llevar su propio envase, o incluso donarlos, debe llevarlo lavado por dentro. "Por fóra póñolle unha pegatina para identificar o produto que compraches nese momento, cos compoñentes, a descrición e a tara (o peso do envase baleiro). O primeiro que facemos é tarar o envase e descontamos ese peso do prezo". Aquí, apunta, no se aceptan envases de bebidas, como botellines, por cuestión de seguridad.

Entre la clientela hay de todo, "desde rapaces novos a señoras dunha idade, amos de casa, funcionarios.... Hai quen pensa que deterxentes a granel é algo industrial, pero é todo o contrario. Non tes obrigación de comprar unha cantidade como a que nos impoñen as marcas convencionais".

En cuanto a los precios, "non podo dicir que sexan baratos, porque non son produtos correntes", apunta. Pero "si compiten con grandes marcas e son perfectamente asequibles. Hai xente que me di que sae xenial de prezo. Por exemplo, un quilo de produto para lavar a louza a man custa 1,85 euros e comparando co Fairy está moi ben". El bolsillo lo agradece y el planeta todavía más.

El futuro pasa por la venta a granel
Comentarios