Galicia es la segunda autonomía con mayor tasa de exceso de peso de España

Seis de cada diez gallegos adultos presenta sobrepeso u obesidad, en cuya prevalencia influye que se tenga un menor nivel económico y educativo. Los niños están más en forma, aunque los pontevedreses arrojan los peores datos de la comunidad
Muchas personas engordan durante el verano. JARMALUK (Pixabay)
photo_camera Un hombre mide su perímetro abdominal. PIXABAY

A Galicia le sobran kilos. Seis de cada diez de sus adultos presentan algún tipo de exceso en la báscula, ya sea sobrepeso u obesidad. Son, en concreto, un 62%, la segunda mayor marca autonómica de todo el país, a apenas una décima de distancia del liderato que ostenta Extremadura. Con todo, los datos de la provincia de Pontevedra son ligeramente inferiores, del 60,5%. Y en cambio parece que los lucenses se toman muy a pecho el lema ... e para comer Lugo, ya que el 27,3% de sus mayores de edad padece obesidad, el porcentaje más alto de todo el país y con un liderazgo que también repiten en cuanto a la obesidad severa, la cual tiene el 9,4%.

Son estadísticas ofrecidas por el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III y la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) a través del estudio Ene-Covid, realizado en 2020 para determinar la seroprevalencia de infección por SARS-CoV-2 en el país pero que, además, recogió los datos antropométricos de 57.131 adultos.

Así pues, la información sobre el índice de masa corporal de todos estos encuestados reveló que los gallegos, por lo general, no están en su peso ideal. El 39,5% de los adultos muestra sobrepeso —solo rebasados por el 40% de los castellanoleoneses—, son obesos el 22,5% —una décima inferior a la tasa canaria y por detrás del 24% de Extremadura— y casi seis de cada diez presenta un caso grave de obesidad —la quinta mayor ratio, superada esta vez por Extremadura, Canarias, Castilla-La Mancha y Asturias—.

Los resultados autonómicos se explican por medio de los provinciales, ya que Ourense (40,7%), A Coruña (40,1%) y Lugo (39,5%) figuran entre las doce con más gente con sobrepeso. Los resultados pontevedreses son más ligeros, con un 38,4%. Aunque la provincia sí que entra entre las diez con mayor ratio de obesos, de un 22,2%. Justo por encima está A Coruña (22,5%) y la tabla sigue aumentando hasta el 27,3% que establece el liderazgo de Lugo.

Prevalencia de la obesidad entre la población adulta. EP
Prevalencia de la obesidad entre la población adulta. EP

En general, el exceso de peso afecta bastante más a los pontevedreses (68,1%) que a las pontevedresas (53,7%), si bien ellas padecen en mayor medida tanto la obesidad como la obesidad severa: arrojan porcentajes del 23,1% y el 6,3%, respectivamente, frente al 21,1% y el 4,4% que registran los hombres de la provincia.

La diferencia, pues, estriba en los casos de sobrepeso: los presenta el 47% de los pontevedreses y el 30,6% de las pontevedresas.

Los menores presentan mejores datos

Pero el estudio Ene-Covid también incluyó encuestas a 10.543 menores de toda España. En esta caso, los datos de Galicia están por debajo de la media, puesto que si uno de cada tres niños de entre 2 y 17 años en España tenía exceso de peso en 2020, en la comunidad eran el 23,9%. De este total, el 16,5% de los menores gallegos tiene sobrepeso y el 7,4% obesidad. En este último grupo, el promedio estatal ronda el 10%. Eso sí, vuelve a ser la quinta autonomía con mayor porcentaje de obesidad severa: la sufre el 4,3% de los niños de entre 6 y 17 años.

Con todo, Pontevedra es la provincia gallega con mayor obesidad infantil (8,3%), también en su modalidad más grave (1,9%).

En cambio, Galicia es la tercera con menos afectados por carencias de peso: el 9,7%. Solo hay menos en Asturias y Euskadi.

La renta y la educación, fundamentales

Los autores de la investigación señalan que, en términos generales, los resultados apuntan a que tanto en población infantil como adulta, el exceso de peso y la obesidad son mayores entre los hombres. Un menor nivel educativo, un menor nivel de renta, la discapacidad y la presencia en el hogar de personas con obesidad son factores otros relacionados con una mayor prevalencia. Y la educación y la renta parecen influir más sobre las niñas.

El precio se paga en esperanza de vida

El estudio del Carlos III cita además un informe de la OCDE que calcula que hasta 2050 la obesidad y sus enfermedades relacionadas provocarán la muerte de 92 millones de personas en los países que, como España, forman parte del organismo, y que reducirá la esperanza de vida en unos 3 años. Precisa que estos países gastan sobre un 8,4% de su presupuesto sanitario en tratar estas dolencias asociadas, "como la diabetes, el cáncer y las enfermedades cardiovasculares".

Avisa además de que el exceso de kilos afecta a la productividad, hasta el punto de traducirse en una reducción del PIB en torno a un 3,3%, y que, en la UE, las mujeres y los hombres en el grupo de ingresos más bajos son, respectivamente, un 70% y un 30% más propensos a ser obesos, lo que consolida la desigualdad.

Comentarios