domingo. 29.11.2020 |
El tiempo
domingo. 29.11.2020
El tiempo

Pontevedreses en Madrid tras el confinamiento: "Despois disto cambio de vida, seguro"

Estela Chaves Falcón, con Madrid de fondo. DP
Estela Chaves Falcón, con Madrid de fondo. DP
Cuenta atrás para la apertura de fronteras en Madrid y dudas entre los y las gallegas afincadas en la capital. Las hay que regresarán ya, solo para descansar, pero también algunos que están valorando trasladarse y buscando casa

La nueva normalidad está a la vuelta de la esquina para la mayoría de las comunidades autónomas y, en especial para las urbes más castigadas por la pandemia. A partir de este domingo todo el país entra en la fase en la que la prevención para la propagación del virus depende principalmente de cada uno. Pero, ¿cómo viven estos instantes previos los y las gallegas que han pasado en Madrid los últimos tres meses?

La crisis sanitaria más dura de la historia reciente ha sido especialmente difícil de sobrellevar para quienes han sido criados en Galicia o en el rural, en cuya memoria han permanecido las estampas de sus lugares de origen durante los días del encierro. Después de esta experiencia hay quien se plantea seguir adelante con normalidad y confiando en que no se repetirá un capítulo tan grave y en que estamos preparados para responder y hay quien, por el contrario, está deseando reorganizar sus prioridades y volver a Galicia. En el término intermedio quedan historias como la de Estela Chaves, su aventura en Madrid acababa de empezar cuando se vio truncada y la crisis la dejó encerrada en un piso interior y sin empleo. Atrás quedan los días de tener que protegerse los ojos al salir después de estar varias jornadas sin ver el sol o la incertidumbre de saber si había contraído el virus. Lo que todas harán será volver pronto para disfrutar de un paréntesis de descanso y ver a los suyos.


Estela Chaves Falcón (Fisioterapeuta de Cambados que pasó el confinamiento en la zona de Moncloa)

"Mañá mesmo volvo, pero, tras un respiro, seguirei probando"

LaestelaPrácticamente acababa de aterrizar en Madrid. La cambadesa Estela Chaves había reunido sus ahorros para probar suerte en la capital y llevaba tres meses de trabajo como fisioterapeuta y realizando un máster cuando se declaró la crisis. "Ao ser un sector no que hai contacto directo co paciente, mandáronnos para casa inmediatamente e, a verdade, os primeiros días, con moitos nervios", explica.

Tras tres meses pasando los rigores del confinamiento en la zona de Moncloa, una de las más céntricas, y en un piso interior, reconoce que la salida de la pandemia no está siendo todo lo buena que esperaba. "Esta semana xa nos dixo a empresa que pecha definitivamente. Este sector é moi complicado e as clínicas non poden soportar o peso dos alugueres. Vai demandarse máis o sistema das visitas a domicilio".

Tras tantas semanas sin salir de casa, reconoce que está deseando volver. "Todo isto en Cambados, nunha casa con xardín, seguro que sería máis levadeiro, pero Madrid é un búnker".

Si puede, Estela emprenderá el regreso el domingo. "Pero en casa da familia, en Cambados, estarei nuha habitación un tempo, illada», explica. ¿Que si volverá a Madrid después de lo vivido? "Pois non o sei, pero teño a impresión de que si. Despois do respiro, creo que seguirei probando sorte, xa que a miña parella está aquí e el ten traballo. Ademais, por todo isto non me deu tempo a vivir a experiencia de estar en Madrid".


Paula Barros (Gestora de contenidos web en Fnac, afincada en Móstoles)

"O xoves, se podo, faremos unha escapada: levo seis meses sen ver á familia"

Paula Barros. DPNacida en San Xurxo de Sacos, Cerdedo-Cotobade y muy amante de su tierra, Paula Barros Barros reconoce que la etapa que acaban de cerrar no se puede considerar la mejor de sus últimos diez años en Madrid. Ella esperará unos días para volver a Pontevedra, pero no muchos. "O xoves, se podo teletraballar, faremos unha escapada de fin de semana. Con todo, levo seis meses sen ver á familia, que estivo moi preocupada, e están desexando ver á neta. Houbo moita videochamada, pero non é o mesmo".

Verse sí, pero tocarse, poco, porque Paula, con una hermana sanitaria en Pontevedra y personas de riesgo en la familia, tiene claro que el respeto por las normas es importante a partir de ahora.

Su primera etapa en el confinamiento la recuerda con nervios y miedo, sobre todo por la familia, pero también "polo que saía nos medios". Ahora se reconoce "algo frustrada con iso da madrileñofobia. Como nos din que non podemos saír? Os que nacimos en Galicia ou os que queren facer unhas vacacións e afastarse un pouco de todo isto, aquí foi moita a xente que foi responsable e que o segue sendo: sería moi inxusto", recalca.


Marisol Gómez Figueiras (Trabaja en una editorial y reside en Pinto)

"En canto resolvamos a parte persoal pedirei un traslado"

Marisol Gómez. DP"O meu home é de Madrid, pero a el gústalle máis Galicia que a min. En canto resolvamos a parte persoal, penso que valorarei pedir un traslado na empresa e irei para aí". Así de rápido resume la estradense Marisol Gómez su postura después de haber vivido esta etapa en Madrid. Ni tener terraza, poder teletrabajar o estar en Pinto, que no es una de las zonas más masificadas, parecen mitigar en su mente el efecto de estos tres meses.

"Foron fatales. De feito, para agosto xa reservei unha casa en Rianxo: 5.000 metros de terreo e piscina para non ir á praia. E tamén estivemos vendo casas para comprar polo Sur da provincia, porque, no caso de que me vaia, non quero máis pisos. Xa che digo que todo isto cambiou moito como vemos as cousas", relata.

Su pareja ha tenido que pasar la covid-19 en el piso , con seguimiento telefónico, y ella desconoce si ha tenido la enfermedad. "Hoxe fixéronme un PCR, pero nunca tiven síntomas", relata.

Para ella ha sido duro pasar por la etapa del encierro, "pero mesmo agora que·se pode saír non hai zonas nin camiños onde poidas andar sen atopar moita xente, co cal sempre hai nervios".

Marisol afirma que "ata se nota que a xente está algo desquiciada de estar tanto tempo pechada e que precisan un descanso". A su vez, el temor a un rebrote es otro de los elementos que más preocupa sus amigos madrileños y que hacen que cada vez le apetezca más volver a Galicia.

Pontevedreses en Madrid tras el confinamiento: "Despois disto...
Comentarios