sábado. 30.05.2020 |
El tiempo
sábado. 30.05.2020
El tiempo

Los gastos de las rebajas retrasan el regreso a los gimnasios hasta febrero

Dos personas entrenando en uno de los gimnasios de la ciudad. OLGA FERNÁNDEZ
Dos personas entrenando en uno de los gimnasios de la ciudad. OLGA FERNÁNDEZ

Los pontevedreses evitan hasta el próximo mes el pago extra de centros de entrenamiento

La Navidad y la campaña de rebajas que comenzó anteayer han hecho mella en la economía familiar. Son muchos los gastos que acarrean las compras de Papá Noel y Reyes, además de la organización de las opíparas comidas y cenas propias de esta época del año y que nos hecho engordar algunos kilos. Y es por esa falta de presupuesto por lo que muchas personas han decidido esperar al mes de febrero para apuntarse al gimnasio y comenzar a eliminar el sobrepeso ganado.

Con todo, los centros de actividad física de la ciudad recibieron ayer más visitas que de costumbre de personas interesadas en obtener información sobre los precios y los horarios. Otras, para volver a darse de alta después de haber dejado de visitar el gimnasio durante las fiestas navideñas.

"Mucha gente tiene remordimiento de conciencia por haberse dejado llevar por los completísimos menús y quieren volver a empezar a ponerse en forma", explica José Esteban Cid Martínez, propietario del gimnasio Gimsport situado en San Antoniño. Calcula que el incremento en el número de usuarios en enero y febrero oscila entre el 15 y el 20%, en su mayoría personas que ya habían estado en este centro de adiestramiento.

"Venir al gimnasio en enero es un gasto extra que muchas personas quieren evitar. La experiencia nos indica que hasta el mes de marzo el goteo de usuarios va a ser constante", subraya José Esteban Cid Martínez. Añade que es a partir del mes de julio cuando comienza a disminuir el número de personas que visitan el gimnasio, "porque la gente quiere disfrutar lo máximo posible del verano, que en esta tierra es muy corto. Ir al gimnasio se les hace cuesta arriba".

Según el gerente de Gimsport, el perfil del usuario es el de una persona entre los 35 y 40 años que disponen de tiempo para practicar deporte y cuentan con unos ingresos que les permite afrontar el gasto mensual del gimnasio. "Me gustaría que hubiera gente más joven", subraya.

LISTA DE ESPERA. El gimnasio Supera 24 Horas Fitness, situado en la calle Blanco Porto, espera tener nuevas solicitudes de alta (que irán a engrosar una lista de espera) a partir de la "segunda o tercera semana de enero y febrero", según explica su gerente, Pablo Caamaño. "El regreso al cole, las rebajas y la devolución o cambio de los regalos de Reyes hace que mucha gente aplace el regreso al gimnasio".

El centro deportivo Supera 24 Horas Fitness no registró bajas durante las Navidades, aunque sí se produjo una disminución en la afluencia de usuarios. "Alguna gente que venía de lunes a viernes ha venido tres o dos días, pero no deja el gimnasio".

Pablo Caamaño indica que a partir del puente de la Constitución fue cuando comenzó a notarse una disminución en la asiduidad con la que los clientes acuden a las instalaciones deportivas. "Ha sido a partir del inicio de las cenas de empresa y comidas de Navidad. Además, las vacaciones de los escolares les quitó tiempo a muchas personas que acudían al gimnasio y que ahora, con el regreso de los pequeños al aula, volverán a hacer ejercicio".

Las personas que acuden al gimnasio Supera 24 Horas Fitness tienen diferentes edades. Muchas son personas de edad avanzada a las que el médico les aconseja hacer ejercicio. "Si la gente practicara más deporte se ahorraría mucho dinero en medicación contra el colesterol y la hipertensión", comenta Pablo Caamaño. Además, precisa que la mayor afluencia se registra por la tarde, "que es cuando la gente dispone de más tiempo porque por la mañana trabaja o estudia".

"La gente que va al gimnasio tiene que sacarse de la cabeza la falsa idea de que en dos meses va a adelgazar. En el gimnasio solo se hace el 20% del trabajo necesario para conseguirlo, ya que el resto lo tiene que afrontar al salir por la puerta y que depende del ritmo de vida y la alimentación".

EXALTA. En el caso del gimnasio Exalta, situado en la avenida de Lugo, la mitad de los usuarios que han decidido apuntarse después de Reyes son personas que habían dejado de ir a este centro en Navidad, mientras que el 50% restante acuden por primera vez. "Quieren empezar a ponerse en forma, uno de los propósitos más comunes en el inicio de año", explica Borja Figueira, propietario del centro deportivo.

"Febrero es el mes del año en el que registramos un mayor número de altas, con un incremento de entre un 20 y un 25% de socios respecto a diciembre. Por contra -añade-, agosto es el mes en el que se producen más bajas porque la gente alarga hasta septiembre y octubre el regreso a la rutina del gimnasio".

Los usuarios de Exalta son mujeres en edades comprendidas entre los 30 y 40 años, mientras que las de los hombres que hacen ejercicio en estas instalaciones tienen entre 30 y 35 años. "Echamos de menos a los jóvenes, que deberían practicar más deporte para tener un futuro saludable", apostilla Borja Figueira.

Crossfit, el método de entrenamiento preferido

Los gimnasios de Pontevedra tienen en su oferta de actividades diferentes métodos de entrenamiento, aunque el preferido es el crossfit (o cross-fitness), una técnica deportiva que encadena diferentes ejercicios físicos de forma intensa, sin tiempo y sin pausa. El principio de este tipo de ejercicio es el de entrenar el cuerpo ejerciendo diferentes disciplinas a la vez, tales como la halterofilia, el atletismo, la gimnasia y, sobre todo, la resistencia.

"Es un entrenamiento que estuvo más de moda hace algún tiempo pero que sigue siendo el más demandado tanto por hombres como por mujeres", señala Borja Figueira, del centro Exalta.

 

Los gastos de las rebajas retrasan el regreso a los gimnasios hasta...
Comentarios