La gastronomía portuguesa se asienta en la capital de la provincia

Varios empresarios del país luso han apostado en los últimos años por abrir sus negocios de hostelería y repostería en Pontevedra
Uno de los platos que se sirven en el Impar Restaurante de Pontevedra. GONZALO GARCÍA
photo_camera Uno de los platos que se sirven en el Impar Restaurante de Pontevedra. GONZALO GARCÍA

En pleno 2020, tras el confinamiento, abría en Pontevedra el negocio Natas D'Ouro. El establecimiento, especializado en el tradicional pastel de nata portugués, apostaba por la ciudad del Lérez para iniciar su expansión internacional, abriendo así en la Boa Vila, el 29 de junio de ese año, su primera tienda en España.

"Pontevedra es una ciudad cercana de Braga, la central de la empresa en Portugal, lo que nos permite ofrecer un seguimiento cómodo a este nuevo punto de venta", explicaban los fundadores del negocio.

La acogida del local, ubicado en la calle Peregrina, en pleno centro de la ciudad y en un lugar estratégico por donde pasa el Camino de Santiago, fue "espectacular" desde el primer momento, y tanto a los pontevedreses como a los turistas que visitaban por aquel entonces la ciudad les encandilaron con la variedad de distintos sabores y formas de este típico postre portugués.

Con esta apertura se demostró la buena aceptación que tiene la gastronomía portuguesa en la comarca, lo que sirvió a otros empresarios de ejemplo a la hora de buscar una localización en Galicia para impulsar sus negocios.

Un restaurante de fusión internacional en pleno centro

Uno de los empresarios portugueses que apostó recientemente por la ciudad del Lérez fue Carlos Pedro Pedrosa Rodrigues Augusto, que abrió el 2 de junio del año pasado el Impar Restaurante en la calle Princesa.

Después de más de 20 años de experiencia como cocinero y después de haber trabajado en un Estrella Michelín y haber impulsado su propio negocio en Lisboa, el portugués decidió apostar por la Boa Vila.

"Mi mujer tiene doble nacionalidad, gallega y portuguesa, y teníamos una casa de vacaciones cerca de Ponte Caldelas y Pontevedra siempre me había parecido una ciudad muy bonita. Cuando se quedó embarazada, decidí cambiar mi proyecto de vida por Pontevedra y abrir aquí mi propio negocio", explica el hostelero, procedente de Lisboa.

Lo que más le atrajo de la capital de la provincia, reconoce, "fue su calidad de vida y que al ser pequeña, es muy tranquila, que era lo que estaba buscando para criar a mi hija".

Es verdad, añade Pedrosa, "que no es una ciudad con el mismo movimiento que Barcelona o Lisboa, pero también tiene su encanto".

El empresario portugués apostó desde el primer momento por una cocina de fusión. "En el restaurante ofrecemos una fusión internacional, con "input" de alta cocina pero con precios asequibles a todo el mundo".

Entre los platos de Impar Restaurante se encuentra, como no podía ser de otra forma, el famoso bacalao, aunque lo elaboran "con cinco recetas distintas". En la carta también se incluyen platos gallegos, como el pulpo (al estilo portugués) y una gran variedad de tapas.

"Aunque sea un negocio portugués, quisimos adaptarnos a este país y no nos gusta que nos vean solo como un restaurante porque también ofrecemos muchas tapas. Sabemos que aquí se lleva mucho el "tapeo" y quisimos apostar por él", afirma el hostelero.

Lo más curioso entre la relación de la gastronomía portuguesa y la gallega, apunta Pedrosa, "es que cocinamos prácticamente con los mismos ingredientes, lo único que cambia es la forma de prepararlos".

El hostelero está "agradecido" con la gran acogida que tuvo desde el primer momento en la ciudad del Lérez y recuerda que lo importante es "dar la mano a Galicia" y fusionar ambas cocinas. "Los gallegos van mucho a Portugal a comer bacalao, y ahora tienen la oportunidad de degustarlo también aquí", señala.

"Estuvimos buscando otras opciones en Galicia pero nos enamoramos de Pontevedra"

La última incorporación a esta lista de portugueses que apostaron por la capital de la provincia para emprender en el sector hostelero fueron los dueños del restaurante Emma's Cozinha Portuguesa, que está ubicado en la calle Almirante Matos. Una pareja procedente de O Porto que tenía un restaurante en Pombal, una ciudad portuguesa que pertenece al distrito de Leiría.

Tras cinco años de actividad de este negocio, los empresarios decidieron cerrar sus puertas y trasladarse a la Boa Vila. Su apertura se produjo hace tan solo tres semanas.

Dueños del negocio Emma's Cozinha Portuguesa. GONZALO GARCÍA
Dueños del negocio Emma's Cozinha Portuguesa. GONZALO GARCÍA

"Nosotros teníamos un restaurante en Portugal y allí teníamos a muchísimos clientes que venían desde Galicia a comer y a cenar. Durante mucho tiempo, la gente nos pedía que abriésemos un espacio en Galicia así que estuvimos buscando otras alternativas en esta comunidad pero finalmente nos enamoramos de Pontevedra", explica la copropietaria, Linda Ramos.

"Fuimos a Vigo, a Coruña, a Vilagarcía... a ver establecimientos, pero a mi mujer le encantó esta ciudad", afirma, por su parte, el dueño.

Y ¿qué es lo que les encandiló de esta ciudad? "Todo. La ciudad, las personas, lo educada que es la gente...La verdad es que no dudamos en que esta tenía que ser la ciudad para abrir", reconocen los hosteleros.

En este restaurante también ofrecen una mezcla entre la gastronomía portuguesa y la gallega, aunque el plato estrella "es sin duda el bacalao". "A la gente de aquí les encanta", asegura Ramos.

En su carta también se encuentra la popular francesinha, el famoso sándwich, típico de la zona de O Porto, con carne de cerdo y lonchas de queso.

"También trabajamos con producto de aquí, de hecho la ternera que tenemos es gallega", señala la empresaria.

Todos estos negocios son la clara demostración de que la fusión entre la gastronomía portuguesa y la gallega funciona y no deja indiferente a quien se atreve a probarla.

Comentarios