La gerencia anuncia 18 nuevos médicos para centros de salud de Pontevedra y O Salnés

Los nuevos fichajes prestarán servicio en Pontevedra, Vilaboa, Moraña, Cambados, Ribadumia, Marín, O Grove, Ponte Caldelas, Sanxenxo y Vilagarcía ►Otros tres llegarán próximamente
Vecinos de O Grove se volvieron a manifestar este viernes en A Toxa por la situación de la asistencia sanitaria. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
photo_camera Vecinos de O Grove se volvieron a manifestar este viernes en A Toxa por la situación de la asistencia sanitaria. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

El área sanitaria Pontevedra y O Salnés contará con 18 nuevos médicos especialistas de Atención Primaria provenientes de la Oferta Pública de Emprego realizada por la Xunta de Galicia. Según anunció este viernes la gerencia, estos facultativos "xa elexiron prestar servizo en centros de saúde" del área después de participar en el acto de adjudicación de plazas que se llevó a cabo el pasado jueves en la Consellería de Sanidade, en Santiago.

Concretamente, especifican fuentes del área pontevedresa, tres médicos se incorporarán al ambulatorio Virxe Peregrina y los otros dos que completan el refuerzo de la capital prestarán servicio en los centros de salud de A Parda y Lérez. Los demás se incorporarán en Vilaboa, Moraña, Cambados (dos plazas y otra más que se prevé cubrir en la convocatoria fijada para dentro de unas semanas), Ribadumia, Marín (dos plazas), O Grove (también en un futuro próximo), Sanxenxo (en Baltar) y en el centro de salud de San Roque, en Vilagarcía. En este serán cuatro: tres inmediatas y otra en "vindeiras semanas".

Mediante esta Oferta Pública de Emprego –cuyo proceso de selección se llevó a cabo a través del sistema de concurso de méritos– Galicia "converteuse na primeira comunidade en adoptar este sistema selectivo para incorporar médicos", subraya el Sergas.

El objetivo de la convocatoria era "paliar o déficit de facultativos na Atención Primaria e dar resposta axeitada ás necesidades deste nivel, garantindo a continuidade asistencial con criterios de calidade" y teniendo en cuenta, subraya en el comunicado, "as dificultades excepcionais relacionadas coa escaseza de profesionais médicos de familia".

También se hizo, añade, para "dar cumprimento ás actuacións previstas no Plan Galego de Atención Primaria 2019-2021 e á necesidade de establecer melloras na prestación asistencial e na ordenación dos recursos humanos dos equipos de Atención Primaria".

En esta Oferta Pública de Emprego también participaron los Médicos Internos Residentes (MIR) en su último año de formación en la especialidad de Medicina Familiar e Comunitaria.

91 DE 106. Entre las características de las nuevas plazas, la gerencia pontevedresa destaca "o factor integrador e global da prestación dos servizos", pues estos facultativos "complementarán a súa atención sanitaria nos centros de saúde coa dos Puntos de Atención Continuada (PAC) de Pontevedra e O Salnés", donde estas nuevas plazas llevan aparejada una media de dos guardias al mes.

Tras el acto de recepción celebrado el jueves se informó que se habían cubierto 91 de las 106 plazas convocadas en este proceso. El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, dio la bienvenida a los faculativos que se incorporarán a sus centros de salud "ao longo do próximo mes e que reforzarán as gardas dos PAC". De este modo, proporcionarán "unha atención sanitaria estable e de calidade a todos os cidadáns de concellos que levaban tempo sen médico fixo", explicó la Consellería.

A Toxa. La ciudadanía repite protesta
A Toxa volvió a acoger ayer una protesta por la situación de asistencia sanitaria en O Grove que mantuvo cortado durante largo tiempo el puente que lleva a la isla. Portavoces de esta manifestación lamentan, en declaraciones a Efe, el haber pasado de diez médicos y dos pediatras a "cero pediatras" y "uno, dos, tres médicos o a veces ninguno", con existencia de jornadas en las que solamente atienden urgencias.

Asimismo, recriminaron que para temas que debían ser atendidos en el propio municipio, se les derive al hospital Montecelo, en Pontevedra, e indicaron que este es un problema común en las villas que están lejos de ciudades porque, a su entender, las autoridades no han sabido prever las jubilaciones de facultativos que iba a haber. Piden soluciones "y no parches".

Comentarios