martes. 30.11.2021 |
El tiempo
martes. 30.11.2021
El tiempo

Pros y contras de la futura Ley de Protección Animal

Una familia pasea a uno de los perros de Os Palleiros. RAFA FARIÑA
Una familia pasea a uno de los perros de Os Palleiros. RAFA FARIÑA
La norma obligará a los dueños a superar un curso antes de tener un peludo ► Se elimina también la lista de los PPP y se prohíbe el sacrificio de mascotas por motivos económicos o de comportamiento

Diversidad de opiniones ante el anteproyecto de la Ley de Protección Animal. Una norma que se está tramitando en las Cortes y que fue presentada con motivo del Día Internacional de los Animales.

El objetivo de este documento no es otro que "alcanzar el máximo nivel de protección de los animales, fundamentalmente de aquellos de compañía y de los que se encuentran bajo la responsabilidad de las personas". Y para ello, los animales dejarán de ser considerados como cosas o bienes inmuebles y pasarán a ser seres sintientes.

Un ejemplo de esto último es que, por ejemplo, en casos de divorcio, los animales tendrán los mismos derechos que las personas y deberá ser un juez el que decida sobre las custodias, régimen de visitas y manutención.

Pero esta no es la única novedad de esta nueva ley. Una de las obligaciones que más malestar ha despertado entre la ciudadanía es que, una vez se apruebe este proyecto, los dueños tendrán que hacer un curso formativo antes de adoptar un perro, aunque aún se desconoce su contenido y su duración. Además, no se venderán animales en tiendas y se deberán castrar a los animales que normalmente vivan en espacios abiertos.

En la propuesta ministerial se incluyen 89 artículos y 17 disposiciones, así como también una serie de sanciones. Por ejemplo, matar un animal de forma intencionada o causarle secuelas permanentes y graves estará sancionado con una multa entre los 100.000 y los 600.000 euros.

La nueva norma estatal excluye a los animales empleados en espectáculos taurinos y los utilizados para fines científicos

Es importante resaltar que esta norma excluye a los animales empleados en espectáculos taurinos y los usados en experimentación y otros fines científicos.

OTRAS NORMAS. Además de la obligatoriedad de realizar un curso formativo para tener un perro y de incrementar las penas para quien abandone a un animal, existen otra serie de obligaciones y prohibiciones en este anteproyecto.

Una de ellas es que los particulares no podrán tener más de cinco animales en su hogar y, quienes lo hagan, deberán registrarse como núcleos zoológicos (también se incluyen los perros de caza). En este sentido, en el caso de que un particular cuente con cinco o más mascotas cuando se apruebe la norma, no estará fuera de la ley pero no podrá adquirir más.

Por otro lado, quedará prohibido dejar sin supervisión a cualquier animal de compañía durante tres días consecutivos. Un plazo que se reduce a 24 horas en el caso de los perros.

Quedará prohibido dejar sin supervisión a cualquier animal durante tres días consecutivos y durante 24 horas en el caso de los perros

Otro de los objetivos de este proyecto es conseguir el "sacrificio 0". Es decir, el sacrificio de animales sólo se permitirá en excepciones vinculadas a situaciones eutanásicas. No se podrá, por ejemplo, sacrificar a un animal por cuestiones económicas o porque tenga un mal comportamiento.

La ley regulará también romerías, cabalgatas y otros actos en los que participan animales, prohibirá la utilización de animales salvajes en circos, así como también la venta de animales mediante intermediarios.

Además, esta nueva norma elimina la lista de Perros Potencialmente Peligrosos en España. Una lista en la que estaban incluidas, entre otras razas, los Rottweiler, los Pit bull terrier, los Boxer o los Staffordshire bull terrier.

Por último, cabe destacar también la prohibición de la compra de los animales en tienda, la regulación de las colonias felinas, la prohibición de la cría de animales usados para la peletería, la regulación de los santuarios de animales o la prohibición del tiro al pichón o las peleas de gallos, así como también la esterilización generalizada de las mascotas.

En cuanto a los plazos para que la nueva norma entre en vigor, se prevé que la nueva Ley de Protección Animal llegue en noviembre al Consejo de Ministros. El Ejecutivo espera que esté en vigor antes de 2023.

Cazadores
"Esta ley es la mayor agresión al mundo rural"
La Federación Galega de Caza de Pontevedra "defiende el bienestar animal y, por supuesto, condenamos el maltrato", pero se sitúa completamente en contra de la nueva Ley de Protección Animal.

En este sentido, el presidente del colectivo, Francisco Couselo Castiñeira, asegura que "esta ley es la mayor agresión al mundo rural, a sus gentes y a todos los colectivos relacionados con él. "Y no solo al mundo rural, más bien a toda persona que tenga animales de compañía y vivan en las ciudades".

En la Federación de Caza creen que "elevar a los animales a la categoría de humanos es algo contranatural".

En cuanto al curso de formación, Couselo critica que desde el Gobierno "no digan los temas, quién lo impartirá y su precio".

Por otro lado, "la identificación de los animales seguirá siendo obligatoria, algo razonable", ahora bien, "atención al importe de las sanciones por no tenerlos identificados", afirma.

Castración
El presidente de la Federación de Caza habla también de la castración de los animales. "Tampoco será gratuito la obligación de castrarlos, aparte de que las consecuencias pueden ser más perjudiciales que beneficiosas para el animal, y no hablemos del precio de la alimentación para ello".

En cuanto a la prohibición de reproducirlos o de criar, "la mayoría de las veces se hacen cruces para tener descendientes de esa mascota que tanto cariño y admiración les tenemos, con esta ley, eso sería prácticamente imposible".

Como conclusión, Couselo afirma que "es una ley hecha por urbanitas, ignorando la vida y las gentes del medio rural".

Manifestaciones
"Entendemos que esta ley jamás llegará a entrar en vigor. Para ello tendremos que movilizarnos ante las autoridades competentes y nos manifestaremos para la próxima primavera en Madrid", confirmó el presidente.


VETERINARIOS. La nueva norma del Gobierno central ha despertado la inquietud de diversos colectivos. Es el caso de los veterinarios.

El presidente del Consello Galego y del Colegio de Veterinarios de Pontevedra, Luis Núñez, cree que esta nueva ley "no es necesaria", ya que en la actualidad "ya hay, a nivel autonómico, una normativa".

"No está mal cualquier ley que venga a proteger a los animales, pero esas leyes ya existen en las comunidades autónomas y esas competencias están transferidas a las comunidades", insiste Núñez.

En concreto, hay dos cuestiones que preocupan a los veterinarios: la esterilización de todos los animales y el curso de formación.

"La esterilización obligatoria no veo que se tenga que implantar. Nuestros animales tienen el derecho de la reproducción y el hecho de eliminarlo no tiene mucho sentido, no lo veo", afirma el presidente del Colegio de Veterinarios.

En cuanto al curso de formación, "me surgen muchas dudas porque a ver quién lo va a impartir, qué duración va a tener, qué temario, quién debe hacerlo...veo que se han metido a legislar sobre eso cuando no le veo la viabilidad a corto plazo".

En este sentido, Luis Núñez asegura que en la ley gallega (4/2017) ya se recogen una serie de circunstancias en las cuales los propietarios de más de cinco perros tienen que comunircárselo a la administración.

"La tenencia o posesión de más de cinco animales, mayores de tres meses, pertenecientes a la especie canina, estará sometida a la obligación de comunicación previa a la consejería competente en materia de protección animal", se explica en la norma.

Es por ello que el presidente del Consello Galego y del Colegio de Veterinarios de Pontevedra cree que tal vez "en esos casos, los dueños sí deberían tener un curso de formación".

VENTA DE ANIMALES. A la pregunta de "¿qué medidas echas en falta en esta nueva ley?", Luis Núñez asegura que se sentiría satisfecho si se cumpliesen las que ya están en vigor dentro de la normativa autonómica.

Un ejemplo es el artículo 13 de la Ley 4/2017 en la que se establece que "los centros de cría y de venta ubicados en Galicia que oferten la venta de animales tendrán que incluir en su publicidad o anuncio el número de inscripción el Reganuz", algo que, en la actualidad no se está cumpliendo.

"Tú entras ahora en internet y buscas compra de cachorros y no vas a encontrar ningún anuncio en el que aparezca esa información. Eso sería una garantía para el comprador y, la verdad, es que echo de menos que se cumpla lo que ya hay en vigor", afirma.

OBLIGACIONES. Además de todas las prohibiciones que se recogen en la nueva Ley de Protección Animal, hay también una serie de obligaciones que todos los dueños de animales deben cumplir.

Los propietarios deberán mantener a sus mascotas integradas en el núcleo familiar, en buen estado de limpieza e higiene. Además, los animales que, por razones de bienestar, tamaño o características de su especie, no puedan convivir en el núcleo familiar, deberán disponer de un alojamiento adecuado, con habitáculos acordes a sus dimensiones y que los protejan de las inclemencias del tiempo.

Por otro lado, los dueños de las mascotas deberán adoptar las medidas necesarias para evitar la reproducción incontrolada de los animales de compañía. De ahí la obligatoriedad de esterilizar a aquellos animales que se mantengan en el exterior de las viviendas o que puedan tener contacto con otras mascotas.

Además, en el caso de que en una misma vivienda haya animales de la misma especie y de distintos sexos, al menos todos los miembros de uno de los sexos deben estar esterilizados, excepto en el caso de criadores inscritos en el Registro Nacional de Criadores.

Por otro lado, en ningún momento se podrá dejar a un animal dentro de un vehículo cerrado, así como tampoco podrán permanecer atados ni deambular por espacios públicos sin la supervisión de una persona responsable.

Por último, se debe evitar que las mascotas depositen sus excrementos y orines en lugares de paso habitual de otras personas y se les debe facilitar los tratamientos veterinarios establecidos como obligatorios por las Administraciones Públicas.

Con estas medidas se demuestra que tener una mascota, conlleva una gran responsabilidad.

Os Palleiros
"Algunos puntos de esta ley eran muy necesarios"
Valoración muy positiva la que hacen desde la Protectora Os Palleiros sobre esta nueva ley.

"A mí todo lo que sea mejorar en derechos de los animales, me parece bien, pero además, algunos puntos de esta ley eran muy necesarios. Por ejemplo, que el animal no pueda estar atado, no pueda estar en un balcón o sin la compañía humana mucho tiempo", asegura la presidenta de la protectora, Gloria Cubas.

En cuanto a la obligatoriedad de superar un curso de formación para tener un perro, Gloria aplaude la decisión. "No todo el mundo está capacitado para tener un animal. Mucha gente se deja llevar por la estética del perro y no todo el mundo está capacitado para cuidar determinadas mascotas".

Perros peligrosos
Por otro lado, la presidenta de Os Palleiros cree que la eliminación de la lista de Perros Potencialmente Peligrosos "era muy necesaria". "No se puede juzgar a un animal por su apariencia, tiene que ser por el comportamiento del animal y eso es en base a la educación que tú le des, y eso afecta a todas las razas", afirma.

Por último, Gloria habla sobre las críticas que ha despertado esta nueva norma. "La gente que critica esta ley es porque quieren que sea a su conveniencia y de lo que se trata es de mirar por el bienestar de los animales. No es sano que, por ejemplo, un perro tenga que llevar un bozal cuando va por la calle. No es justo".

"Esperemos que se lleve a cabo y que se cumpla", concluye Cubas.

Pros y contras de la futura Ley de Protección Animal
Comentarios
ç