El Gobierno provincial lanza una línea de ayudas para garantizar el abastecimiento de agua

La subvención de la Deputación de Pontevedra está dirigida a los municipios de menos de 20.000 habitantes y asciende a tres millones de euros
Embalse de O Pontillón do Castro. DP
photo_camera Embalse de O Pontillón do Castro. DP

El Gobierno de la Deputación de Pontevedra presentó ayer una nueva línea de ayudas extraordinarias a los municipios de menos de 20.000 habitantes para que puedan actuar si la situación de sequía, que ya afecta a distintas zonas de la provincia, se prolonga en el tiempo y compromete el abastecimiento de agua doméstica.

La presidenta provincial, Carmela Silva, y el vicepresidente, César Mosquera, dieron detalles de esta iniciativa que estará dotada con 3 millones de euros y que estará destinada a los ayuntamientos, entidades locales o mancomunidades, que tienen la obligación de garantizar el suministro.

La Deputación de Pontevedra se convierte así en la primera administración provincial de Galicia en poner en marcha esta ayuda extraordinaria para la sequía y la más ambiciosa del Estado en cuanto a los recursos a movilizar. Carmela Silva adelantó que las bases de esta línea de ayudas se llevarán al Pleno de septiembre y destacó que con esta medida el gobierno provincial "anticípase ao que poida acontecer se seguimos nesta situación".

Por otro lado, la líder socialista también destacó que esta nueva subvención quiere diseñarse "da man dos alcaldes e alcaldesas". De hecho, la institución envió ayer una carta en la que se invita a los gobiernos locales a realizar aportes en función de las casuísticas que cada uno de ellos tenga, "e imos escoitalos, quedando claro que son axudas extraordinarias para situacións extraordinarias".

La presidenta provincial calificó esta iniciativa como "unha decisión novidosa, potente e con recursos moi por riba doutras administracións, amais de que temos moi ben pensado como vai ser o sistema. Esta administración volve ser un exemplo de atención aos concellos, que é a nosa obriga".

Por su parte, César Mosquera señaló que la Deputación se reafirma como "o concello dos concellos" en una situación de prealerta de sequía en la que algunos municipios ya han tenido que hacer restricciones. "Nin os concellos nin nós podemos facer as cousas de maneira ordinaria, con toda a burocracia que iso supón, porque as medidas aplicaríanse en febreiro e queremos que sexa xa". "O que ten que saber quen xestione a auga é que xa desde hoxe van ter o respaldo económico para pagar esas actuacións de emerxencia que teñan que facer agora. A mensaxe que queremos lanzar e que actúen, que subsanen xa os problemas, que teñen o respaldo da Deputación", afirmó el nacionalista.

Las bases de estas subvenciones se llevarán al Pleno de septiembre y se diseñarán "da man dos alcaldes e alcaldesas"

La cuantía máxima de la subvención será una cantidad fija de 10.000 euros para cada municipio, entidad o mancomunidad, más la cantidad que resulte de multiplicar por 5 el número de habitantes de la administración local que solicite la ayuda, "respondendo unha vez máis, dixo a presidenta, a un reparto equitativo co criterio obxectivo poboacional". En el caso de las Mancomunidades, será para actuaciones en municipios de menos de 20.000 habitantes y en el caso de acciones conjuntas para la parte proporcional según la población que corresponda a municipios de menos de 20.000.

ACTUACIONES. Las acciones que se subvencionan con esta línea de ayudas extraordinarias, que se concederán mediante concurso no competitivo, serán todas aquellas de emergencia encaminadas a garantizar el abastecimiento de agua a toda la población, ya sea cubierta por el sistema público o por soluciones particulares o colectivas distintas al sistema público, y podrán ser de gasto corriente o de inversión.

Entre ellos estarían el llenado de depósitos mediante cisternas, puntos de acceso mediante cisternas, eliminación de fugas puntuales en el sistema de recogida y distribución, nuevas captaciones de emergencia como pozos de barrena, conexiones específicas a otras redes de emergencia, limpieza de captaciones, campañas de información de consumo moderación, gastos derivados de bombeos extraordinarios y urgentes y otros similares.

No se financiarán obras de mejora general o ampliación de las redes actuales, que tendrían que tramitarse por los procedimientos ordinarios. En cualquier caso, la lista de actuaciones que serían subvencionables está abierta en función de las aportaciones que puedan realizar los ayuntamientos.